Eduardo Cruz Johnson: “Los que protestan en la calle son unos vándalos que lo único que quieren es hacer desorden”

por JONATHAN STEUERMANN, Periodista, U. Adolfo Ibáñez.

 

Eduardo fue uno de los principales rostros de los noticieros en los años 80 y buena parte de los 90. En paralelo, compraba y vendía dólares desde la mesa de dinero de prestigiosos bancos extranjeros, y luego se lanzó con una cadena de gimnasios y peluquerías. Su inicio en los medios de comunicación fue fortuito, luego de ganar la polla gol, lo entrevistaron en una radio, el director escuchó su voz y le ofreció leer las noticias. Luego compitió con alrededor 200 personas para quedarse con el puesto de conductor de noticias en TVN. Sin saber cuánto era 2 + 2, a punta de esfuerzo y trabajo llego a ser vicepresidente de la mesa de dinero de un banco internacional.

Este ex conductor de noticias fue bombero de la “Bomba España”, dónde pasó el mayor tiempo de su juventud, animando todos los eventos benéficos y era el único que manejaba la radio. Partió siendo voluntario a los 13 años, pero debido a que en esa época habían pocos bomberos, lo graduaron a los 15, dónde vivió una de las experiencias más impresionantes de su vida. Junto a sus compañeros de cuartel, fue a apagar el incendio a la moneda el 11 de septiembre de 1973.

El año 2005 fue el más difícil  en la vida de Cruz Johnson, se separó de su mujer y con ello trajo problemas económicos que lo dejaron literalmente viviendo en la calle.  Estuvo una semana en Capuchinos, donde según él cayó injustamente y se le daño su imagen en demasía.  Más encima se le diagnosticó diabetes y debido a su mal pasar económico llegó a calificar como indigente.

 

Cómo explicas que de ser un empresario bancario exitoso, conductor de noticias, dueño de peluquerías y gimnasios hayas caído en una debacle económica insostenible. ¿Hiciste malos negocios?

Muy simple. Lo que gatilló mi mal pasar económico, se debió única y exclusivamente a una cosa, mi separación matrimonial. Fue lejos lo peor que me ha pasado en la vida, yo soy muy sensible con mis sentimientos y el haberme separado me afectó mucho, en un momento perdí las ganas de vivir, de hecho tratamos de arreglar las cosas pero no pudimos seguir juntos.

¿La decisión la tomó tu esposa?

Si claro. Yo no quería separarme.

Tuviste la oportunidad de ir a Acapulco con tu esposa, producto de haber ganado el programa Vértigo, ¿Esa fue la última oportunidad que tuvieron para reconciliarse?

No alcanzamos a llegar. Cuando estábamos en policía internacional en Chile, me detuvo la policía porque tenía una orden de detención por giro doloso de cheques. Fui injustamente arrestado. Giro doloso de cheques, significa cuando tu pagas con cheque y no tiene fondo, pero técnicamente en Chile cuando tu das orden de no pago, porque te han robado, no se ha cumplido un contrato, está caduco, etc. También es giro doloso de cheque, lo que es injustísimo. Entonces cuando se publica en el diario “Cruz Johnson es  arrestado por giro doloso de cheques”, la gente piensa que cometiste una falta o que estafaste a alguien, y eso no es así, me estafaron a mí. Solo di una orden de no pago, a unas máquinas para mi gimnasio, porque estaban malas. Esto contribuyó al inicio de mi debacle en todo sentido.

¿Pensaste en quitarte la vida?

En un par de ocasiones si se me pasó por la cabeza.

¿Cómo es la relación actual con tu ex esposa?

Hoy en día me llevo bien con ella. Tenemos una relación súper buena, si es que ella tiene un problema me llama inmediatamente a mí y viceversa.

¿Volverías a estar con ella?

La verdad que no. Creo que es mejor que las cosas se queden como están.

¿Te casarías nuevamente?

No imposible, tendría que estar loco. Estoy muy feliz con mis hijos y no estoy para armar nuevamente otra familia. Me gusta vivir solo y que nadie me moleste, no tengo miedo de llegar a viejo y no tener una pareja, porque ahí voy a estar cuidando a mis nietos y voy a ser feliz.

Tuviste que sacar Carnet de indigente, ¿Cómo te lo tomaste, fue muy terrible?

Yo y mi familia lo tomamos con absoluta normalidad. Lo saqué en un momento en que había perdido mucho de peso, me sentía raro y necesitaba atención médica. Yo pensaba que era pena, y no, lo que tenía era diabetes. No tenía trabajo y necesitaba verme. Cuando fui a pedir el carnet, no me creían, pero le dije a la presidenta de la junta de vecinos, que ser indigente no significa ser pobre, significa no tener ingresos y en ese momento no tenía. Estuve así alrededor de dos años.

¿Cómo viviste al día a día en esos dos años?

Fue terrible. Tenía solo un auto y nada más, mi ropa estaba en un bolso y muchas veces dormí acostado en la parte trasera del auto. Me levantaba todos los días a buscar trabajo, sin un rumbo claro. Me despertaba a las siete de la mañana, caminaba y caminaba buscando algo que me diera ingresos.

Con la desesperación, ¿Estabas dispuesto a tener cualquier trabajo?

Sí, por supuesto. Se me pasó por la cabeza trabajar en lo que me pidieran. Si es que había un puesto vacante en una panadería, lo ocupaba sin lugar a dudas. Sin desmerecer ese trabajo ni mucho menos, sólo es para graficarte mi estado de angustia y desesperación. Esa oportunidad no se dio, pero por ejemplo me daban comisiones por vender cuadros y el resto del día caminaba cobrando plata, porque me debían mucha plata de antes, que de hecho no he podido recuperar por completo.

¿Aspiras a recuperar tu antigua nivel de vida?

No, quiero una vida normal, simple, y tener ahorros para cualquier eventualidad, sobre todo pensando en mis hijos. Lo  único que quiero es asegurarles los estudios. Ahora arriendo un departamento en Apoquindo con Cuarto Centenario, lo que me permite estar más cerca de ellos.

¿Te arrepientes de haber sido tan trabajólico?

Sí, por supuesto. No pasaba mucho en la casa, eso me pasó la cuenta en mi matrimonio y si tuviera que volver el tiempo atrás, hubiera optado por trabajar en la televisión o en el banco.

¿Qué lección sacas de todo lo que has vivido?

Que la perfección no existe, no todo en la vida es plata y que no siempre tengo la razón. La familia abarca todo lo que uno necesita en la vida y hay que entregarse al máximo a ella, porque cuando envejezca los recuerdos más lindos, van a venir de mi familia.

¿Qué fue lo que te motivó a entrar a 40 o 20?

Solo la plata.  De hecho antes de ir a ese Reality, yo ya estaba contratado en el que se hizo anteriormente “Año 0”, pero mi doctor no me dejó ir por mi diabetes. Tiempo después me llaman y me dicen que querían que participara en “40 o 20”, yo les dije que estaban locos, que no tenía nada que hacer ahí. Me ofrecieron 5 millones al mes, eché tres calzoncillos, tres pantalones un par de poleras al bolso y partí inmediatamente (Risas).

¿Tu participación en el reality, cambió tu opinión sobre la farándula?

Totalmente, no es tan mala como yo pensaba. Entendí que el único fin es entretener, aparte nunca pensé que esto iba a hacer una tan buena vitrina para darme a conocer como yo era. Nadie daba un peso por mí, y duré 5 meses y medio. Hasta el día de hoy, salgo a la calle y la gente me reconoce, me tira besos, me dice que estuve increíble, es realmente espectacular. Nunca me dijeron que diga o haga algo, es todo totalmente natural y real. Cada uno hacía su propio reality. Claro que había un par de payasos como Enzo Corsi o Uri Uri, que saben que esto es cámara y hacen su propio show.

Haz dicho públicamente que eres vanidoso pero, ¿Por qué te gusta tanto estar bronceado, tienes una obsesión?

Porque el sol me encanta, me da energía. Va más allá de mi aspecto físico, es por una cuestión interna, que me hace ser feliz. Es como si tú en la mañana te levantas y no te echas desodorante, a mí me pasa lo mismo con el sol, es fundamental en mi vida, me hace pensar y estar vivo. Para mi es una medicina.

Hace poco tiempo, fuiste al programa “Quiero un cambio” y te hicieron una intervención en la cara. ¿Por qué decidiste hacerte la cirugía?

Por una razón muy simple. Se me habían caído muchos dientes y necesitaba arreglármelos. Yo no podía costearme la operación porque era muy cara. Encontré esta opción y dije que lo único que quería era arreglarme los dientes y me dijeron que si me ayudaban, pero con la condición de que me hiciera algo más. Les dije que me hicieran lo que quieran, no me importaba. Entonces me ofrecieron estirarme y sacarme las bolsas de los ojos y accedí inmediatamente.

¿Cómo fue la experiencia de haber sido bombero en el incendio en la moneda el 11 de Septiembre de 1973?

En ese momento no me di cuenta, tenía 15 años y no me percaté del momento histórico que estaba viviendo. Cuando estábamos llegando a La Moneda empezaron a pasar balas muy cerca de nosotros. Me acuerdo que yo estaba en el patio de los naranjos apagando el incendio, y los militares nos gritan: “bomberos, retírense de ahí”.

En ese día mucha gente estaba escondida, por lo que muy pocos usaban agua, la presión del grifo era tremenda, fue tan fuerte que cuando estaba con la manguera tratando de apagar las llamas, los muros de la moneda se empezaron a descascarar y se veían metralletas, bombas, muertos, etc. Tiempo después me di cuenta donde estuve metido, fue realmente increíble haber vivido esa experiencia.

¿Cómo crees que ha sido la gestión del Gobierno actual?

Hace mucho tiempo que no había visto un gobierno que ejerciera un mandato tan perfecto como este, te cagué (risas). Yo creo que la gente es tan mal agradecida, que no se da cuenta que tenemos un gobierno y Presidente de primera, que han conseguido logros espectaculares. Lo malo que tenemos en este país es la oposición, ellos estuvieron 20 años en el poder y no hicieron nada.

De todos los candidatos a la Presidencia, ¿Cuál crees que es el mejor?

Sin duda Andrés Allamand, es el que tiene más experiencia y es un político que ha hecho bien las cosas.

¿Qué opinión tienes del movimiento estudiantil?

Los verdaderos estudiantes son los que están estudiando. Los que protestan en la calle son unos vándalos que lo único que quieren es hacer desorden. Con excepción de algunos como Boric, Titelman, etc. Encuentro que lo que reclaman es justo, pero lamentablemente hay muchos jóvenes que no les interesa el futuro de la educación y sólo quieren hacer desorden.

¿Estás a favor de la legalización de la Marihuana?

Absolutamente.

¿La probaste alguna vez?

Si claro. Unas 15 veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s