Masada: el heroísmo judío y la represión romana, o el exceso de mitos y leyendas.

por NICOLE BITRAN, BA en Estudios de la Tierra de Israel y Pedagogía, U. de Haifa. Guía de Turismo licenciada del Ministerio de Turismo israelí

 

Es la primavera del año 73 y la rebelión ha causado estragos en la provincia romana de Judea. La rebelión de los últimos ocho años está a punto de llegar a su fin de una manera trágica y sangrienta. En la cima de una roca aislada con vista a las aguas del Mar Muerto al sur de Jerusalén, 967 hombres, mujeres y niños –los últimos vestigios de la resistencia judía a la Roma Imperial- esperan su destino. El espectacular reducto natural se ha convertido en su refugio final, Masada! Nombre que en hebreo significa “fortaleza”.

Durante dos años, los habitantes de Masada han llevado a cabo una exitosa guerra de guerrillas en contra de los romanos, pero el nuevo gobernador de Judea, Flavio Silva, ha llegado con su ejército y está decidido a apagar la rebelión. Aun así, los valientes defensores de Masada no permitirán que sus familias caigan bajo el yugo de los romanos, por lo que deciden cometer suicidio en masa. Cuando el ejército del comandante Silva irrumpe dentro de la fortaleza, solo encuentran un extraño silencio y los cuerpos de casi mil personas.

Esta es la versión de la historia de Masada generalmente aceptada, la que te conto tu guía de Taglit o en el Viaje de Estudios. Sin embargo la verdad puede ser algo menos romántica y heroica.

Cuando examinamos cuidadosamente la historia de la Gran Rebelión y el caso de Masada específicamente, el retrato no es exactamente el de heroísmo, por el contrario, la narración de Flavio Josefo nos habla sobre una rebelión pre condenada, de una sociedad judía dividida en diferentes facciones, llegando incluso a incluir grupos terroristas y asesinos cuyo espíritu de lucha puede haber sido cuestionable.

¿Fueron los defensores de Masada un grupo de zelotes que lucharon heroicamente contra un enemigo abrumador? La verdad es que Josefo describe a este grupo de defensores como sicarios (un grupo extremista que asesina con el fin de obtener objetivos políticos). El nombre sicario proviene de las pequeñas dagas “sicae” que ocultaban bajo sus ropas y con las cuales apuñalaban a sus enemigos. La mayoría de sus oponentes eran judíos, que a ojos de los sicarios eran demasiado moderados o abiertamente favorables al dominio romano.

La historia de Masada está llena de pequeños detalles que merecen una revisión, como por ejemplo el tiempo que duró el sitio a la fortaleza. Según los escritos, dos años estuvieron sitiados en la cima, la data está basada en la longitud de la rampa que conecta la pared occidental de Masada con el campamento romano. Pero según las últimas investigaciones realizadas, la rampa está construida sobre una ladera natural, por lo cual el tiempo antes asumido es menor, bastante menor. En definitiva, el sitio se disminuye de dos años a dos meses.

Otro de los detalles más particulares es la interrogante sobre los cuerpos. Durante las excavaciones realizadas por el arqueólogo Ygal Yadin, quien fuera comandante de la Hagana, en las cercanías del palacio norte fueron encontrados tres cuerpos, según el grupo de arqueólogos, de los últimos heroicos defensores de la fortaleza de Masada, los cuales merecieron por parte de Israel un funeral estatal con todas las de la ley.

Quién iba decir que décadas más tarde, con el avance de la tecnología, se comprobaría que los cuerpos enterrados con tanto decoro, como vestigio de nuestra heroica historia judía, terminarían siendo los cuerpos de soldados romanos pertenecientes a la Décima Legión.

Masada sigue siendo uno de los lugares más visitados en Israel, cientos de guías seguirán contando la misma heroica historia de los rebeldes judíos que prefirieron morir antes de caer en las manos del enemigo romano. Vale la pena agregar un solo detalle, que me parece que es importante. La creación de mitos durante los primeros años del estado de Israel, fueron un mal necesario. Los mitos en la particular sociedad Israelí cumplieron la función de cohesionar el mosaico de naciones que la constituye. De todas formas, en su próximo viaje a Israel, no se deje engañar, la realidad supera a la ficción, infórmese.

Anuncios

8 Respuestas a “Masada: el heroísmo judío y la represión romana, o el exceso de mitos y leyendas.

    • Perdon por el retraso. El mito de Masada se empieza a crear despues de las primera temporada de excavaciones de Yigal Yadin, decada de los 60.

  1. no soy muy docto en el tema pero ni logica me dice que si lees la versión de un lado ( en este caso josefo que si bien su origen era judio era un cronista del imperio romano) es obvio que no va a hablar muy bien de su enemigo…

    • Perdon por el retraso. No entiendo muy bien lo que quieres decir. Podrias darme mas detalle? Me interesa poder responderte al 100 por ciento.

  2. Aparte de tu antipatia disfrazada de esceptisismo, que base real tiene tu version para descalificar la que conocemos.??
    Te sientes mejor o superior a los que consideras ingenuos?
    Tampoco entiendo que tiene que ver el que efectivamente los que estaban en la ciudad fueran sicarios, hoy es un mal nombre pero tienes que situarte en el momento historico para dar tu opinion, no utilizando la connotacion que hoy se le da, sino mira lo que se dice de los fariseos, de los cuales la mayoria descendemos….

    • Perdon por el retraso. Te contesto en orden a tus preguntas. Mi base son los mismo escritos de Flavio Josefo en sus libros La guerra de los Judios y Antiguedades Judias. No me siento ni mejor ni superior a nadie. El concepto de sicario en la antiguedad, habla sobre un grupo extremista judio durante el periodo de la rebelion contra los romanos que escondia entre sus ropas una pequeña daga que en hebreo llamamos SICA, de aqui deriva su nombre, eran conocidos por atentar contra la vida no solo de los romanos si no tambien de judios moderados. El concepto moderno de sicario, tiene por definicion un intercambio de dinero, asesino por encargo. En la definicion antigua el dinero no es parte de la ecuacion. Mis fuentes son otra vez Flavio Josefo. Por ultimo el articulo no tiene la mas minima inencion de crear antipatia, y mi base no es el esceptisismo, al contrario es una seria critica historica basada en primeras fuentes y en mis estudios universitarios en Historia Judia.

  3. por lo demás, el “objetivo político” era echar a los romanos, liberar Israel, no parece tan mal objetivo…

    • Perdon por el retraso. Es una forma de ver las cosas, toda la razon, pero despues habria que preguntarse cual es el costo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s