Ocupación en Cisjordania: la vergüenza de Israel

por MARIANA HERRERA, Actriz. MA en Historia del Arte, U. de Haifa.

Sabemos que Palestinas hay dos, separadas geográfica y políticamente. La Cisjordania, gobernada por la Autoridad Nacional Palestina, y la Franja de Gaza, gobernada por el grupo terrorista islámico Hamas. Israel mantuvo ocupación en la Franja de Gaza hasta julio del año 2005, fecha en la que se retiró unilateralmente a cambio de paz que jamás llegó. Pero desde 1967 y hasta el día de hoy, Israel mantiene una ocupación civil y militar en Cisjordania.

¿Quiénes son los que ocupan la Cisjordania? En su mayoría, judíos ortodoxos nacionalistas cuya fe religiosa los lleva a creer que aun vivimos en los tiempos de La Tierra de Israel, y cuya ideología política de extrema derecha, simbióticamente ligada a sus credos religiosos, los lleva a asentarse en la Cisjordania, bajo el precepto de que esa es la tierra que Dios le dio a Moisés.

Pero hemos avanzado en el tiempo. Estamos en pleno siglo 21, y el concepto de La Tierra de Israel quedó en el pasado, pudiendo ser recordada y añorada por quien así lo estime conveniente, pero hoy lo que es legal y reconocido internacionalmente, es el Estado de Israel, cuyos límites son: Al norte con Líbano y Siria, al sur con Egipto y el Mar Rojo, al este con la Cisjordania y Jordania, y al oeste con el mar Mediterráneo y la Franja de Gaza.

Aquellos judíos que deciden voluntariamente asentarse en la Cisjordania (entendiendo que están en territorio palestino), adjudicando razones religiosas e ideológicas, por mí parte está perfecto, vayan y hagan lo que quieran. Pero que haya una política de estado que determine que el ejército israelí deba ir a “proteger” a estos judíos, me saca de quicio. Esto finalmente produce que la línea que determina cuándo el ejército está efectivamente “protegiendo” a esos colonos, o cuándo está atacando sin razón y de manera desproporcionada a la población Palestina que vive en su tierra, sea muy delgada y casi imperceptible. Esto genera una cadena interminable de situaciones totalmente evitables, partiendo por una perturbadora ocupación militar israelí en Cisjordania.

En las negociaciones de Paz, los palestinos exigen que no haya ningún judío viviendo en Palestina. Eso implica que Israel debe sacar a la fuerza, igual como lo hizo en Gaza en el 2005, a todos los colonos que durante más de 4 décadas se han asentado en la Cisjordania, derrumbar sus casas, edificios, colegios, sinagogas, hospitales, teatros, etc. Para lograr la paz con los palestinos, Israel debe destruir toda la vida que los colonos han construido ahí por décadas. ¿Por qué amigos palestinos? ¿Por qué la discriminación? ¿Por qué la segregación racial? ¿Quieren acaso una Palestina “aria”, limpia, pura, solo para palestinos? Mal, muy mal, sobre todo teniendo en cuenta que Israel alberga dentro de su territorio cerca de un 20% de palestinos que disfrutan de ciudadanía plena[1], con derecho a voto como cualquier otro israelí, que tienen partidos árabes que los representan en el parlamento israelí, que estudian en universidades israelíes becados con becas del gobierno de Israel.

¿Por qué ustedes, amigos palestinos, no quieren judíos viviendo en sus territorios? ¿Qué pasaría si Israel mañana decidiera bajo ese mismo precepto, expulsar a ese 20% de palestinos que viven en Israel, y mandarlos a Cisjordania o Gaza? Seguro las organizaciones internacionales de derechos humanos condenarían a Israel por hacer un Apartheid a los palestinos, pero ¿por qué cuando viene del lado palestino es correcto y aceptado?

La ocupación militar israelí en la Cisjordania es una vergüenza que enloda todo lo demás que es Israel. Es su talón de Aquiles, y cuando nuestro ejército salga de ahí, Israel va a tener que pagar un precio muy alto por haber mantenido a la población palestina bajo ocupación militar, por haber pasado a llevar sus derechos humanos más básicos como son la autodeterminación de los pueblos.

Sin embargo, seria emotivo ver que ese mismo día en que nuestro ejército salga de la Cisjordania, el liderazgo palestino le permitiera a los judíos que viven ahí, quedarse ahí, que no hubiera que destruirles toda la vida que han construido por décadas, que los aceptaran y recibieran como ciudadanos palestinos, y que bajo esas leyes, el que quiera se queda, el que no, se va. Que los albergaran tal cual nosotros albergamos acá en Israel a tantos palestinos con plenitud de derechos y deberes, iguales ante la ley.


[1] Marcelo Kisilevsky, “Rabino Menajem Fruman Z”L, el “extraño” rabino de Tekoa”. 15 de Marzo, 2013. http://marcelokisilevski.wordpress.com/2013/03/

Anuncios

6 Respuestas a “Ocupación en Cisjordania: la vergüenza de Israel

  1. Creo que es la columna más bipolar que he leído en mi vida, parte condenando a los judíos religiosos que viven en los asentamientos, sin absolutamente ningún entendimiento sobre el judaísmo y con la típica cháchara de “…estamos en el siglo XXI…” y luego pasa a despotricar contra los palestinos y defenderlos al mismo tiempo. WTF!

  2. Hola Rodrigo,
    Saber que este conflicto no es blanco o negro, saber que desde ambos lados se cometen errores sistematicos, y estar consciente de las debilidades y fortalezas de ambos lados. Para ti es bipolaridad, legitimo, valido y perfecto.
    Para mi es pensamiento critico.

  3. Tengo más que claro que el conflcto no es blanco y negro, pero dejar de lado el componente religioso es ridículo. Sin eso no tenemos motivo para estar ahí y estaríamos más cómodos en Uganda o en la Patagonia. Por otro lado no veo planteamientos de soluciones, el gobierno de Israel difícilmente va a volver a cometer el mismo error de Gush Katif, y por otro lado la negativa de los palestinos a querer convivir con nosotros es más que sabida (e ignorada por el resto del mundo). Es lamentable la situación, pero de un punto de vista estratégico creo que sería un error retirarnos de esa zona.

  4. No me gusto para NADA esta columna. Al igual que Rodrigo Chame, la encuentro bipolar, pero no solo bipolar, sino tambien con cierto sesguito hacia el lado palestino…solo el titulo ya invita a leer las supuestas razones que lo justifican. Ademas, me parece totalmente ilusorio eso de creer que una vez nosotros le entreguemos la Cisjordania, como erronea e inocentemente Israel hizo en Gaza, ellos nos “pagaran con la misma moneda”, o con una mas alta! Basta leer las declaraciones de Mahmud Abbas, su representante…2 pasitos palante, un pasito patras, como la cancion…
    Definitivamente, y a pesar que siento mucha tristeza por los dos grupos que habitan la zona, en mi opinion NO ES NINGUNA VERGUENZA que Israel no se ‘suicide” para que el mundo “vea”(mas no haga NADA), dejandole la zona a personas que un dia dicen una cosa, y al dia siguiente se echan para atras. Aclaro desde ya, que no pertenezco ni me identifico con ningun partido politico en ninguna parte del mundo, solo milito en el llamado “Mi Criterio”.

  5. las cosas no son tan simples como se plantean… Israel se retiró de Gaza… ¿fue mejor o peor? No es claro, pero algo similar en Cisjordania, si se diera igual, sería mucho peor. Y los palestinos no se ven dispuestos a negociar. Por otro lado, el que Israel esté en Cisjordania, también tiene sus causas en el origen. Hay que ver qué opciones reales han estado disponibles para Israel ante la permanente hostilidad circundante.

  6. Aquí el asunto es claro: Israel no tiene para qué seguir construyendo en Cisjordania, al menos fuera de los grandes bloques de asentamientos. Para todos aquellos judíos que nunca han vivido en Israel, la seguridad de todo Cisjordania no tiene completamente que ver con la construcción de asentamientos. Es vergonzoso como se sigue avanzando, despojando en zonas que nada tienen que ver con terrorismo dentro de Cisjordania como terrenos, campos y plantaciones de gente inocente con la excusa de la seguridad y al mismo tiempo se diga que se quiere la paz. No digo que el lado palestino no tenga su errores, De hecho, el terrorismo de Hamas es algo lejos peor. Vean “5 Broken cameras”, “Budrus” y otra serie de películas relativas al tema, lean libros muy documentados escritos por expertos israelíes en la materia como “The Shift” de Menahem Klein y van a ver de que se trata todo esto. No hay peor ciego que el que no quiere ver. La excusa permanente de decir que somos propalestinos los que criticamos a Israel es falsa. Al revés, lo hacemos por el bien del país y también porque no queremos que el mundo lo siga aislando ni menos que siga habiendo muerte de gente de ambos lados del conflicto. A aquellos que no han estado en Hebrón, Belén, Jericó y otras ciudades palestinas, es muy recomendable ir a visitar y conocer las cosas por uno mismo. Después podrán criticar con razones más que fuertes y darse cuenta que NO TODOS LOS PALESTINOS quieren destruir a Israel. Sin ir más lejos, vean el siguiente link sobre una encuesta muy seria que hizo la Universidad Hebrea de Jerusalem:
    http://www.timesofisrael.com/survey-most-israelis-palestinians-support-2-states/?utm_source=The+Times+of+Israel+Daily+Edition&utm_campaign=656ca4be64-2013_07_03&utm_medium=email&utm_term=0_adb46cec92-656ca4be64-50604329 . Por si acaso, por el momento es imposible que se creee un Estado Palestino estando Hamás en Gaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s