La nueva very cool madre judía

por FRANCESCA BUCCI, Lic. en Teoría e Historia del Arte, U. de Chile. Magíster en Gestión Cultural, U. de Chile.

 

La famosa figura mítica de la Yidishe mamme ha dado paso a nuevos íconos de la famosa madre judía. La aprehensión y la culpa, la empalagosidad y la excesiva preocupación por el bienestar de sus hijos (a prueba de noches heladas, paseos de campamentos y casi cualquier eventual catástrofe impredecible que se avecine a la vida de su retoño) han sido la base de la mayoría de los  estereotipos de esta curiosa figura femenina: mitad anciana, mitad mujer fuerte puede-lo-todo, media maga que todo lo arregla, media dependiente emocional que todo lo altera. Pero como se puede constatar hoy en día, definitivamente la generación de la madre con acento polaco va desapareciendo y dando paso a una nueva era de madres judías, así como también a nuevos estereotipos.

Si bien las conocidas madres polacas (en Israel se le dice Ima Polani a cualquier mujer que se ajuste medianamente a las características antes descritas) eran de la era de las tradiciones y las recetas familiares, la preocupación de su descendencia judía y las recriminaciones por la falta de llamadas, las nuevas famosas yidishe mamme han cambiado completamente de folio.

Para empezar, de cultura yiddish, poco y nada le queda (a no ser que nos refiramos al estilo ortodoxo ashkenazi, el cual pertenece a un capítulo completamente aparte). Por otro lado, las bondades que se le atribuían a este ícono: devota de su familia, trabajadora, inventiva y de entrega desinteresada, continua formando parte de la nueva “mame”, porque hay que decirlo: a pesar de las incomprensibles exageraciones, las virtudes eran muchas.

La especie de súper madre judía de hoy agrega a lo anterior los infaltables ingredientes del siglo XXI: súper liberales, ajustan sus tradiciones familiares con la era del pluralismo, de la globalización, con la realización y la auto-gestión, y siguen teniendo los atributos de la antigua mame. Las caras visibles de esta nueva era se las encuentra en los blogs de las very cool mames: Natalie Portman con su hijo Aleph; Sarah Jessica Parker con su hijo James y sus mellizas Tabitha y Loretta- las cuales nacieron de una madre sustituta-; Kate Hudson y su hijo Bingham, Gwyneth Paltrow y sus hijos Apple y Moses, Tori Spelling, Pink, Amanda Peet, entre muchas otras.

Un caso especial entre las very cool mames, es el de Mayim Bialik, quien acaba de destetar a su segundo hijo Frederick Heschel a los 4 años de edad. Sí, la conocida Amy Farrah Fowler, la novia nerd de la serie Big Bang Theory, es una madre judía (y ortodoxa), defensora de la crianza consciente y quien escribió el año pasado un libro sobre eso: “Más allá de la onda: Una guía de la vida real para criar niños seguros de sí mismos y amados según la crianza de apego”.[1]

¿Y qué hay de aquellas que han decidido por mutuo propio ser madres judías? ¿Heredarán ellas también los atributos y complicaciones que eso conlleva? Algunas de las más conocidas son Ivanka Trump, Isla Fisher, Madonna, Drew Barrymore. Ésta última habla de que eligió educar a su hija Olive en la fe de su marido porque es “hermosamente familiar”.

¿Serán las madres judías verdaderos bastiones de un hogar o es un simple mito que se pretende inculcar por tradición?, ¿Tienen las nuevas madres judías lo mejor de las antiguas mames, o será que han perdido algunos condimentos cruciales en su camino a la multi culturalidad?, ¿Han por fin derivado las obsesiones de la antigua mame, en una maternidad consciente equilibrada?

Muchas interrogantes se debaten en esta actual evolución de la maternidad judía, habrá que esperar a que la nueva generación, la de nuestros hijos, respondan la pregunta por sí solos, ¿Ser Yidishe mame es parte de un gen o efectivamente podemos superar las obsesiones de ser una verdadera madre judía?


[1] “Beyond the Sling: A Real-Life Guide to Raising Confident, Loving Children the Attachment Parenting Way” en: http://www.amazon.com/Beyond-Sling-Real-Life-Confident-Attachment/dp/1451662181/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373808516&sr=1-1

Anuncios

Una respuesta a “La nueva very cool madre judía

  1. Me gustó la idea de la Fran.

    Pero en verdad me pregunto, quienes de todas las “célebres” madres “judías”, tendrán en verdad un hogar judío? Quienes en verdad amarán tan bello legado y lo HEREDARAN?
    Para ser sincera, y es una pena, pero lo más probable es que no tengamos nietos ni bis nietos judíos de Sarah Jessica Parker, Kate Hudson….. etc.
    Incluso de Natalie Hershlag (Portman) que es Israelí, incluso de Gwyneth Paltrow que por lo que se sabe tiene abuelos y bisabuelos rabinos Paltrow, ya ni sabemos si algún Paltrow va a estar bajo a la jupá siquiera. Imagínenselo…. En verdad vamos a ver a en la jupá a Apple??

    Espero equivocarme.

    Pero, como van las cosas, no sabremos de sus nietos ni bisnietos, porque ya no habrá Portman, ni Paltrow en el futuro del pueblo judío.

    Porque para eso, lamentablemente no basta decir que se identifica o que le gusta la cultura judía. Así no se sostiene.
    Ya que así se termina perdiendo igual, más tarde o más temprano….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s