Menos de la mitad de los israelíes asistieron a votar las municipales.

por ARIEL STERN, Est. Ciencias Políticas, Sociología y Antropología, u. de Tel Aviv.

 

El pasado Martes (22 de Octubre) se llevaron a cabo los comicios para elegir a las autoridades municipales a lo largo del país. La jornada estuvo marcada por diferentes hitos como la baja afluencia a las urnas, sobre todo en las ciudades más influyentes como Tel Aviv y Jerusalem, la notable diferencia entre la concurrencia electoral de los sectores laicos y religiosos y los fallidos intentos por desplazar a administraciones establecidas con dos o tres períodos a su haber.

Si bien Tel Aviv no es la capital del país, es el centro cultural, financiero y económico de Israel, y como tal uno de los lugares donde la contienda electoral es más intensa. Los candidatos de peso en esta oportunidad fueron el actual edil; Ron Huldai, laborista con ya tres períodos de mandato, y postulándose para un cuarto, y por otro lado el parlamentario Nitzan Horowitz representante del partido Meretz y a la vez de la comunidad homosexual israelí. A semanas de los comicios, las encuestas señalaban aun a Huldai como favorito, y a pesar de aquello, Horowitz respondió con una agresiva campaña con gran presencia y difusión en la ciudad. Pero a pesar de sus esfuerzos, Ron Huldai obtuvo un cuarto período al frente del municipio mediterráneo, ganando con un 53 por ciento de las preferencias contra un 38 por ciento a favor de Horowitz.

A pesar del interesante debate que se abrió en la ciudad, el tema más abordado por la prensa fue la escasa afluencia a votar por parte de los habitantes de Tel Aviv con derecho a voto, al solo un 31 por ciento de ellos presentarse en estas urnas. Esta situación se vivió a lo largo de todo el país, llamando fuertemente la atención de las autoridades municipales que según encuestas son percibidas por un 63 por ciento de la población como corruptas. A nivel nacional, la cifra de presencia electoral se situó en un 42,6 por ciento.

En Jerusalem, la capital del país, las cifras de concurrencia no fueron muy diferentes a las de Tel Aviv, con solo un 35,9 por ciento de electores ejerciendo su derecho a voto. Las cifras se mostraron favorables para el candidato secular Nir Barkat, quien con 51 por ciento de las preferencias venció al ortodoxo Moshe Leon, quien obtuvo el 45,3 por ciento respectivamente. Cabe destacar la gran diferencia de adhesión a los comicios entre los barrios ortodoxos y seculares de la ciudad, donde los porcentajes variaron entre un 70-80 por ciento en los primeros contra un 30-50 por ciento en los segundos. En los barrios árabes de Jerusalem oriental, menos de un 1 por ciento de los votantes se presentó en las urnas.

A nivel nacional, la tendencia fue de mantener a las actuales administraciones. Las ciudades donde más se notó esta tendencia fueron Beer Sheva, donde su alcalde se mantuvo en el puesto obteniendo un 92 por ciento de los sufragios, Netania con un 72 por ciento, Ashdod o Haifa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s