Cuando el pueblo de Israel despertó

por NICOLE HES, Psicopedagoga, U. Andrés Bello. Midreshet Rajel, Yerushalaim.

Los últimos días han sido diferentes para el pueblo de Israel. Vivirlo desde nuestra tierra, hace que todo se vea inexplicablemente intenso y real.

Hace ya casi 4 semanas empezamos un shabat diferente. Nos llegó una noticia con una vaga información que por favor rezáramos por la pronta liberación de tres nombres. Entre terminar de hornear las jalot, trapear el piso y alcanzar a secarme el pelo, no le puse mucha atención, no supe quiénes eran, dónde habían sido secuestrados, incluso pensé que eran mexicanos, ya que el mensaje me lo envío una compañera de midrasha que es de ahí y allá los secuestros son un tema muy común. 

Pero al enterarme que estos tres nombres, Yaakov Naftali ben Rajel Dvora, Guilad Mijael ben Bat Galim y Eyal ben Iris Teshura, pertenecían a tres jóvenes estudiantes de una yeshiva, sentí que mi cuerpo perdió fuerza instantáneamente. Esta vez no fue un soldado secuestrado en medio de un frente de batalla; estos niños tenían edades parecidas a mis hermanos chicos, estudiaban en una yeshiva igual que mi marido, y el año pasado yo misma estuve haciendo dedo en un lugar muy similar al de ellos. Tres adolescentes volviendo de sus colegios a sus casas, en un día completamente normal. Podría haber sido yo, mi marido, mi vecino o cualquier otros tres jóvenes que, al igual que a ellos, nunca conocí ni conoceré. Podrías haber sido tú.

Hace 25 días atrás, nuestro pueblo se convirtió en una sola voz, en un solo corazón. Tuve la oportunidad de ir a un rezo masivo que se hizo en el kotel a pocos días de la noticia del secuestro. Lo que vi ahí quedará marcado en mi memoria para siempre. Éramos aproximadamente 30.000 judíos, con kipa negra, de colores o sin kipa, mujeres con pelucas largas y cortas, faldas largas y de colores o incluso con pantalones y mini faldas. Éramos 30.000 judíos, sin apellidos. Nos pusimos a rezar con una fuerza que no puedo describir en palabras. En un minuto, cerré los ojos y las lágrimas llenaron mi cara. Si alguien me hubiera visto sin conocerme, creería que estos tres jóvenes eran mis amigos o familiares, pero para ser sincera, aún no recuerdo los nombres sin tener que leerlos.

Asco, odio y terror me invadían al pensar que estaban en manos de terroristas, de gente enferma y sin criterio que lo único que quiere es destruir la vida. Enojo y rabia que uno aprieta los puños como si tuviera a los culpables al frente. Desde entonces, en Israel se respira tristeza. En cada esquina que uno camina se veía a alguien rezando e implorando por el bienestar, hoy se pide por la elevación de sus almas. Muchos me han escrito con el alma y el corazón roto luego de escuchar esta terrible noticia. ¿Por qué nos afecta tanto?

Lo que se logró en estos días fue el despertar de un pueblo entero. La gente comenzó a prender velas de shabat, incluso a prenderlas por primera vez en sus vidas. Lo que pasó en estos días fue el renacer de una nación. Así es como Hashem nos quiere, abrazados con el de al lado sin importar si es más o menos religioso que yo, esa pelea a Él no le importa, son solo estupideces de las que nos preocupamos nosotros acá abajo.

Está escrito que los judíos somos “Ke ish ejad ve lev ejad”, “como un hombre con un solo corazón”,  eso es nuestro pueblo, un solo cuerpo, y por eso nos duele lo que le pasa al de al lado, por eso el Primer Ministro de Israel comunicó el secuestro y dijo “nuestros” jóvenes, porque sí, son nuestros jóvenes, nuestros hijos. Nosotros ahora estamos incompletos, nos faltan tres de los nuestros y eso es lo que duele y desgarra el alma hasta las lágrimas.

Para aplicar justicia, está el gobierno y el ejército, a nosotros nos queda despertar y abrir los ojos y que Hashem no tenga que mandar más estas tragedias. Pequeñas cosas pueden cambiar la realidad. Somos el pueblo elegido, sobrevivientes de mucho, conocemos los milagros al revés y al derecho. Quiera Hashem que seamos merecedores de un mundo mejor, y que seamos nosotros capaces de construirlo y repararlo.

Anuncios

7 Respuestas a “Cuando el pueblo de Israel despertó

  1. “Somos el pueblo elegido, sobrevivientes de mucho, conocemos los milagros al revés y al derecho”. Y somos también un pueblo que tiene asesinos, extremistas, racistas y violentos entre los nuestros, incluso si queremos creer que somos “ke ish ejad”. Ojalá algun día nos demos cuenta que no sólo somos víctimas pasivas del fanatismo exterior, sino que nuestras acciones, como colectivo, repercuten en nuestra suerte: esperar milagros no bastará.

    • Exactamentea esto se refiere mi artículo, a despertar!!! En ningún lugar esta escrito que hay que quedarse esperando milagros…. tu mismo escribiste lo que yo quise decir, que nuestras acciones repercuten en nuestra suerte y por eso tenemos que ser merecedores de los milagros que nos ocurren.
      Saludos

  2. querida nicole no solo somos parientes pero me duele tu punto d6 jovenes t tomaron la venfacista y fanatica completamennte ciega asesinaron a un joven en una forma pque la de los 3 bajurei yeshiva y lo mataron quemandolo vivo sin poder defenderse frente a 6 fanaticos facistas que se olvidaro que la religion judia entre los 10 mandamientos esta el mandamiento no mataras.creo que con este tipo de de fanatismo nos estamos pareciendo que dios me perdone a los jovenes que creo hitler para su uso politico.espero que me entiendan hay que hacer lo posible por buscar un comun sence y nodejar que en las yeshivot se ensene en ves de religion ensenar a odear al proximo

  3. Nicole, tu intención de utilizar la muerte de los tres jóvenes judíos para justificar lo que hoy perpetra el ejercito y el gobierno de Israel, y encima llamarlo el “despertar” del pueblo es simplemente deleznable; deberías informarte mejor sobre la muertes que antes de esas muertes y hasta el día de hoy ha perpetrado, de las formas más viciadas y perversas, el ejercito de Israel. Te preguntaría si acaso escuchaste al ministerio confirmar que el 70% de los muertos en estos 4 días fueron civiles, o si viste las fotos de los niños palestinos muertos, ya que creo que cualquier persona con un gramo de racionalidad entendería 1) que los asesinatos no comenzaron con esos tres jóvenes y 2) que “el despertar” de estos días del estado de Israel no es sino un despliegue nazi, racista, fundamentalista, con una desproporción de violencia inaudita y que viola todo el derecho humanitario. Pero la perspectiva que brindas en tu tristemente publicado artículo muestra que eres una fundamentalista más, de aquellos que deshonran el judaísmo y exactamente lo mismo que los fundamentalistas islámicos.

    • Rita y no te has informado de por qué el elevado número? El ejército de Israel no está luchando contra Palestina, sino que con el grupo TERRORISTA Hamas, que los mismos palestinos han elegido como autoridad para liderarlos y representarlos. Ellos esconden sus bases militares en hospitales, escuelas, casas.. lugares LLENOS DE ESOS CIVILES QUE TÚ MENCIONAS. Y mientras se esconden ahí, atacan al país con el ejército más poderoso del mundo. ¿Por qué lo hacen? Porque saben que Israel va a reaccionar, y está bien que lo haga, porque tiene el derecho y la obligación de proteger a sus ciudadanos, mientras desde ahí se siguen lanzando misiles, y se siguen escondiendo los terroristas.
      Entiendo la miseria por la que está pasando el pueblo Palestino en este momento, pero te recomiendo que te informes un poco, porque cuando lo hagas te darás cuenta que los responsables de las elevadas cifras de civiles muertos, es HAMAS.

      • Excelentes palabras Nicole! Poder leer tus palabras con tanta claridad en relación a la solución y que esta se basa en la unión, en intentar ser cada día mejores y más unidos da esperanzas de que efectivamente vendrán tiempos mejores. Es lamentable que exista gente como “Rita” (dudo que realmente sea judía a pesar del nombre, con todo respeto) que en un contexto como este intenten incentivar al odio y a la destrucción. Si todos pensaran como tú clarente no ocurririan las atrocidades actuales y probablemente no habría nación ni pueblo que permita que grupos terroristas como Hamas los dirijan.

        Esperemos también que el pueblo palestino se una en este fin de paz, como muchos lo estan haciendo, lamentablemente no son todos, y recuerden que si están en Chile, probablemente es porque sus antepasados debieron huir para poder sobrevivir a los extremistas/ terroristas que tanto daño continúan generando.

        Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s