Castigo

La dominación premoderna basaba su castigo en el cuerpo físico, no solo para cobrar una sanción al acusado, mutilando su cuerpo o llenándolo de estigmas, sino principalmente como un ejemplo hacia los demás, montando un show público para guiar el comportamiento del resto a través del miedo y el terror.

Pero cuando el derecho fue evolucionando de represivo a redistributivo, desde el castigo hacia la reintegración, la dominación moderna se centró en el espacio y en las pautas sociales, es decir, en la creación de un espacio público completamente controlado y vigilado, el cual reproduce pautas de comportamiento social a través de las distintas instituciones: colegio, universidad, hospital, ejército, iglesia.

Para los que se escapan de la norma social, la modernidad implementó el nuevo centro de castigo y ejemplo: la cárcel, donde el control sobre el espacio y el comportamiento es total, pero también lo es la corrupción, el abuso, el descontrol y la perversión. Si las cárceles fueran de vidrios transparentes, no solo se podría cumplir su función de ejemplo hacia el resto, sino que también colapsaría todo el sistema actual de gendarmería.

El problema más grave es que pasando a la posmodernidad, la sociedad de la disciplina no solo nos controla en la esfera pública, sino que también nos domina y limita completamente en todo ámbito privado. El ojo del panóptico que nos vigila constantemente está en todas partes, incluso dentro de nosotros mismos, en esta nueva sociedad de control.

Y en este mundo globalizado, ver como en tantos lugares del mundo siguen ocupando verdugos para castigar gente por el simple delito de ser, actuar o pensar diferente, como en la más arcaica y oscura Inquisición, es simplemente inaceptable, y es obligación de todos construir el camino para ayudarlos a que puedan liberarse del terror y control de sus tiranías religiosas e ideológicas.

Reparar la sociedad es entender que la muerte no puede ser sinónimo de justicia.

 

Nico Riethmüller

Director – El Diario Judío

Anuncios

Una respuesta a “Castigo

  1. La pena de Muerte, que tema. Fascinante, tiene derecho la sociedad a quitar la vida a una persona en retribucion a un mal causado? Tenemos derecho como civilizacion judeo/cristiana a criticar a las sociedades diversas a la nuestra por la aplicacion de sus leyes, de sus tradiciones? si un condenado a muerte en Iran o China, hubiese tenido la opcion de como juez aplicar esa misma pena a otro, lo habria hecho?
    Esta mañana escuché la noticia que un hombre habia sido asesinado por su sobrino, quien habia salido hace poco de la carcel tras “cumplir condena” por robo con homicidio., puede esa viuda demandar al estado de Chile por haber dejado libre a ese delincuente??

    No hay una respuesta unica para ninguna de esas preguntas, pero vale la pena debatirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s