Inmigrantes ilegales mexicanos en Nueva York: la Migración y Educación Posible

por ARTURO KERBEL, Lic. en Psicología, U. Iberoaméricana de Ciudad de México.

 

Entendemos como migración al desplazamiento de los seres humanos sobre la superficie terrestre. La migración es un fenómeno que ha estado presente a lo largo de la historia del ser humano y se ha dado por distintas razones en todas las épocas. Podemos empezar a estudiar la migración desde el origen del hombre en África y cómo este fue desplazándose hacia diferentes lugares del planeta conforme pasaba el tiempo. Esta migración muy probablemente fue causada por razones de supervivencia de la especie. Hay migraciones forzadas y voluntarias, por períodos cortos o largos, por razones políticas o laborales. Con el paso de la historia son cada vez más complejas las necesidades del ser humano, lo que abre obligadamente un abanico que ofrece múltiples factores que interactúan en el mundo de las causas del fenómeno en cuestión.

Vivimos en un mundo globalizado en el que la migración juega un papel preponderante. Los avances tecnológicos han facilitado los procesos migratorios y permitido a una gran parte de la población desplazarse. Las tendencias migratorias más recientes se ven de países menos desarrollados hacia países con “mayores oportunidades”. Algunos ejemplos de estas migraciones recientes se dan hacia países como Estados Unidos, Francia, o Australia desde países como México, la India, y algunos otros africanos. Estas migraciones se han dado por razones socioeconómicas, bajo la premisa de que la situación personal y familiar mejorará.

Pero el contexto general en el que viven las comunidades de migrantes mexicanos en Estados Unidos es desfavorable debido a las diferentes acciones que el gobierno de este país lleva a cabo con respecto a los indocumentados. Estas acciones derivan generalmente en una situación muy complicada y negativa para los migrantes y al mismo tiempo muy conveniente para la situación socio-económica que vive este país. Cuando se habla de indocumentados, se habla de salarios muy inferiores a los de los ciudadanos Americanos, además que los mexicanos significan una parte desproporcional de la fuerza laboral que sostiene al sistema capitalista en expansión y sus complejidades.

Sin embargo, las cosas funcionan diferentes en el estado de Nueva York, donde es ilegal que la Policía pregunte por el estatus legal de la persona. Esto abre una amplia gama de posibilidades, incluyendo laborales. En otros estados, la Policía busca intencionalmente lugares donde laboran indocumentados para arrestarlos. Además, la generalidad de la población es mucho más liberal que la población de otros lugares en Estados Unidos.

En estos sentidos, la migración mexicana en Nueva York cambia de un contexto totalmente desfavorecido a uno que es tan desfavorecido como ventajoso, lo que significa que hay una gama más amplia de oportunidades.

Más que especular o intelectualizar, MASA (Mexican-American Students Alliance) provee de guía positiva y de apoyo a la juventud de ascendencia mexicana poco atendida que vive en la ciudad de Nueva York. Se motiva a los participantes a buscar y desarrollar su potencial completo logrando metas académicas en su programa de tutorías.

Más allá de eso, también se busca empoderar a una futura generación de ciudadanos activos y participativos, promoviendo la consciencia cívica, cultural y activismo político como medio último para materializar cambios favorables.

Las estadísticas recientes en el estado de Nueva York muestran que más del 47% de los estudiantes con un trasfondo mexicano abandonan los estudios durante el bachillerato. La estadística es alarmante comparada con la de cualquier otro grupo étnico que pueda encontrarse en Nueva York. Por ejemplo, en las comunidades puertorriqueñas y dominicanas hay 32% de deserción escolar durante el bachillerato, 17% en la comunidad afroamericana y tan solo 7% entre blancos y asiáticos.

MASA construye bases a través de una red de voluntarios que ayudan a identificar y eliminar las causas de estas y otras estadísticas alarmantes que muestran el nivel decreciente de educación dentro de la comunidad mexicana.

Muchos de los problemas que viven los migrantes mexicanos en Nueva York son semejantes o derivados directamente de la repetición de patrones conductuales y sociales a pesar del cambio en la superficie del mundo donde se encuentran (como por ejemplo, ciertos hábitos de higiene, de sueño y de alimentación), lo cual ubica al potencial de cambio en una posición difícil, mas no imposible.

MASA comienza un camino muy largo para recorrer, el mismo camino que debe tomar la educación fallida en América Latina. Queda mucho por hacer lejos de la tinta y el papel para que los cambios que se desean en la realidad puedan lograrse a través de procesos educativos. La idea se ve incompleta cuando aparece a manera de hipótesis en un libro de pedagogía o de sociología. Para que una idea se convierta en un agente de cambio, debe ser puesta en práctica y debe haber librado exitosamente los embates de una realidad que se resiste a cambiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s