Emprendimiento: Un Gen Invisible y las claves para desarrollarlo.

por ANDRES CALDERON, Est. Ingeniería Industrial, PU. Católica.

La palabra “emprendimiento” es comúnmente concebida como una característica mucho más sencilla de comprender  y que se refiere a la simple capacidad que tienen ciertas personas de siempre estar buscando algo nuevo que pueda mejorar un sistema, servicio o conducta social, pero lo cierto es que el emprendimiento es algo más complejo que eso, es algo tremendamente intrínseco que pareciera ir en los genes más que en la mera sensación de creernos emprendedores.

Pero, ¿Cómo se manifiesta este gen? ¿Es posible desarrollarlo? La primera pregunta es, a mi juicio, sencilla de responder: Eres un emprendedor si es que realmente estás dispuesto a dejar de lado cosas importantes a cambio de perseguir un sueño, independiente de cuanto te pueda costar alcanzarlo o lo que puedas perder en el camino. Es fácil dejarse gobernar por las tentaciones del mercado, el cual te empuja a recibir un sueldo constante y libre de riesgo que te permitirá alcanzar la buscada independencia lo antes posible, pero si eres capaz de burlar estas tentaciones con tal de tomarte un tiempo para investigar, viajar o arriesgarte con algún proyecto, entonces presentas este gen en tu ADN.

Respecto a si es posible desarrollarlo, claro que sí, pero primero se debe tener claridad de lo que, ya se ha dicho, significa realmente emprender. Existen herramientas tanto blandas como duras, enseñadas por múltiples instituciones académicas. Cursos enteros dedicados a desarrollar nuestro juicio, es decir, hacerlo más “experto” para así abordar de mejor forma los problemas y evitar perder tiempo y/o dinero. Quizás la herramienta más importante se relaciona con la aceptación al fracaso, pues lo más probable es que nos caigamos un par de veces antes de dar en el clavo.

A juicio personal, creo que los tiempos ya no están como para pensar que en algún momento nos va a llegar a la cabeza una idea brillante y que en ese minuto la explotaremos. El emprendimiento es algo que hay que perseguir y perfeccionar con tiempo y herramientas reales. Muchos pensamos que al terminar nuestra carrera universitaria tomaremos un trabajo convencional y en el intertanto se nos ocurrirá alguna idea que podamos implementar y así proyectar el resto de nuestra vida en torno a ella, pero lo cierto es que la mayoría ha fracasado en ese camino, pues luego nos llegan más responsabilidades y nuestra vida debe ser cada vez menos riesgosa. Tuve la suerte de participar en el E-Ship 2013 (barco de la innovación y el emprendimiento) donde conocí a muchos emprendedores jóvenes. Conocí sus vidas, sus proyectos y ambiciones, y entonces entendí lo que el emprendimiento se lleva en el ADN. La clave está en CAPACITARSE y ARRIESGARSE, el resto será suerte, pero eso no lo podemos manejar, asique ni siquiera vale la pena discutirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s