¿Identidad judía o Diferenciación de judíos?

por RODRIGO AFRO REMENIK, Sociólogo, PU. Católica de Chile. MA en Historia de América Latina, U. de Tel Aviv. Representante de Meretz en América Latina. Ex-Sheliaj de la Agencia Judía para Hashomer Hatzair América Latina en Buenos Aires, Argentina.

 

En la época llamada moderna, la Identidad (con mayúsculas) era un valor supremo. Se buscaba y se imponían con dureza ciertos principios de Identidad a las personas. Era una obligación moral identificarse con La Nación, El Pueblo, La Religión, y La Familia, entre otras Instituciones.

Esta obligación de Identidad surge junto con el nacimiento del Estado-Nación, siendo uno inexplicable sin el otro. La Identidad es un principio proveniente de la lógica matemática aristotélica, asumido por la moralidad moderna con la pretensión de fidelidad única que un grupo social le exige al individuo. La Identidad es la forma más avanzada del panóptico Estado-Nación.

De igual forma, sólo con el avance de la modernidad se comenzó a hablar de la identidad judía. Es extraño pensarlo, pero la identidad judía no existía hasta el siglo XIX. Ella surge primero como un imperativo de las nacientes naciones europeas hacia los judíos dispersos, pero a medida que avanza la modernidad se hace también propia.

Los judíos (como todo el mundo) hasta la llegada de la modernidad se desplazaban por el mundo sin identidad, sin una necesidad imperiosa de identificarse, de definirse, de limitarse. Y lo más extraño era que eran felices (y también tristes) sin una identidad, eran personas sanas (a veces se enfermaban), trabajadoras (a veces descansaban), solidarias (muchas veces egoístas), y no unos monstros desidentificados como podríamos imaginar.

De hecho, la palabra hebrea para identidad (“Zeut”) no aparece en la biblia, ni tampoco en el talmud, no la menciona Maimónides ni Spinoza. Incluso en la primera edición de 1907 del diccionario Iehuda Garzobsky-Gur, la palabra “Zeut” brilla por su ausencia (para este remoto buscador atrasado un siglo). Sólo en las ediciones de 1919 y 1927 aparece la palabra “Zeut”, pero solo como sustantivo. En la edición  de 1930, surge el verbo “lezaot” (identificar), y sólo después de la creación del estado de Israel toma forma el verbo “lehizdaot” (identificarse), que es la forma más avanzada que asume esta raíz.

En hebreo, la palabra “Zeut” proviene de la palabra “Ze” (“esto”), a la que se agrega “ut” al final para “sustantivizar” la palabra. Esto ocurre con otras palabras como “Maut” -esencia (“Ma”=Qué) o “Eijut”=calidad (“Eij”=Cúal), sin embargo, estas palabras surgen en hebreo durante la edad media.

Esto me lleva a pensar que no hay nada menos judío que la identidad judía. El judío siempre fue “el otro”, el ajeno, el exiliado, el disperso, el extraño. Es esta la condición básica del judío, es su mito fundacional, es su moral.

Hoy la situación es diferente. Hoy el principio de Identidad ha dejado lugar al principio de diferencia (sin mayúsculas). Ya no se habla de La Nación, El Pueblo o La Familia, sino que de mi Nación, mi Pueblo o mi Religión, y lo que se busca de ellos es que sirvan como principio de diferencia. Ya no se busca ser idéntico a La Familia, sino por el contrario, que mi familia sea un símbolo que me distinga del resto de los habitantes del planeta. Lo mismo ocurre con el resto de las Instituciones.

En este sentido, el judío puede insertarse como otro diferente más, como aquel que la diferencia no lo asusta, como aquel con una tradición de otredad, con todas las contradicciones que esto significa.

¿Cuál es su identidad? seguramente muchas de las características son cosas que lo diferencian a usted de su entorno, y no cosas que lo hacen idéntico a él. Cosas que le gusta hacer y no solo cosas que le fueron impuestas, rutas que usted eligió recorrer y no solo espacios que le toco nacer, a medio camino entre la identidad y la diferencia. Tenemos un largo camino que recorrer. ¡Judíos del mundo, diferenciaos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s