sociedad

La Comunidad como Resistencia frente al Capitalismo y la Globalización.

por FEDERICO LEVI, Est. de Arte, U. de Chile.

Comunitat: «La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados.»[i]

En el mundo globalizado en el que nos encontramos, hemos sido sometidos a una incorporación forzosa a la aldea global, siendo homogenizadas incluso nuestras más mínimas costumbres. A nivel internacional, domina un solo modo de producción, y un sistema de gobierno con variantes no muy significativas en términos prácticos. Este veloz proceso homogeneizador ha llegado a tal punto que incluso podemos notar como nos parecemos cada vez más a cualquier persona del mundo, pues todos nos vestimos con las mismas marcas, comemos las mismas comidas y vemos las mismas cosas en Internet.

Sin embargo, la homogenización global tiene un efecto contradictorio: el resurgimiento de las comunidades y localismos que aparecen en forma de diferencias.  Aparentemente, el capitalismo nos educó de tal forma que necesitamos diferenciarnos del resto. Dichas diferencias generan rivalidades, pues en el mercado ideal solo el que “más quiera algo” podrá obtenerlo. Así, se nos permite acceder al universo de beneficios que el mundo desarrollado puede entregarnos especialmente a cada uno; gozar de todas las comodidades que el dinero puede comprar.

Sin embargo, para lograr acceder a estos beneficios, el individuo necesita primero triunfar en este sistema.  El mismo sistema, sin embargo, no se lo permite, pues su avidez crecerá a medida que va aumentando sus ganancias, ya sean a modo de empresas, amigos, objetos o poder. Como nunca podrá satisfacer sus expectativas en totalidad, el individuo permanecerá frustrado, pues necesita ser diferente, entonces encuentra otro tipo de alternativas. Esta alternativa es lograr pertenecer a algún grupo de personas diferentes, es decir, una comunidad en su significado más primitivo: Cualidad de común (que no siendo privativamente de ninguno, pertenece o se extiende a varios).[ii]

El mundo comunitario trae consigo una serie de beneficios con relativamente poco esfuerzo, además de ser a su vez un poderoso mecanismo de defensa ante un enemigo. Vale la pena observar el caso de las reivindicaciones de los pueblos originarios de América. El caso Mapuche es especialmente interesante pues por medio de este mecanismo, han  logrado resistirse a todo el poder represor del Estado y a un sistema que no permite que mantengan sus costumbres.

Otra forma de entender el concepto de comunidad es analizándola como un mecanismo de lucha, como es en el caso de la “comunidad estudiantil”, la que engloba tal cantidad de participantes que logra hacerle el peso al sistema. Pongo este ejemplo para que entendamos que la comunidad puede no ser un grupo étnico o religioso; basta tener una cualidad en común que posea un grupo humano.

En conclusión, la idea de comunidad, a pesar de ser un útil concepto sociológico para clasificar grupos humanos, es también una eficaz herramienta que tenemos para resistir a la homogenización, y a pesar de que en la mayoría de los casos es utilizada de manera inconsciente, será en mayor o menor medida un mecanismo de protección que tenemos ante la idea de ser un ladrillo más en el muro.

 


[i] Figth Club

[ii] RAE

Publicaciones Similares

3 comentarios

  1. Creo que es una muy buena reflexión sobre lo que vivimos hoy en día. Es cierto que el capitalismo en el que estamos inmersos nos emprobrece espiritualmente como individuos…y claro para obtener mayor poder (o simplemente, poder) necesitamos formar comunidades. Esta comunidad que se forma a partir de individuos con mismos intereses,pensamientos, etc a la vez son estereotipados…En efecto, como tu dices en el último párrafo, las comunidades son un mecanismo de protección para cada ser humano, sin embargo esto implica una cierta homogeneidad para cada integrante de esta comunidad, lo cual limita al ser humano desarrollarse como tal (entendiéndose como ser humano aquél que posee características únicas, con capacidad de libre eleción), lo que a mi parecer, sí nos hace un ladrillo más sobre el muro…es un ciclo sin fin (soy redundante) habrá que aceptar que el ser humano nunca será individualista..así lo muestra la historia.

  2. Individuo? Si hay una época en la historia donde el hombre ha sido individuo es esta.Cual es tu dirección exacta?? Efectivamente dicha crisis espiritual existe, pero no se deriva completamente del sistema económico… dejemos de culparlos a «ellos». Abramos nuestra mente a otros modelos distintos del economiscista, y pensemos por que en realidad nuestras vidas no tienen sentido… y donde podemos encontrarlo. No será que el sistema no es causa sino consecuencia de una crisis espiritual mayor?

  3. Definición Individuo: Persona considerada por separado dentro de una colectividad. (diccionario Enciclopédico). Es exactamente lo contrario a lo que hoy en día se ve.
    Si tu Benjamín escribes: «…Si hay una época en la historia donde el hombre ha sido individuo es esta». quizás te refieres al individuo como persona cuyo nombre y condición se ignoran, lo cual estoy de acuerdo contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *