El miedo de separar “antisionista” de “antisemita”.

por BENJAMIN FISCHER, Est. Ingeniería Civil, PU. Católica.

Si hay una temática que vemos de manera más recurrente que la religión misma dentro de la comunidad judía, es probablemente el antisemitismo. A este hecho le prestamos muchísima más atención que a cualquier otro ámbito de nuestro judaísmo. Y es que los seres humanos somos gatillados por las emociones. Cualquier ideología o convicción que se relacione solo con lo cognitivo o espiritual, poco peso tiene ante aquellas detonadas por sentimientos fuertes como el miedo. Ante el miedo, nada importa tanto como combatirlo y sentir naturalmente la necesidad de defendernos de la amenaza que nos rodea.

Para el judío, el miedo no tiene una cara más espeluznante que la del antisemitismo. Desde que aprendimos lo que el odio hacia la raza judía puede traer para nosotros y la sociedad, nuestro temor es tan fuerte, y está tan arraigado a nuestra cultura, que se podría discutir que pasa a ser casi parte de lo que nos define como pueblo. Es parte central de nuestra formación de identidad el asumir que el escenario en el que vivimos es uno donde simplemente no podremos vivir del todo tranquilos, y esto es probablemente lo más preocupante que tiene la comunidad judía hoy en día, ya que el miedo debería servirnos solamente como un instinto ante el peligro, y nunca como un motor. Al darle tanta importancia al miedo, tiende a volverse irracional.

Nada prueba este punto de manera tan vivaz, como la nueva moda que hay en la comunidad de tildar al antisionismo (o anti-israelismo, como quiera llamársele) de antisemitismo. Últimamente es tal la necesidad que sentimos de apoyar al sionismo en pos de la supervivencia, que nos intentamos convencer que el odio al estado de Israel tiene la misma raíz que la judeofobia, y que el primero no es más que la versión moderna y globalizada del segundo. Tratamos de creer que el repudio a la ideología sionista no es más que la manifestación antisemita de aquellos que no pueden expresar su odio a los judíos, luego que la caída del régimen nazi generara conciencia en la opinión mundial.

Ligar el antisionismo con el odio a los judíos es pensar que sería inconcebible que alguien sin ningún rencor contra los judíos no apoye el estado de Israel. Es pensar que la única manera en que alguien pueda estar en desacuerdo con la postura pro-israelí, es que esta persona tenga un problema de odio. ¿Tanto miedo le tenemos a pensar que existe una mirada alternativa al conflicto árabe-israelí, que rebajamos a cualquier opositor ideológico al nivel de un nazi? Es realmente irresponsable, cuando lo que con más fuerza exigimos es que no nos discriminen, y a la vez tildamos de racistas o xenófobos a quienes simplemente están en contra de un país, no de una raza, no de un pueblo. Llamar a una persona “antisemita” por sus opiniones sobre el sionismo es casi tan ilógico como llamar a alguien “asesino de niños palestinos” por ser judío.

El miedo es lo que nos mueve de manera más impulsiva y absurda. Nos hace confundir con enemigos o amenazas a quienes, en muchos casos, pueden llegar a ser una fuente de enriquecimiento filosófico e intelectual para nuestra cerrada comunidad. El antisemitismo hoy en día sin dudas existe, no es un invento de los judíos, pero tenemos que ser más responsables con la manera en que usamos el término. Creemos que toda crítica que se nos hace es producto del odio y nada más, y eso lo único que genera es más odio, pues como todos ya sabemos, quien está libre de todo reproche, no tarda mucho en caer en la corrupción.

Anuncios

19 Respuestas a “El miedo de separar “antisionista” de “antisemita”.

  1. Lamento haber leído tu artículo, me genera una mezcla de pena y vergüenza.

    El declararse anti-israel o antisionista es simplemente estar en contra al derecho pueblo judío a vivir en su tierra ancestral, por ende poniendo en riesgo su existencia y privándolo de cumplir las mitzvot, privándolo de cumplir la Torá. Eso es en si antijudaismo.

    Te aclaro también que el judaísmo no es una raza, sino una etnia. Existen blancos, negros, asiáticos, latinos judíos.

    Antisionismo es antisemitismo aceptado socialmente.

    • El judaísmo tampoco es una etnia. Dentro del judaísmo hay más de 70 grupos étnicos distintos.

      El judaísmo es lo que es: una religión que, como otras religiones, también está presente en las costumbres y tradiciones de sus practicantes. Ser judío no debería ser una identidad nacional.

  2. hola algo de razón tienes en el sentido que hay veces que comunidad sobre-reaccionamos ante cosas pequeñas.
    pero una cosa eso si… la gran mayoría de las veces el ser anti-sionista si es la manifestación de su anti-judaismo, y otro porcentage no menor es movido por falta de información pues lamentablememte los palestinos tienen mejores propagandas.
    esto se manifiesta cuando por ejemplo dicen ” el estado judio” luego de haber dado su opinion de israel, o cuando comparan lo que hace israel con lo que hicieron los nazis, o cuando luego de hacer una opinion lo extrapolan a los judios de chile.
    de sierta manera no se puede separar judaismo de israel. entonces cuando se habla mal de israel se esta hablando mal del judio.
    un tema no menor es que la gran mayoria de las resoluciones y informes sobre los derechos humanos hablen de israel cuando países como china, corea del norte o iran que es sabido por tener régimes autoritarios se los pase por alto.
    la verdad que israel es el estado judio de las naciones y como tal recive un monton de criticas sin sentido e irracionales.
    lo que no quiera decir que el gobierno a turno no haga cosas indevidas o que se equivpque; pero me atreveria a decir que cuando la gente critica a israel critica a israel y no a su gobierno.

  3. Interesante artículo Benja.
    Pero creo, como Max, que no es tan simple separar anti-sionismo de anti-judaismo.

    Algo que no puede pasar desapercibido aquí es que la mayor fuente del anti-judaísmo hoy es el anti-sionismo. Las justificaciones, los motivos del odio contra judíos (incluso fuera de Israel, incluso en Chile) es, en la gran mayoría de los casos, Israel. Exceptuando quizás los neo-nazis, el odio irracional contra los judíos hoy proviene del anti-sionismo. En ese sentido no podemos negar que los anti-judios suelen vincular sionismo con judaismo.
    ¿qué formas de anti-judaismo hay hoy que no esten vinculadas con el anti-sionismo? No muchas.

    Pero por otro lado, como bien dice el artículo, uno podría ser anti-sionista (estar en contra de la existencia del Estado de Israel) sin ser anti-judío. Aunque ahí se entra en conflicto con el argumento histórico de la importancia y necesidad que tiene para el pueblo judío un estado.

    Por ultimo aclarar que estar en contra de una política israelí o de La política israelí, no es anti-sionismo, es simplemente una distinta postura política. Anti-sionismo es estar en contra de la misma existencia del estado de Israel (a.k.a. un estado Judío).

  4. Max y Benja, estoy de acuerdo que en gran parte el antisemitismo moderno nace primero de un sentimiento anti-sionista de la gente. Eso no quiere decir que impliquen la misma cosa. Eso en muchos casos es tan solo ignorancia de la gente que ve en las noticias que se entró a Gaza y su reacción es decir “odio a los judíos”. Siendo este un caso muy común, una cosa no implica la otra. Existe gente, figuras públicas, intelectuales, profesionales, que entienden que son cosas distinas y pueden decir con firmeza que no creen en el sionismo y no son antisemita. Fiel prueba de ello: muchos son judíos.

    Para Gabriel: Si bien tu lógica me hace sentido, no estás entendiendo mal el problema. No hablo de estar en contra de la religión judía, hablo de estar en contra de los judíos. Es distinto. Si esque fuesen lo mismo, todos los fieles cristianos, misioneros, curas, etc, serían anti-semitas por creen que la Torá está mal.

    • Esta columna me parece grave, ya que, primero, el concepto de antisionismo que plantea aquí el estudiante de la católica es falso.
      El se enfoca a la política israelí, definiendo como el apoyo a las posturas el antisionismo, con un anhelo de buenísimo y pseudoprogresismo, bajo ese manto onírico de una inconsecuencia entre el sionismo y la izquierda. Todo esto bajo el título “diario judío”, me parece grave.
      Israel pertenece al congreso socialista internacional y somos muchos los que somos de izquierda y sionistas, sin que nos tiemble nada.

      Cuando miramos nuestra historia y actualidad, no nos miran con un prejuicio religioso? Hay un antisemitismo intrínseco e incorporado en la sociedad chilena. Partamos por el catolicismo. Pregunta a 10 católicos quien mato a Jesús y verás que al menos 7 te responderán “los judíos”. La iglesia se ha encargado sistemáticamente de desjudeizar la imagen mesiánica y al mismo Jesús como judío. Sin hablar de la inquisición, que con eso basta.
      Islam, no debería explicártelo. El odio al judío solo se acentuó con la independencia de Israel. Algunos como Ajmaneyad, de hecho gan declarado estar a favor de la aliyah, ya que así es más fácil eliminar a todos.

      Según ambas religiones vamos a un infierno por ser judíos, a unos les matamos a su Dios, para los otros somos traidores por que no aceptamos unirnos a su credo como lo hicieron los paganos de Medio Oriente alrededor del año 600.

    • Por favor interpreta la respuesta interior como dirigida hacia ti. No vi el nombre antes.

      Confundes el concepto de antisionismo, eso básicamente te jode la columna, ya que todo lo que planteas alrededor de esto es automáticamente falso.
      Israel y el sionismo, no son las políticas de gobierno, las operaciones militares o la postura sobre Judea y Samaria. El estar en contra de todo esto, no te hace menos sionista, todo lo contrario, si te importa es por sionismo.
      Entonces, como tu planteaste, antisionismo si es el antisemitismo disfrazado socialmente después de la segunda guerra.

      No es un tema de opinión, es un tema de conceptos, si no están claros, todo pierde validez.

      • Te doy a favor el enredo y falta de tecnicismo entre ser antisionista y estar en desacuerdo con el estado de israel. Creo aún así que mi punto no cambia, hay que saber entender que no por estar en contra de ciertas ideas se está en contra de un grupo de personas, menos cuando ese “en contra” implica el odio. Claramente diferimos en lo que es antisemitismo si crees que el catolicismo y el Islam son antisemitas o judeofobos en sí. Ahí ve tú lo que creas, no te acusaré de falto a la verdad pues es solo una opinión. Creo eso sí que mi postura muestra una mayor apertura de mente y un mejor recibimiento del judaísmo a la crítica, lo cual a la larga creo firmemente, llevará a una paz del judaísmo y sionismo con el mundo. Si piensas diferente: POR FAVOR, contactate con el diario y escribe una columna al respecto, voy a ser el primero en darte mis opiniones.
        Saludos.

        PD: No se cómo te las arreglastes para catalogarme de izquierda en tu comentario, creo que mi columna no da para sacar conclusiones de posturas políticas.

  5. Estimado Benjamin

    Creo que el tema que tratas da para una elaboracion mas sofisticada, metiste demasiadas cosas en la cazuela con el resultado de que tu postulado no es congruente con tu redaccion, transitas en tu texto desde la palabra “odio” hasta “no apoyar el estado de Israel”.
    El “odio al estado de Israel”, solo puede desaparecer si tambien lo hace quien lo origina, estaras de acuerdo que hoy en dia esta es de facto una postura antisemita, no veo otra posibilidad de calificar a quienes propugnan la desaparicion de Israel.
    Es muy diferente la postura de quienes tienen una legitima discrepancia con con Israel y su politica respecto a los palestinos, como seria la de Vargas Llosa que estimo ha dado multiples muestras de no ser un antisemita,

    En resumen, un tema muy complejo y que
    te sugiero profundizar con una mayor “fineza”
    en el analisis

  6. La idea del artículo es buena, sin embargo falta hacer muchas distinciones en forma más clara para dar a entender que el criticar las políticas de Israel no te hace antisemita, ni tampoco te hace antisemita el querer que Israel desaparezca como estado judío como solución al conflicto palestino-israelí. De hecho, en Israel se debate este tema en círculos intelectuales. Sí es preocupante el hecho de que haya tanta ignorancia entre judíos y no judíos frente al tema, lo que a nosotros como judíos sionistas comprometidos no atañe y responsabiliza. Finalmente, el pragmatismo gana, es decir, el antisionismo no pasa a ser más allá que una idea impracticable que además no lleva a ninguna parte.

    • Por otro lado me faltó decir: No existe una raza judía. Creo que el concepto que mejor se asemeja a lo que es Judaísmo es el de Mordejai Kaplán, padre del Reconstruccionismo: Es una civilización religiosa en evolución. Si el Judaísmo fuese una raza, no habría judíos negros, asiáticos o blancos. El criterio de adscripción al Judaísmo en general pasa por el aspecto religioso siendo la conversión el ritual convenido, pero para grupos humanistas, el sentirse judío es suficiente como para considerarse miembro. En fin, da para mucho más

  7. La red le permite expresarse a cualquiera sobre cualquier cosa. No hay duda que el arraigado sentimiento antisemita de antaño es el renovado antisionismo de hoy. ¿O acaso uds. conocen un movimiento que no reconozca el derecho de existir de cualquier otro país del mundo? Israel no tiene derecho a existir y todos los demás países del mundo si por puro sentimiento antisemita, no sólo es a causa del conflicto árabe-israelí. Si no nos damos cuenta los propios judíos, estamos en problemas…..

  8. La dificultad radica en que muchos antisemitas dicen ser antisionistas para ocultar su antisemitismo (a veces inconscientemente) y también hay sionistas que ocupan el antisionismo-antisemitismo para no aceptar ninguna crítica a las políticas del gobierno. Si no se hacen las distinciones adecuadas y se expresan con el debido cuidado, no se llega a mucho.
    Una vez leí una fórmula simple que me pareció acertada: cuando una crítica no deja ninguna opción viable disponible, es antisionismo… o anti lo que esté criticando.

  9. El antisionista, es decir, quien cree que los judíos no tienen derecho a tener un estado, mientras al mismo tiempo no tiene problemas con que existan una veintena de países árabes y más de 50 países islámicos, además de una larga lista de estados-nación, es claramente un antisemita. Dicho de otra forma, alguien que se opone a que los judíos ejerzan su derecho a la autodeterminación en su tierra ancestral, mientras que al mismo tiempo cree que el resto de los pueblos sí es titular de ese derecho, es claramente antisemita. Además muchos antisionistas recurren a una retórica antisemita como acusar a Israel de todos los males de la región, controlar el mundo o ser el “cáncer” de Medio Oriente. Jamás hay que confundir el anti-sionismo con la crítica las políticas del gobierno israelí, algo que muchos acérrimos sionistas harían, quien confunde demuestra que desconoce el verdadero significado del sionismo.

  10. Muy buena nota. Como judío no sionista (si, existimos judíos que no somos sionistas) comparto el concepto, creo que no se debe igualar judaísmo con Israel. Israel es un Estado judío, pero no la representación de todos los judíos del mundo. Por eso igualar la posición respecto de uno y del otro es un error.

    • creo que tu no entiendes el concepto de que es ser sionista.
      el ser sionista nada tiene que ver con apoyar o no al gobierno de turno incondicionalmente.
      el ser sionista es creer que los judios tienen un derecho sobre la tierra de israel.
      de hecho existen distintos grupos que con diferencias de pensamientos radicales y aún asi ser sionistas.
      ahora el ser anti-sionista es decir que los judios no tienen derecho a autogobernarse y al existir este concepto solo con israel ( no existe nada parecido con ningún país arabe y/o ocxidental) si es un acto de anti judaismo.
      ahora si tu dices ser judio y anti sionista o no entiendes lo que es ser antisionista y piensas que es algo contra el gobierno o eres un judio anti judio (si, existen judios antijudios)

      • Max, el Sionismo tiene varios significados, no es solamente el derecho a la tierra de Israel. Por excelencia se define como el movimiento de liberación nacional del Pueblo Judío lo que necesariamente implica una mayoría judía en la tierra de Israel. Existen judíos que no son sionistas y también antisionistas pero no necesariamente son antisemitas. Hay una gran confusión al respecto. El antisionismo es marginal e impracticable. Cuando se mezcla Israel, Judaísmo y Sionismo en el mismo paquete, es cuando estamos en problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s