Rezando como robots

por TOMAS CALVERT, Est. I° Medio, Instituto Hebreo. Janij Escuela Betel.

 

Recuerdo con claridad un Shabbat por la mañana, iniciado el estudio, el rabino pregunta: “¿Cuál es la diferencia entre el hombre y el robot?” luego de varias ideas, el rabino contesta; “la diferencia, más allá de las típicas respuestas como amor y otras emociones, el hombre posee fe y libre albedrío”.

¿Hasta qué punto llega el libre albedrío del hombre, y lo vuelve realmente un hombre? Uno nace y crece con las ideas de quienes lo rodean. Las religiones llevan cientos o quizás miles de años influenciando al hombre, y si bien todas tienen diferentes ideas, todas se mantienen en el tiempo bajo el mismo ideal; continuar en el tiempo. ¿Cómo continúan sin extinguirse?

¿Cuándo lo bautizaron? ¿Cuándo es el Bar Mitzvah? Mi hijo tendrá mi misma religión. Un eterno círculo con la misma idea. El padre que le enseña a su hijo, en algún momento fue el hijo que preguntaba. ¿Qué es lo que enseña? Lo mismo que aprendió. ¿Cuantás veces vas a rezar, conociendo los rezos al derecho y al revés, sin pensar en lo que rezas? ¿Estamos enseñando sin saber su significado? Mi respuesta cambió totalmente mi mundo y mi punto de vista del judaísmo.

El niño ignorante o el egresado en ingeniería, el estudiante de un colegio judío o el de un colegio laico, todos tienen un nivel de conocimiento religioso diferente, y aun así todos tienen algo en común. Pueden conocer el significado de los rezos, pero no piensan realmente en lo que hacen.

Como madrij, voy a compartir mis pensamientos sobre judaísmo, planteando la duda, logrando así que se corte el eterno círculo. Si bien el hombre tiene fe y libre albedrío a diferencia de los robots, al momento de profesar una religión, el hombre deja de lado su libre albedrío, y su fe pasa a ser nada más que parte de su sistema autómata.

La verdadera fe no viene de creer ciegamente, viene de creer después de criticar, cuestionar, y todavía poder seguir creyendo. 

Luego de quince años de vida, participando de movimientos juveniles desde los tres y siendo un estudiante de un colegio judío desde los ocho, rezaba justamente como un robot. Pero como joven judío, alumno del Instituto Hebreo, casi madrij de un movimiento juvenil masorti, y alguien que lo único que deseaba era llevar a cabo su Bar Mitzvah, he quebrado mis esquemas, perdiendo mi fe.

Ya no creo en Dios.

Anuncios

4 Respuestas a “Rezando como robots

  1. Maimónides dice que uno no debe creer en Dios, sino que debe saber que existe (vale decir, por ruta lógica). Me alegro que hayas dejado de creer como robot. Pero ahora viene lo más difícil, que es seguir preguntando e investigando hasta descubrir la verdad.

  2. La educación judía siempre ha sido como la señalas, mediante criticas y cuestionamiento. En mi opinión, una tremenda virtud del judaísmo ha sido sobrevivir a un proceso constante de preguntas y cuestionamientos. Más virtuoso aun es cuando lo ha hecho sin sobrevivir ni a su estructura ni a su escencia… evidentemente algo debe haber de tras de tanta resistencia…

    Tu columna hace un buen esfuerzo por describir lo anterior pero al no plantear ni una sola pregunta respecto de tu tema: el rezo. Entonces se vuelve básica. Si no tienes preguntas mal pueden existir respuestas.Si tan solo es molesto hacer algo porque es motonono, es solamente eso, algo que me/te molesta pero no algo que habilita a generar una respuesta… no es tampoco una pregunta.

    Según tu propia visión lo clave son las preguntas… no tan solo las molestias, las incomodidades… si no somos capaces de generar una mínima idea respecto de lo que nos molesta es entonces imposible poder tener alguna respuesta…

    Si la religión te quita el libre albedrío por decirte lo qué hacer, tu definición del libre albedrío esta perdida frente al estado, tu universidad y probablemente en alguna medida frente a tus padres. Si ese es tu libre albedrío… claro es como el de un Robot.

    Siendo creyente ocupo una famosa frase para contestarte… no, en el Dios que tu crees, yo tampoco creo!

    • Excelente la aplicacion de la logica del pensamiento , creo que el que dió origen a este diálogo va justamente en un momento y en algun lugar con el pensamiento divino . Shalom

      • Me dirigia a tu comentario como execlente logica del pensamiento . DB
        Con respecto al que dió origen a este diálogo va justo a encontrarse , en la vuelta de una esquina ” con el pensamiento divino “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s