Tisha be’Av, el día más triste para todos

por FELIPE MARKMANN, Est. Derecho, U. Adolgo Ibáñez. Músico.

 

Soy el menos religioso que hay, pero pensé esto y creo que tiene sentido.
Tishá b’Av adquirió importancia porque repetitivamente en ese mismo mes (Av), y específicamente el día 9, han sucedido muy malos acontecimientos para los judíos a lo largo de su historia.  Para los no muy religiosos como yo, entendemos la fecha como un día en que se recuerda la mala raja que hemos tenido.

Sucesos antiguos como la destrucción del primer templo, y luego del segundo, pero coincidentemente han sucedido eventos contemporáneos tan desastrosos como la primera guerra mundial y el atentado de la Amia, que cumple 20 años.

Independiente de si se tiene una visión religiosa (que no la tengo) y si se cumple exactamente lo que el judaísmo pide sobre Tishá b’Av, siento que no puedo evitar pensar que este mes, Av, ha sido CATASTROFICO para los judíos, y especialmente esta vez, también para los árabes palestinos y para la población en general.  Por primera vez en mi vida, siento que vale la pena darle sentido a la ocasión.
En este momento, hay mucha gente que me quiere matar, a mí, a mis amigos, a mis papás y a todos mis hermanos solo por ser judíos y mostrarnos partidarios acerca de la existencia del estado de Israel. Pero lo más alarmante no ha sido eso: durante este mes de Av, los que nos odian ya no lo ocultan ni siquiera un poco, lo han dejado salir como si su odio hacia lo judío fuera algo natural o completamente justificado, con gran facilidad y total impunidad del resto de la sociedad, esparciendo sus opiniones que incitan al odio como si estuviesen hablando sobre fútbol el clima.

Pero ni el pueblo judío ni el pueblo palestino son fútbol ni clima. Aun cuando la gente quiera seguir viviendo en su propio morbo, volver la guerra un asunto de farándula y orientar su vida en función del odio, nosotros, todos los seres humanos que aún pensamos antes de actuar, debemos informarnos e informar, hablar y esparcir lo que pensamos de la misma manera que lo hacen los antisemitas, los anti existencia, a quienes no les importa ni el pueblo judío, ni el pueblo palestino, ni ningún otro pueblo.
Este lunes es Tishá b’Av, un día triste para todos los árabes no radicales, cristianos, judíos, sirios y ucranianos, pero no para Hamás.

Esta fecha tiene una importancia tremenda para que no olvidemos la locura que todos los humanos estamos viviendo estos días, ya sea los que viven su vida bajo el terror de la violencia, o los que seguimos tranquilamente reproduciendo un sistema como si tanta gente no estuviera sufriendo horrores en tantas otras partes del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s