Del cordero pascual a la mezuza

por CLAUDIA ABELIUK, Lic. En Artes Plásticas, U. Finis Terrae. Magíster en Gestión Cultural, U. del Desarrollo. Coordinadora Extensión Cultural, Círculo Israelita de Santiago.

 

“Y Moshé convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua… Porque HaShem pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará HaShem aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir. Guardaréis esto por estatuto para vosotros y para vuestros hijos para siempre”. (Éxodo)

 

Pesaj es el nombre de la festividad que recuerda al judío cuando fue liberado de la esclavitud en Egipto. La palabra Pesaj significa “pasar sobre”, saltar, y proviene de cuando D’os envía la última plaga: la muerte del primogénito. Moisés advierte al pueblo judío para que permanezcan en sus hogares y les da la orden de marcar las puertas de sus casas con sangre de cordero. De esta manera, el ángel de la muerte pasó sobre las puertas de sus hogares, evitándose así la muerte.

La mezuza declara: “aquí vive un judío” sobre la cual están escritas con caligrafía especial dos “parashiot” (capítulos) de la torá. Uno de estos parashiot es el Shemá Israel, que resume toda la fe del pueblo judío: “Ama a tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con todas tus fuerzas. Las leyes que te prescribo hoy, grabarás en tu corazón. Las explicarás a tus hijos, meditarás en ellas en toda ocasión, al amanecer y al anochecer. Átalas por signo sobre tu brazo, ponlas por señales sobre tu frente y escribirlas has, en las entradas de tus casas y de tus ciudades.”

Quisiera rescatar la última frase, en la cual se hace mención a aquellos “signos” que identifican al judío. Algunos sabios han dicho: Todo el que tiene tefilín en su cabeza y brazo, tzitzit en su ropa, y mezuzá en su puerta está asegurado que no pecará, pues tiene muchos recordatorios y ellos son los ángeles que lo salvan de pecar.

La conexión que se establece entre el cordero pascual y la mezuza se analiza bajo el concepto de “puente”: una continuidad que se construye para unir tiempos y espacios desiguales y lograr un vínculo que proporciona identidad.

A pesar que más de dos siglos de esclavitud pueden lograr asimilar totalmente el esclavo a la cultura esclavizante, los judíos supieron mantener su identidad. Es quizá esta la razón por la cual logran conseguir su libertad. Sin embargo, mantenían una identidad pasiva. La mentalidad del esclavo produjo un status quo, un detenimiento en el proceso de identidad como pueblo judío. El vuelco de esta situación se da cuando la noche de la última plaga, donde mueren los primogénitos, Moisés ordena a los judíos a sacrificar un cordero y después de comérselo, marcar con su sangre  las puertas de sus casas. La toma de conciencia representa el fin de la esclavitud y el punto de partida para entrar en la era de la libertad, y es lo que yo podría colocar bajo el concepto de puente.

La ausencia de identidad se convertirá, dentro de la tradición judía, en el puente que existe entre la puerta marcada con sangre en Egipto, al precepto de fijar la mezuza; claro signo de reafirmación constante de la identidad judía. Este “puente” es crucial en la construcción de la identidad, puesto que sirvió para despertar una conciencia nacional y a generar el nacimiento de un pueblo, el Pueblo Judío.

La mezuza, que nos advierte “allí dentro vive un judío” -o un grupo de ellos-, delimitando y definiendo lo que está hacia adentro de la puerta de lo que está hacia fuera, nos recuerda el sentido del sacrificio del cordero, aludiendo al “puente” histórico; el paso de la esclavitud a la libertad, de la conciencia de una religión individual a una colectiva (la del pueblo de Israel).

Este paso del cordero pascual a la mezuza, quizás Hegel lo llamaría una alienación espiritual, que se produce por la vinculación entre sujeto y objeto, entre el pueblo judío y estas marcas que lo definen e identfican y que han estado presentes durante milenios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s