Judíos en Chile: la vergüenza de un grupo poco reconocido y respetado como actor social en su sociedad.

por JONATHAN RAPAPORT, Est. Psicología, U. Del Desarrollo.

¿Vergüenza o culpa? o ¿sentimos vergüenza a la misma vez que sentimos culpa? Cada Diciembre muchos de nosotros cerramos un ciclo y estamos de cara a enfrentar otro ciclo y otro año, porque a pesar de que hace solo un par de meses celebramos nuestro año nuevo judío, es en este mes donde se celebra el termino de un año y el comienzo de otro para nuestra sociedad global occidental en la que estamos insertos.

Como judío podría referirme a que el mayor de los sentimientos que me hace sentir mi religión y el que más se repite durante indeterminadas veces en el año es el orgullo, probablemente todo lo contrario al sentimiento y la emoción de vergüenza, ya que gracias al legado histórico que nuestra religión nos transmite, y el sin fin de festividades que durante el año nos hacen recordar cuanto hemos sido perseguidos a lo largo de la historia, y sin embargo hemos prevalecidos, me dice que algo tenemos intrínsecamente que nos dota de un valor agregado. Sin embargo todo este orgullo se ve mermado por la vergüenza que me produce a ratos el darme cuenta como una gran cantidad de miembros de mi comunidad se acercan a las comunidades solo en dos o tres fechas en el año, y se acuerdan de pedir perdón un solo día, cuando nos sentimos débiles física y psicológicamente y regresamos a nuestra esencia humilde que caracteriza al ser humano, pero que se pierde con el paso de los años.

Siempre me he referido a mi pueblo como un pueblo único, poderoso e invencible, orgulloso de lo que somos e increíblemente unidos, pero ¿cómo es posible que quince mil judíos en Chile no puedan lograr lo que un grupo, con menos influencia política y social como lo es el MOVILH, logró? Los judíos en Chile aun no logramos del resto de la sociedad un reconocimiento y respeto como grupo que la integra. ¿Cómo es posible que durante el año que está terminando, tanto actores políticos como sociales, se hayan referido hacia nosotros de maneras tan despectivas, y que nuestras comunidades donde nos casamos, hacemos nuestro bar mitzvah y asistimos cada viernes hayan sido atacadas moralmente, y no hayamos conseguido generar una ley que nos proteja y nos ampare para no ser víctimas de terrorismo? porque les cuento que el terrorismo moderno no viene en misiles ni atentados que destruyen nuestros edificios, pues saben que estos se reconstruyen rápidamente, sin embargo este 2011 fue uno de los años con mayor índice de ataques hacia nosotros y nuestras comunidades a lo largo de todo Chile.

Espero del 2012 ver esa unidad de la que tanto hablamos y llenarme de orgullo, para opacar y dejar de lado los días donde la vergüenza fue la emoción dominante, y generar las políticas y leyes necesarias para poder vivir tranquilamente nuestra religión con nuestras familias y no olvidarnos jamás que somos vulnerables siempre a un nuevo holocausto, uno sin muertes físicas, pero si el asesinato de nuestra memoria judía.

Anuncios

11 Respuestas a “Judíos en Chile: la vergüenza de un grupo poco reconocido y respetado como actor social en su sociedad.

  1. Señor
    Director General
    Instituto Hebreo de CHILE
    Sergio Herskovits
    Presente.
    Inicio estas palabras sabiendo que mi partida del colegio es voluntaria y con el sentimiento de la tarea cumplida. Me nace , en este momento, agradecer, a quienes colaboraron conmigo, en la maravillosa misión de profesora, y en el rol de Jefe de Departamento . Mas, en esta oportunidad, cuando mis palabras empiezan a tomar el camino de la despedida, quiero, por su intermedio, decirle a toda la Comunidad Educativa, que valoro afectuosa y positivamente, el espacio que tuve para desempeñarme como profesional de la educación , para ejercer como representante de mis compañeros y compañeras de trabajo y para agregarle otro sentido a mi vida. Permítanme, reconocer a los que trabajan en el área de Mantención; de Seguridad; de Administración; de Salud, de Biblioteca, a mis colegas de Docencia , tanto del área Judaica como de Ramos Nacionales.
    Desde un principio concebí al Instituto Hebreo, dentro de la comunidad, como un vértice más de la casa y de la sinagoga. Por ello, me parecía significativa la tarea que cumple el colegio con su curriculum y con el desarrollo de los movimientos que alimentan el ser judío. Agradezco por tanto, a todos y a cada uno de los integrantes de la Comunidad Judía, que durante casi 18 años me permitieron compartir la educación de sus hijos, e incluso, entrar a sus casas compartiendo y conociendo parte de la cultura judía.
    A mis alumnas y alumnos, que son la razón de existir del Instituto y de nosotros los que ejercemos la labor de la docencia, quiero que mis palabras recojan el respeto, el cariño, la amistad , y la confianza demostradas en todo momento, por ellas y ellos. Haciendo muchas veces que las murallas del colegio, sean solo un detalle. Dejo en ellas y ellos, las ideas compartidas y el sentimiento de un mundo mejor. Me quedo con la emoción de haberlos acompañado en su proceso de desarrollo, intentando colaborar en el proceso de la construcción de sus aprendizajes.
    No es fácil cerrar un ciclo de la vida como profesional, cuando se ha compartido más de un tercio de la vida de un chileno promedio. Sin embargo, cuando el tiempo permite la lucidez para ser consciente del término de una etapa, se tiene la satisfacción del deber cumplido y de la consecuencia con el compromiso, sí, el compromiso que adquirí con el colegio cuando acepte trabajar en él, como también cuando acepté representar a los Trabajadores como Presidenta del Sindicato.
    Sería injusto de mi parte, si mis palabras llegarán al final y no valorara, en justa medida, al Vaad Hajinuj y al Centro de Padres y Apoderados , por su apoyo en la construcción de esta bella Comunidad , donde la vida es mucho más que una estación.
    En todos los casos, agradezco la confianza depositada en mí, por tanto tiempo
    Y a todos , y a cada uno, una vez más , gracias por existir y por haber compartido este breve espacio de nuestra vidas.

    Italia Bersezio Gonzalez

  2. estimado sergio.me extrañan mucho tus palabras de ser agredidos.yo trabajo en un servicio tecnico de automoviles.y primera vez que tengo clientes judios.fue la peor experiencia que he tenido toda mi vida atendiendo un cliente.este fue la persona mas desagradable,sin respeto,humilladora,e intolerante que he conocido durante toda mi vida.este señor judio buscaba que todos los que amablemente lo atendieron sintieran un rechazo a este señor resentido social.los chilenos no queremos personas como estas.si no estan conforme en chile,pueden irse.los chilenos no queremos resentidos sociales.
    me di cuenta que este señor busca que nadie lo quiera.a su hijo le dio verguenza el actuar de su padre.su hijo es una persona espectacular y querida por todos nosotros.pero su padre debe tener problemas que arrastra de otra parte que no es chile.
    espero que ayuden a sus pares que tienen odio con todo el mundo.los chilenos no tenemos culpa de sus problemas personales.
    pd:espero que ayuden a estas personas que hacen que los chilenos no queremos cerca ni hablar con ellos.
    un abrazo fraternal para todos ustedes.

    • Ivan, es curioso como cuando un judio hace algo, todos los medios enfatizan en su caracteristica de “judio” para despues agregarle los calificativos, asi como cuando hinzpeter hace algo o dice algo que no gusta, asi como mauricio israel hizo algo malo en su momento, y asi como por ejemplo ahora la patagonia y el incendio que supuestamente lo produjo un judio, sin embargo nadie se ha referido ni caracterizado como “ese catolico…” o “ese evangelico…” muchos no se dan cuenta, pero lo que hacen con “ese judio” es segregar, rechazar, excluir y fomentar el odio y rechazo! lo que tu haces es lo mismo, hablas de los chilenos y los judios como su fueran cosas excluyentes y diferentes, pero te cuento, para disminuir tu ignorancia cultural que los judios pueden ser chilenos, argentinos, alemanes, etc! no tiene nada que ver la nacionalidad con la religion, y a pesar que concuerdo con tigo en que hay judios que no dejan muy bien parados a nuestra comunidad, son chilenos igual que tu, y en el extranjero no hablan del “judio humillador”, si no del “chileno humillador”. lea mas señor ivan y aprenda mas sobre religiones!

  3. El respeto y el reconocimiento no se ganan haciendo leyes como si fuera algo obligatorio, estas cosas se ganan en verdad , voy cambiar la palabra religion por “pueblo” porque imagino que nacio de un vientre judio. Si su pueblo no se ha ganado el respeto en toda la historia en casi ningun pais es por algo amigo mio y usted sabe bien que es

    • Y usted Gonzalo debe ser alguien que se ha ganado harto respeto de la gente a su alrededor, no?
      Si nuestro pueblo no se ha ganado el respeto en toda la historia en casi ningun pais, a pesar de tener una gran proporción de los premios Nobel, aportes científicos notables (más encima en un pueblo tan poco numeroso, que fue diezmado en el Holocausto), es sólo porque gente como usted, sigue creyendo rumores medievales.

      Que los judíos ésto, los judíos esto otro…todo viene del odio y envidia, y los inocentes como usted que les creen. Lea el libro “Los Protocolos de los sabios de Sion”, que irónicamente, contiene todas las ideas que seguramente usted considera “lo que sabemos bien qué es”…comerse niños en navidad, dominación mundial, etc, etc, puros rumores ridículos e infundados. ¡¡Y adivine qué es lo peor de todo!! Ese libro ni siquiera es original, es un plagio TEXTUAL de otro libro de odio que también era infundado!! Sólo cambiaron las personas que el pueblo original debía odiar, por los judíos. Fue expandido por Rusia en la época de los pogroms, luego en Alemania por los nazis, y los árabes tienen uno al lado de su almohada. Pero misteriosamente, no aceptan que es falso su librito, y ya fue demostrado, tomando párrafos completos donde cambian el protagonista por un rabino, o un judío.

      Aliméntese de cultura don Gonzalo, conozca al “pueblo” y vea que son igual que el resto de seres humanos. Si usted anda vomitando rumores ridiculos es por algo, amigo mio, y usted sabe bien que es.

  4. Weapon X si, he leido los protocolos… pero te quiero hacer una pregunta relacionada a tu holocausto , porque si alguna persona disiente sobre ese asunto es puesta en la carcel o acusada de “antisemita” , Si este asunto fuera verdad ustedes no tendrian que temer , haciendo mil malabares para hacer creible el cuento ya sea novelas , libros, PELICULAS , mi percepcion del holocausto es que es una gran torre tambaleandose y en cualquier momento se desmoronara ya que no resiste la verdad y el analisis
    Por otro lado ya que los he visto en marchas por la “tolerancia” en mi pais , periodistas del diario La Nacion fueron despedidos de sus puestos por que en un panfleto aparece la palabra judio, vaya que tolerantes son ustedes.

  5. Gonzalo,
    Podrá intentar borrar muchas cosas y contar otra historia, quemar libros y fotos, pero nunca podrá borrar los tatatuajes en los brazos de los prisioneros, y mucho menos, en sus sobrevivientes y sus testimonios.
    No se baje al nivel de los líderes más fanáticos y extremistas del mundo. Este es un crimen contra toda la humanidad. Está abiertamente siendo racista contra todas las minorías que fueron torturadas y con objetivos de exterminio y “purificación” de la sociedad.
    Si el Holocausto fuera una mentira, sería un impecable plan coordinado entre los líderes judíos, gays, de descendencia africana, gitanos, representantes de los minusválidos y discapactiados.
    No se confunda, negar el holocausto es puro y completo racismo.

  6. Y que me dice usted del holocausto que iniciaron en 1917 en Rusia + los 4 millones de muertos en Alemania por inanicion y campos de concentracion en Polonia despues de 1945
    esos muertos no cuentan verdad? su holocausto es pura fantasia e hipocresia pero no se preocupen en contestar no los molestare mas en esta pagina ya que siempre han tenido una respuesta para todo y ya dejen esos vocablos para defenderse: “racista” ” antisemita”
    ya basta hipocritas.

    bye

    • Gonzalo nos muestra la intolerancia y mente cerrada típica de los antisemitas. Se escuda en el cuestionamiento del Holocausto, lo que yo personalmente sí tolero…preguntarse si quizás no fueron tantos los muertos, sino una cifra menor, y afines, es totalmente aceptable. Pero venir a decir que no murió ningún judío entre 1933 y 1945, simplemente bordea lo estúpido. Además lo que él hace no es cuestionar, es directamente negacionismo.

      No quiere ver la realidad, no quiere aceptar, aunque le digamos el nombre de todos nuestros parientes que murieron en el Holocausto, que sí sucedió. Para él, simplemente se fueron a una realidad paralela, porque en este mundo, no están más. Le pido entonces Gonzalo que por favor les envíe mis saludos, y me cuente cómo les va. En una de esas, yo también me podría ir a ese mundo paralelo, porque acá, ya me tienen bastante aburrido los individuos como él.

      Por lo menos le da vergüenza que lo tilden de antisemita, e intenta quitarse la etiqueta devolviendo descalificaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s