El Milagro de Januca y la búsqueda de nuestro verdadero Erej Elion en el camino de la Tora.

por ARIEL BOHORODZANER, Est. Derecho, U. de Chile. Director de Gestión, Federación de Estudiantes Judíos.

Hace muy pocos días termino januka, la fiesta en la cual conmemoramos el milagro del aceite que duró 8 dias en vez de uno después de que que todas las vasijas del templo fueran destruidas, pero lo más importante es el milagro sobre la victoria por parte de los maccabim contra los griegos que, a pesar de ser la potencia dominante en la región, fueron vencidos por un grupo muy pequeño que se rebelaron en su contra al ver amenazada la esencia del judaísmo.

Se dice que antes de la llegada del mesías debemos pasar como pueblo por varias pruebas, las cuales estábamos destinados a enfrentar para poder constituinos como tal, de la misma forma que los patriarcas fueron probados. Estas pruebas son los exilios, los que no implican necesariamente el destierro físico del pueblo de Israel, sino que puede ser uno espiritual o moral como al que estaban sometidos bajo la dominación griega, apartándose de los principios del judaísmo, los cuales podrían resumirse en intentar emular sus atributos. Esto se puede llamar nuestro erej elion, o fin superior, es decir, el propósito al que debemos orientar nuestra vida, el móvil que nos motiva en cierta forma a hacer sentir nuestras vidas llenas y con un sentido, lo cual produce un gran vacío en la gente que lo pierde, cayendo en depresión. Estos pueden ser muchas cosas distintas o una mezcla de ellas en orden de las prioridades subjetivas.

Por dar algún ejemplo, podemos ver que para  algunas personas su erej elion son los placeres mundanos, es decir, su móvil a través de la vida es lograr la mayor cantidad de placer y satisfacción, el cual contradice la esencia del judaísmo que comprende la vida como una efímera prueba, para la cual debemos esforzarnos a ser uso de nuestro libre albedrío para controlar nuestros instintos básicos y de esta forma poder acercarnos al objetivo que Di-os encomendó, de los cuales sus resultados no se manifiestan en este mundo necesariamente, sino en la eternidad. Otro ejemplo de erej elion recurrente es el de “kavod u honor”, es la gente que dedica el ímpetu de su vida a alcanzar fama, prestigio, la admiración, o ser recordados en la posteridad, como por ejemplo el que pareciera tener nuestro actual presidente. Se proponen llegar a altos cargos, o tener grandes logros, el problema de esto es que la motivación proviene de una misión absolutamente egocéntrica, la cual contrasta con lo que nos enseñala Tora, que debemos ser humildes como moshe rabeinu que nunca quiso el poder pero fue un gran líder para servir a Di-os. El problema de esto es sacar de la ecuación a Di-os, produciendo que se pueda apartar de su justicia.

Hay otros ejemplos más nobles y altruístas, como son las personas que tratan de buscar una sociedad más justa, ayudar a los mas desvalidos, fomentar el progreso de la humanidad, adquirir profundos conocimientos del mundo y su funcionamiento, lo cual es más que rescatable pero desde la óptica de nuestra tradición adolece en parte del mismo problema que el erej elion “hedonista” y difieren de que uno busca la satisfacción de uno y el otro de muchos pero finalmente solo buscan satisfacer las necesidades seculares. Lo cual es excelente y sin duda uno de los mayores desafíos que tenemos como humanidad es vivir en paz, pero como judíos debemos iluminar de la misma manera que la de la janukia y ser luz para las naciones, transmitiendo lo que descubrió Abraham y que fue conslidado con la entrega dela Toraen el monte Sinai, el concepto de la existencia de un solo Di-os, lo que nos da otro concepto de erej elion, siendo el propósito de nuestra vida acercarnos a Di-os por medio del uso de nuestra voluntad, cumpliendo con sus preceptos.

Por eso el milagro del aceite significó tanto, ya que si bien en el caso de no tener aceite puro que era el necesario para prender la menorah del templo se podía utilizar aceite impuro, el sentido que da realmente la importancia a la pureza del acite es su simbolismo frente a la dominación griega que tenía un gran desarrollo como sociedad, teniendo democracia y grandes conocimientos científicos y filosóficos, además de gran poder bélico, y representan todo los fines superiores que contradicenla Tora, no pudiendo diferenciar entre puro e impuro como suele pasar hasta el día de hoy en gran parte de la sociedad occidental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s