Redención

Prédica compuesta para los servicios de Iamim Noraim 2011 en la Comunidad Judía de Temuco, Chile.

Hoy no juzgo, me reconozco. Hoy no sufro, me libero. Hoy no oprimo, te libero. Hoy no ignoro, reparo. Hoy no niego, te comprendo. Hoy no temo, reflexiono. Hoy no culpo, me compadezco. Hoy no cargo, te perdono. Hoy me disculpo, y pienso.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber hecho lo suficiente y por conformarme con hacer el mínimo.

Al jet shejatanu lefaneja, por caer en el conformismo y no dar lo mejor de mí.

Al jet shejatanu lefaneja, por no hacer la reparación de la sociedad mi primera prioridad, por dejar que mis intereses individuales y egoístas estén por sobre los de los demás.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber desarrollado mi capacidad de amar.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber ayudado a que la sociedad fuera un poco más justa y un poco menos desigual.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber luchado de verdad por una educación más digna en nuestro país, por una salud pública de calidad, por una vivienda mínima y por un trabajo noble para los demás.

Por todo esto te pido perdón, perdón para mí y para los demás.

Al jet shejatanu lefaneja, por no hacer de mi vida un ejemplo de imitar.

Al jet shejatanu lefaneja, por no promulgar suficiente los valores de la igualdad, la libertad y la fraternidad.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber luchado activamente contra la discriminación, por no tomarme en serio la defensa de las minorías y la comprensión de los diferentes.

Al jet shejatanu lefaneja, por no ser una voz en la sociedad de paz y reconciliación para poner fin a los numerosos conflictos que toman lugar en el olam.

Al jet shejatanu lefaneja, por no combatir la esclavitud de niños en Africa, la horca pública y ejecución de homosexuales en Irán, la lapidación de mujeres en países musulmanes fanatizados, las constantes violaciones a los derechos humanos en China, o temas mucho más cercanos, como el embargo y bloqueo de la sociedad civil enla Franjade Gaza o la vergonzosa desigualdad social en Chile.

Al jet shejatanu lefaneja, por llorar por los 33 y luego no hacer nada por reclamar por las condiciones de trabajo deplorables que siguen sufriendo los mineros en nuestro país.

Al jet shejatanu lefaneja, por no indignarme frente a la descarada e injusta explotación del hombre por el hombre alrededor de todo el mundo, por no denunciar los excesos y abusos cometidos y de los que soy todos los días testigo.

Por todo esto te pido perdón, perdón para mí y para los demás.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber sido un guerrero para los indefensos, un guardián para el prójimo y un justiciero para los necesitados.

Al jet shejatanu lefaneja, por no haber sido lo suficientemente crítico frente a la sociedad.

Al jet shejatanu lefaneja, por haber permitido que otro año pasara sin haber convertido mis sueños en realidad, que otro año pasara sin haber sentido la pasión por vivir la vida cada día, como si mañana se fuera a acabar.

Al jet shejatanu lefaneja, por dejar de creer que otra realidad es posible, y que soy yo quien la va a cambiar.

Al jet shejatanu lefaneja, por no estar completamente convencido de que juntos lo vamos a lograr.

Por todo esto te pido perdón, perdón para mí y para los demás.

Nico Riethmüller

Director – El Diario Judío

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s