¡Vota por Optimus Prime!

por BENJAMIN KRAUS, Est. Pedagogía, U. de los Andes.

 

Si no te levantarás a votar para las primarias presidenciales y no te interesa saber cuál es el candidato más indicado para gobernar el país, te recomiendo sinceramente leer otra columna. Esto va dirigido a aquellos que les preocupa el futuro de la sociedad chilena.

Se acercan tiempos difíciles. Pocas veces se nos ha entregado la posibilidad de opinar. No podemos desaprovechar lo que va a suceder el próximo domingo, cuando por primera tengamos la facultad de decidir sobre el futuro candidato a la presidencia de Chile. Esto es bueno. El país está cambiando; lentamente, pero cambiando a fin de cuentas. Nos estamos convirtiendo en un lugar más “democrático”. Pero la verdad es que la política es una basura.

Cambio tras cambio que se ha hecho, modificación tras modificación que se ha propuesto, todas llegan a lo mismo finalmente. Estamos asqueados de escuchar y atender a las necesidades de los cargos públicos que lideran la nación. Nos aburre ver en la televisión a las mismas caras de siempre. Nos deprime ver que suelen repetirse las mismas reformas sin sentido que son propuestas para mejorar la sociedad. No creemos en lo que nos dicen los políticos. Lo único que nos agrada es cuando uno deja la embarrada y gozamos con la pelotudez de acto que realizó. Nos sentimos defraudados. Sin embargo, seguimos votando por las mismas caras que se han repetido durante mucho tiempo. Que el empresario es el mejor candidato; que la dueña de casa puede tener mayor afinidad con el pueblo; que el religioso va a seguir las riendas conservadoras del país. A todos esos comentarios, yo les digo: ¡a la mierda! Votaré por Optimus Prime.

¿Por qué el líder de los autobots es el mejor candidato? Es algo novedoso, una diferencia que marca la excepción que siempre vemos a la regla. Por más que hayamos escuchado preciosos discursos de algunos candidatos, o que otros hayan ofrecido tremendos cambios que hagan del país un lugar más inclusivo, todos siempre estarán mintiendo. Nunca cumplen lo que prometen. Se quedan con las palabras bonitas para conquistar a su público, y cuando ejercen su labor no hacen nada de lo que proponen en un principio. Es como si a lo largo de su carrera política se les olvidaron sus comienzos para convertirse en una especie de villano, un Megatron capaz de defraudar a toda la sociedad.

Si realmente tuviéramos un líder que cumpliera sus propuestas, todas las peleas políticas se irían a la basura. Todos los partidos se erradicarían, y la brecha en las diferencias sociales se acortaría al punto que ya no la podríamos notar. Pero esto no sucede. La política es un carrusel. Da vueltas y vueltas en un círculo, siempre pasando por el mismo lugar. Por más que se intente un cambio, nada nuevo será visto. Sé que mi candidato no saldrá elegido. Tengo claridad de que el tuyo probablemente tampoco lo sea. Esto lo digo ya que por más que alguien sea electo como presidente, al mes de ejercer su cargo se convertirá en otra persona. Alguien que prometió y no cumplió.

Es por eso que propongo lo siguiente: la próxima vez que te enfrentes a la papeleta para votar –si no tienes ninguna predilección y deseas tener una opinión- escoge a Optimus Prime, líder de los Autobots, salvador del planeta tierra en variadas ocasiones. Él es un candidato que hace lo que dice. Sus palabras son hechos para nosotros. ¡Vamos Chile! ¡Vamos Sr. Prime!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s