El Aparato Psíquico y los Candidatos de la Nueva Mayoría

por JONATHAN RAPAPORT, Lic. en Psicología, U. del Desarrollo.

 

El último debate de los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría, en los cuales pude ver sus propuestas e interesantes maneras de discutir, me hizo recordar mis primeros años como alumno de psicología, en los cuales Freud y sus conceptos eran pan de cada día.

La teoría psicoanalítica con la que Freud se propuso explicar el funcionamiento psíquico estaba basada en la existencia de un Aparato Psíquico, compuesto por tres instancias (Ello-Yo-Súper Yo)  las que en términos simplistas consistían en: Ello, Expresión psíquica de las pulsiones y deseos, funcionando bajo el principio del placer. Yo: Instancia psíquica mediadora entre el Ello y el S. Yo, funcionando bajo el principio de realidad, buscando satisfacer al Ello de manera adecuada, exigiéndole a este postergar sus impulsos y encauzar la energía de manera más adaptable. S. Yo: instancia moral y enjuiciadora de la actividad realizada por el Yo, constituyéndose por la internalización de las normas, reglas y prohibiciones parentales.

Estas tres instancias psíquicas, las cuales son a veces muy difíciles de entender debido a su intangibilidad, eran muy bien caracterizadas y representadas por los candidatos hombres de esta Nueva Mayoría y me fueron de gran utilidad para poder aclararme el panorama para estas primarias.

José Antonio Gómez, representante del Ello, postulando (entre otras cosas) un asamblea constituyente, es el fiel reflejo de lo que gran parte de esta sociedad chilena, la cual vendría siendo el cuerpo que alberga estas instancias, está exigiendo a gritos, molotovs, marchas y tomas, satisfacer una necesidad social, cueste lo que cueste, salvándose quien pueda y caiga quien caiga.

Andrés Velasco, candidato del Yo y trabajando bajo el principio de realidad -probablemente gracias a su experiencia en el gobierno anterior y los errores que cometió por ser en ese entonces representante del ello- expresa sus propuestas de manera más realista, tomando precauciones de lo que cambios potentes podrían significar para el país, pero acogiendo las demandas de esta sociedad impulsiva (reforma tributaria, educación, aborto, vida en pareja, etc) y encauzándolas de manera más mesurada.

Claudio Orrego, fiel representante del Súper Yo, con su discurso y escudo cristiano nos dejó en claro que sus valores serán lo que primará al momento de tomar decisiones, y le dará la pelea a estos impulsos y deseos de la sociedad, buscando satisfacerlos, pero siempre de la mano de los valores y normas cristianas, llegando incluso a descalificar y enjuiciar a las otras dos instancias.

Nosotros como “cuerpo” somos quienes decidimos qué instancia nos gobierna, debiendo tener en cuenta los riesgos que corremos al tomar partido por alguna de éstas, y sabemos que no es posible que las tres instancias gobiernen en conjunto, por lo que no creamos que Michelle Bachellete podría ser una opción de unificarlas.

“Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo”. (Freud, S)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s