Memoria, Carmen Hertz y “Ecos del Desierto”

por VALERIA NAVARRO-ROSENBLATT, Lic. Historia PU. Católica. Magíster en Estudios Internacionales, U. de Santiago. Est. Ph.D en Estudios Latinoamericanos, UW-Madison.

 

Septiembre es el mes de la memoria.[1] Este año 2013 pareciera que el recuerdo se ha convertido en parte importante de la parrilla programática de la televisión local, pues se conmemoran 40 años del golpe de estado que derrocó al presidente Salvador Allende.[2] El clamor de la audiencia se vuelca a entender los sucesos históricos desde una insaciable curiosidad, un interés casi fetichista del día 11. Luego parece operar una suerte de olvido de las divisiones políticas en la fiesta patriótica del 18 de septiembre.

Sin embargo, ese olvido implica también no reconocer que para muchos chilenos, ese día 11 de septiembre se alargó por días, semanas, años, e incluso décadas. Para miles de chilenos, la memoria es algo presente. Se experimenta de forma constante, sea en el recuerdo de torturas y vejaciones, o en la ausencia de seres queridos, víctimas de la violencia estatal.

En este contexto de conmemoración, de memorias, recuerdos, olvidos y recreaciones, la miniserie documental de Andrés Wood “Ecos del Desierto”, agrega una nueva perspectiva.  Añade otra vía para acercarse al golpe de Estado y sus consecuencias en la vida de los involucrados. En particular, de las víctimas y de los defensores de los derechos humanos.

El director retrata la cara humana, muy humana, de las violaciones a los derechos humanos, de la represión y la persecución de quienes buscaron y buscan justicia. También retrata la constante lucha por los derechos humanos, que se encausó a través de la Vicaría de la Solidaridad. Allí  trabajó Carmen Hertz, realizando junto con otros una labor que fue la primera y más visible acción de resistencia de la sociedad civil desde los primeros años de la dictadura.

Wood seleccionó la vida de Carmen Hertz para rememorar el itinerario de la Caravana de la Muerte y el terror impuesto sobre la sociedad civil y la familia militar. Su propósito fue entregar una perspectiva humana y legalista de esta comitiva asesina. Desde los ojos de una joven, se ve la doble dimensión del golpe de Estado: la pérdida violenta del proyecto social del cual era parte y la pérdida personal. Repasa sus alegrías y anhelos de la época de Allende, el sufrimiento y frustraciones durante la dictadura, junto con los primeros triunfos de la justicia frente a los militares represores, en el lento regreso a la democracia. Lo que Carmen y otros millones perdieron el día 11 de septiembre fue tanto el proyecto de la Unidad Popular con su línea de mayor igualdad y equidad social, truncado por el derrocamiento del  gobierno de Allende; como al mismo tiempo, la tragedia de la quebranto de seres queridos. En el caso de Carmen, es el drama personal de la pérdida de su esposo, Carlos Berger[3], a manos de la citada Caravana de la Muerte en su paso por Calama el 19 de octubre de 1973.

Para Carmen, éste fue un brutal punto de inflexión en su vida. El golpe de Estado, cristalizado en la muerte de su esposo Carlos, transformó a Chile en un lugar inseguro, de sospecha, miedo, tortura y persecución. Aun así, el dolor no inmovilizó a Carmen Hertz, por el contrario, la llevó a una constante búsqueda de justicia, de respuestas y responsabilidades, una constante que marca su vida hasta el día de hoy.[4]

La experiencia de Carmen Hertz nos lleva a ampliar lo que significa el 11 de septiembre. Significa que recordar el 11 de septiembre, no es sólo acordarse de la fecha, sino que recuperar la dimensión humana de la tragedia. Que el dolor es una continuidad en el entramado social chileno, tanto en la pérdida de vidas  y esperanzas sociales, como en la proyección de los eventos concretos en la historia de vida de las personas.

“Ecos del Desierto” permite también dimensionar lo inenarrable de la impotencia e impunidad  durante la dictadura. Por ejemplo el acoso constante sufrido, representado en las múltiples llamadas a media noche en su casa. Pero en especial, por el cruel y perverso asesinato de la asesora del hogar de Hertz, Sofía Yáñez, embarazada, de 19 años: al crimen de Estado se une a la repugnante violencia de clase. Andrés Wood, de manera profunda y dolorosa, contrapone la fortaleza y entereza de Carlos y Carmen frente a los subterfugios, mentiras y maquinaciones de los militares, en especial Sergio Arellano Stark y su comitiva.[5]

De esta marea incontenible de memoria que ha emergido este año, “Ecos del Desierto” no es un “programa más” de la parrilla programática de la televisión nacional. Se erige como uno de los más perdurables esfuerzos por retratar la sistematización en los abusos y violaciones a los derechos humanos sucedidos hace 40 años en Chile. La cinta es también un testimonio y homenaje a aquellos que participaron en la defensa, protección, denuncia y registro de las atrocidades que estaban ocurriendo en el país. La miniserie permitió elevar el nivel de la conversación pública, a causa de la profundidad y delicadeza que tuvo al analizar lo que significó el golpe de Estado.

De igual modo, tomar la vida de Carmen Hertz da cuenta de la pervivencia del 11 mucho más allá del 11 y de los 17 años de dictadura misma. Conocer su biografía permite apreciar las profundas conexiones entre la violencia del golpe de estado, las violaciones a los derechos humanos y la búsqueda de justicia durante la transición a la democracia, y que perduran hasta hoy.

Espero que encontremos más signos de encuentro y continuidad con las luchas sociales que buscaban transformar a Chile en un país más justo. Si logramos recuperar otras dimensiones de lo que fue el golpe de estado, quizás podremos también dar respuesta a los clamores sociales que se arrastran desde la dictadura. Y así, quizás se pueda encontrar respuesta a la búsqueda de justicia social en nuestro Chile.

“Ecos del Desierto”: http://www.chilevision.cl/2013/ecos-del-desierto/


[1] Para comprender como se ha estructurado el mes de septiembre como nudo de la memoria, Steve J. Stern,  Recordando el Chile de Pinochet, En vísperas de Londres 1998 (libro uno de la trilogía La Caja de la memoria del Chile de Pinochet), Ediciones Universidad Diego Portales, Santiago, Chile, 2009; Steve J. Stern, Luchando por mentes y corazones, Las batallasde la memoria en el Chile de Pinochet, Ediciones Universidad Diego Portales, Santiago, Chile, 2013. El tercer volumen, aún en inglés: Steve J. Stern, Reckoning with Pinochet: The Memory Question in Democratic Chile, 1989-2006 , Duke University Press, Durham, 2010.

[2] Programas como “Chile: las imágenes prohibidas” de Chilevisión, “Chile Intimo” y “Los mil días” de canal 13, entre otros, dieron cobertura a la memoria de los 40 años del golpe de Estado, son unos de los que intentaron dar cobertura al interés de la nación.

[3] Carlos Berger fue un importante dirigente y pensador comunista chileno. Fue ejecutado el 19 octubre de 1973,  en Calama, al momento de pasar por esa localidad la Caravana de la Muerte dirigida por el general Arellano Stark. Una breve, pero interesante biografía de Carlos Berger se puede encontrar en: José Miguel Varas: http://www.derechos.org/nizkor/chile/libros/reporter/capII03.html http://www.memoriaviva.com/Ejecutados/Ejecutados_B/berger_guralnik__carlos.htm Una más conmovedora versión documental de la biografía de Carlos Berger es “Mi vida con Carlos”, de su hijo, Germán Berger Hertz.

[4] Así se escucha en pantalla como Carmen recordaría decirle a su propia madre que ella llevará a la justicia a quienes mataron a Carlos.

[5] Subterfugios, artilugios y resquicios judiciales que se retratan de forma excelente en el capítulo n°4 de “Ecos del Desierto”, en que Arellano Stark olvida su presencia en la comitiva, y reniega su acción como comandante de la misma. La excelente actuación de José Sosa retrata la doble cara y tergiversación de Arellano Stark, entre el momento de decidir quién sería ejecutado, sin juicio ni ley, y la posterior negación de su propio rol en la comitiva al momento de enfrentar el juicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s