La derecha en Chile y el fin de la paz social

por ALEX GUROVICH, Ingeniero Civil, PU. Católica de Chile.

¿Es bueno el lucro en la educación? ¿Es buena la mercantilización de ésta? “A mi juicio, la respuesta es un rotundo NO”, dice Mario Waissbluth. El modelo actual profundiza la segregación, y pone incentivos perversos desalineados con una mejor calidad. Estoy de acuerdo con reformas educaciones en esa dirección, como propone Bachelet, y también con hacer reformas tributarias moderadas para soportar ese mayor gasto. Las demandas en educación son justas. El lucro en educación es malo, igual que el financiamiento compartido y otras cosas más.

El problema es que las demandas nunca tuvieron por objetivo principal eliminar el lucro ni mejorar la calidad de la educación. Ese era un objetivo quizás secundario (si es que había objetivos en todo esto). Si Sebastián Piñera hubiera decretado el fin al lucro en educación, ¿se habrían acabado las tomas, las marchas, la paralización del país? Por supuesto que no. Antes del conflicto educacional, cuando fueron las marchas para que el gobierno cerrara la termoeléctrica de Barrancones, Piñera “escuchó al pueblo”, cerró el proyecto, y acto seguido, los marchantes, la prensa de base, los columnistas de blog y los facebookeros, criticaron al gobierno por la forma en que lo hizo y llamaron a seguir marchando por el fin de Hydroaysen, y después por el fin al lucro en la educación.

Sin embargo, aun siendo el lucro en educación un gran problema, no es el único problema, ni siquiera el mayor: la infraestructura en escuelas rurales, la calidad del profesorado, etc. ¿Por qué esos otros graves problemas no son tema? ¿Por qué es el fin al lucro el foco único de los movimientos sociales de izquierda y de la Concertación? Imagínense que la consigna de estos últimos años hubiese sido “¡mejoren los profesores!” junto a “¡fin al lucro!”. ¿Los movimientos sociales marcharían contra el colegio de profesores pidiéndoles mejorar? Lo que urge desde el año uno de Piñera no es lo que dicen, no era Barrancones, no es el lucro, es marchar contra un gobierno que representa lo que repudian: la centro-derecha, la economía social de mercado, la “represión dictatorial”.

La FECH junto a los dueños de la calle y ahora de Twitter nunca levantaron al pueblo contra nadie, ni por el lucro ni por nada. Protestar siempre y por todo contra alguien desde el año uno, y no protestar nunca por ninguna de esas mismas cosas contra otro durante los 20 años anteriores, no se aleja mucho de protestar contra alguien por pensar cómo piensa, y no protestar contra otro por ser como yo. Eso se ve mucho en internet. Ponga un comentario en Facebook apoyando con fuerza ideas de derecha: a favor del mercado, de Pinochet, contra el divorcio, o el aborto: los más suaves solo lo harán pebre en la web. Los moderados llamarán a escupirlo (Nicolás Copano). Los más radicales funarán su casa o atacarán su catedral por estar contra el aborto. Haga usted un comentario apoyando ideas de izquierda: a lo más la señora cierra la ventana de su 4×4 y sigue al Parque Arauco. Algunas opiniones son toleradas por los dueños de la calle y de twitter, y otras no. Este no tolerar se vivió también en las sesiones de la Confech que arrinconaban opiniones disidentes. Es decir, hoy hay un claro no tolerar, detestar, odiar a ciertos modos de ser, de pensar y opinar, por parte de quienes no las comparten. Ese es el sentimiento motor hoy. Ante eso, da lo mismo lo que Sebastián Piñera haga.

Y después de perpetrar todos esos actos de intolerancia y detestamiento, nos explican que estas cosas pasan porque hay muchos técnicos en el gobierno, o porque el presidente no es simpático, o porque la UDI se tomó el gobierno (cuando Piñera promovió el AVP, cerró el penal Cordillera, subió el impuesto a empresas al 20%, etc). No hay nada que Piñera hubiera podido hacer. Contra la derecha, solo se ha de marchar, paralizar, demandar sin tregua, y mantener un clima de tensión social. No condenar enérgicamente asaltos a oficinas de ministros, ni condenar tomas de colegios ad portas a elecciones primarias. Jamás prestarle ropa, con tal de mantener esa tensión. Al contrario, se le presta ropa a los dueños de la calle. Los líderes de la Concertación llegaron al límite de no asistir a una reunión que habían confirmado al Presidente de la república, sin siquiera excusarse, con tal de sacarse una foto con Giorgio Jackson.

Cuanto se echa de menos ver a un Longueira prestando ropa a Lagos por el MOP Gate, o a la DC para evitarla desaparecer, o el “Bacheletismo Aliancismo” de Lavin. En cambio, cuando a la Concertación le tocó ser oposición, dejaron claro que la paz social existe solo si están ellos en el poder. Como decía Camilo Ballesteros, Carolina Tohá, y varios otros “la gobernabilidad la aseguramos solamente nosotros”. Da lo mismo quien gana las elecciones, porque ¿de ellos depende la paz social? Eso no es democracia, o al menos, no es justa. Los movimientos sociales de izquierda, y la Concertación que la apoya, gustan de decir que la derecha no es democrática, pero han demostrado todo lo que tienen por aprender. Porque cuando les tocó demostrar cómo eran de  democráticos siendo oposición, retwitearon los llamados a paralización y marcharon contra el gobierno de derecha, incluso habiendo en la Moneda al más céntrico de todos los derechistas, Piñera.

Los resultados del gobierno de Piñera no han sido tan buenos como él dice, ni tanto mejores que los anteriores, como la Alianza arrogantemente repite una y otra vez. Pero tampoco han sido peores. Lo curioso es que los opositores a Piñera hayan logrado instalar la percepción generalizada que este gobierno ha sido malo, y que no ha sido mejor a los demás en ningún área. Además de ser el gobierno con el presidente más ridículo de todos los tiempos, el que más se equivoca al hablar,  el (segundo) más represivo, y mil adjetivos más. Es el gobierno más cuestionado, cada tilde escrutado, y sus logros poco reconocidos.

Estas son mis principales razones para no votar Bachelet ni Nueva Mayoría. Mi voto es un voto de rechazo a la intolerancia y competencia democrática injusta que han perpetrado hoy ellos y los seguidores a quienes cobijan. La izquierda no pasó la prueba de la blancura democrática: no supo ser una oposición democrática. Ni siquiera contra el más céntrico de los derechistas, Piñera. Votar en blanco es una irresponsabilidad. No votar peor. De las candidaturas serias queda la de Evelyn Matthei: con todo lo conservador y liberal que puede llegar a ser la derecha, la democracia y la pacífica alternancia son más importantes.

Será muy difícil que vuelva a haber un presidente de derecha, ya que se ha demostrado que en Chile no es viable. Y si llegase a haber uno, no sería con paz social. Ni siquiera cambiando el formato de representatividad, la constitución, lo que sea. Porque ha quedado demostrado qué opiniones son toleradas por los dueños de la calle, de facebook y de twitter, y cuáles no. Ha quedado demostrado de quien depende la gobernabilidad, sin la cual no se puede gobernar. Todo esto limitará los términos de la democracia y de la alternancia de ideas en el poder en nuestro país.

Anuncios

7 Respuestas a “La derecha en Chile y el fin de la paz social

  1. no pude terminar de leer tanta falacia, que mierda de articulo. Te felicito eres de esos que creen que la concertacion es de izquierda, de esos que ven “los logros de piñera” en facebook y se jactan de que este es el mejor gobierno que ha tenido Chile. El nivel de hipocrecia y “amarillismo” de este articulo es increible, lleno de consignas vacias y falta de objetividad es altisimo.
    Lamento no poder hacerte una critica con fondo pero es que no se como debatir ante esto, ya que en el fondo no estas diciendo nada.

    • Roberto:
      Lei el articulo bien y lo que dice es exactamente lo que tu estas demostrando.
      Que es demostrar intolerancia a una opinión diferente.
      Y según lo que lei el escritor nunca dijo que la derecha ha sido el mejor gobierno.
      Lo único que dijo es que la concertación como oposición demostro ser la peor que se ha visto en 20 años, y yo personalmente comparto eso.
      Por otro lado hoy casi que cualquier payaso se tiro como candidato a presidente.
      No estoy viviendo en chile por lo que no me preocupa mucho el tema, pero el que le toque votar que este atento antes que chile se vuelva la nueva venezuela chavista.

  2. Estimado Alex, llegué a este artículo a través de un comentario tuyo a Mario Waissbluth, lo leí con atención y te expongo mi punto de vista, que espero sea el inicio de un diálogo. En primer lugar, ni los ecologistas, ni el movimiento estudiantil salieron a la calle porque sí, el movimiento social comenzó el 2011, luego de un año de gobierno de Sebastián Piñera y cuando se produjeron dos hechos que convocaron a las personas a manifestarse, el primero de ellos era la inminente construcción de Hydroaysén, que pretendía inundar 6,000 hectáreas en la Patagonia causando graves daños a los ecosistemas de ese espacio, además de afectar gravemente otras actividades económicas, sin contar el efecto que crearía el cableado. No se protestaba contra Piñera, sino contra Hydroaysén. En segundo lugar, lo que levantó a la Confech y lanzó a la calle a los universitarios fue la radical disminución del presupuesto de la educación universitaria fiscal, las protestas frente a este hecho (iniciativa directa del Presidente de la República) no solo vinieron de parte de los estudiantes, sino también por el mismísimo Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, varios de los cuales salieron a la calle a marchar, porque consideraban esta acción como un legítimo ejercicio de protesta frente a una decisión injusta por parte de la autoridad. Cuando, luego de dos o tres marchas tremendamente masivas (300.000 personas entre las cuentas más optimistas) y con la mayoría de las universidades y liceos tomados, los estudiantes se sentaron a conversar con el gobierno y le hicieron propuestas bastante concretas. como rebajar el interés del CAE, aumentar con recursos basales importantes a las universidades fiscales. Lamentablemente el presidente Piñera desperdició una oportunidad histórica de empezar a mejorar la educación chilena, para la cual años antes cuando era un candidato sin oportunidad de ganar había expresado las siguientes soluciones: a) disminuir la cantidad de alumnos por sala de clases de 45 a 35 para empezar. y b) duplicar el valor de la subvención escolar. ninguna de las cuales cumplió en su gobierno que ya llega a su fin. Bueno, estimado Alex, tengo la impresión de que acabo de demostrar que dos premisas en las que basas tus juicios se encuentran erradas, la lógica nos indica que si las premisas son falsas, entonces son falsas también las conclusiones que de ellas se deducen. Me gustaría leer tu respuesta.

  3. Decir que Piñera cierra el proyecto de Hidroaysen y aún así se sale a la calle, demostrando que los manifestantes lo hacen por porfía, es una opinión poco informada. No pude continuar leyendo.

  4. Llevo meses tratando de convencer a Alex que su “tesis” no tiene fundamento pero mis esfuerzos han sido infructuosos. La insistencia en sostener que las demandas sociales originadas en el movimiento estudiantil son solo una suerte de “conspiración” de la izquierda para desacreditar a Sebastiá Piñera. Lo escribe y lo disemina donde tenga oportunidad. No tiene fundamento alguno, solo sus creencias. Nadie lo saca de allí.

  5. Te recuerdo Alex q este mismo gobierno aseguro q en los primeros 10 dias hicieron mas q en los ultimos 20 años. Si es asi, Chile en 4 años debio haber sido un pais desarrollado de primer orden mundial.
    Quisiera de verdad que alguien me nombre un solo simple gran legado de este gobierno..yo pienso y pienso y no se me ocurre nada.
    De todos los gobiernos de la concertacion , en un ejercicio de memoria rapida, rescato obras y legados de importancia. Con Aylwin la transicion, con Frei la globalizacion, con Lagos las reformas judiciales, a la educacion,el auge, el transantiago (recordemos loq eran esas micros amarillas), con Bachelet el sistema de pensiones universales, reforzamiento del auge, planificaciones habitacionales mas dignos, etc…
    Con Piñera………..??????( el post natal???, jajaja) (la reconstruccion???….Yo estuve en constitucion hace 2 años, 2 años despues del terremoto, y creeme q la devastacion no ha sido tocada)…
    Pensaba refutarte punto x punto tus teorias conspirativas en contra del gobierno de exelencia de la derecha, pero la verdad me da lata.
    Para que??, jamas sera facil convencer a alguien de derecha q no hay nada q temer a los cambios. Ese terror a los cambios debe tratarse de forma personal con un sicologo, el terror de dar libertades personales a las personas debe abordarse con urgencia, x q no es concordante con la evolucion de conciencia actual de la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s