El Mito de la UDI Popular

por DAN PONIACHIK, Ingeniero Comercial, U. de Chile.

 

“Longueira es quien mejor representa los intereses de los sectores populares y medios” dijo al día siguiente de ganar la primaria el jefe de bancada UDI, Víctor Pérez. Frases como ésta fueron y vinieron con gran frecuencia en los medios de comunicación durante las semanas previas a la primaria del 30 de junio.

Y pareciera ser que la estrategia funcionó, en cuanto el “centro social” de Longueira le ganó con sólo dos meses de campaña al “centro político” de Allamand.

No obstante, ¿Existe realmente  la UDI popular?

Inesperadamente, fue el mismo Andrés Allamand quien golpeó al corazón de su competidor en las primarias, cuando en su discurso de la noche del 30 de junio, al reconocer su derrota, dijo: “Ganamos en la gran mayoría de las comunas populares de la Región Metropolitana (…) Y ciertamente lamento que la diferencia que se produjo, los 15.000 o 16.000 votos que me separan de quien ganó esta primaria, precisamente se hayan producido en las comunas de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea…”

Efectivamente, la diferencia en el Distrito 23, de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, fue de 21.485 votos, o un 60% para Longueira vs un 40% para Allamand. Esta fue una de las diferencias más abultadas entre ambos candidatos, quienes lucharon voto a voto en el resto de los distritos del país.

Longueira sí obtuvo victorias en comunas populares como Conchalí, El Bosque o La Pintana, pero Allamand ganó en Lo Prado, Puente Alto o Pedro Aguirre Cerda. No pareciera existir una diferencia significativa entre ambos candidatos en esta materia.

Al revisar los resultados de las municipales del 2012 (la primera elección con voto voluntario) y que además es proporcional al voto (a diferencia de las parlamentarias), en las mismas seis comunas antes mencionadas, resulta sorprendente notar que sólo en Puente Alto el alcalde pertenece a la Alianza (y es de RN) y que de 50 concejales que estas seis comunas tienen en total, sólo 15 son de la Alianza; lo que equivale a un 30% de representación popular. Es más, de estos 15 concejales, sólo 6 son de la UDI.

Por último, no podría estar ausente el financiamiento de los partidos. De acuerdo a Agostini (2011) en las elecciones de diputados del 2009, la UDI contó con nada menos que con el 52% del aporte reservado, mientras que sus socios de RN contaron con un 22%. La DC recibió un 10%,  el PPD un 5.4% y el PS un 2%. A menos que los grandes donantes estén apoyando decididamente las causas de los sectores populares, estos grandes montos debiesen causar, al menos, una cierta incredulidad.

¿Es la UDI un partido popular? ¿Es Longueira quien mejor representa los intereses de los sectores populares y medios? Pareciera ser que los datos dicen otra cosa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s