Este no es mi Instituto Hebreo

por JORGE TESTA, Shnat Hajshara Hanoar Hatzioni Majon Le Madrijim.

 

Para 1930, la comunidad judía de Chile concretaba uno de sus mayores anhelos: un colegio que educara con valores judaicos a los niños de la colectividad. Pero 85 años después, pareciera ser que la institución ha perdido lo más esencial de nuestros valores y tradición.

Al colegio, entraban todos los niños judíos que así lo deseaban. No importaba dónde vivían, o si los apoderados eran taxistas o dueños de las grandes empresas del país. No importaba si el papá era el mejor médico o si nunca pisó una universidad. Para todos había un espacio. El colegio se caracterizaba por entregar, a parte de los contenidos exigidos por el Mineduc, un cúmulo de contenidos y valores relacionados con nuestro pueblo, con Israel, con el judaísmo, con la cultura y con el hebreo.

Pero si le preguntamos hoy a los alumnos del Instituto Hebreo qué partido gobierna en Israel, quién fue Rabin o Golda Meir, quién fue Mendelsohn, Maimonides, Alcalai, Spinoza, Caro, o incluso, Hertzl se caería de espalda. Pídales que le hagan un par de oraciones en hebreo, o que les cuenten la parashat de la semana. Perderá su tiempo, pues hoy las cosas son muy distintas. Los valores definitivamente no son los mismos que antes.

Yo entré al Instituto Hebreo en quinto básico. No entré en primero porque, cuando mis papás decidieron matricularnos a mis hermanas y a mí hace 14 años, el Vaad Hajinuj no le permitió el ingreso a una de mis hermanas, quien tiene síndrome de down, razón por la cual no fue aceptada. No estaba apta para recibir educación judía como los demás niños de la comunidad. Gracias a Dios, tengo una familia con bastantes valores y principios y la educación judía se la han entregado, hasta el día de hoy, mis padres y su tnuá, de la cual pronto se convertirá en madrijá. Y tal como reza el lema del colegio “yo soy el guardián de mi hermano”, mis hermanas y yo nos matriculamos en otro colegio para protegernos mutuamente y estar juntos.

Pero en quinto básico, le pedí a mis padres cambiarme al Instituto Hebreo. Yo no sabía lo que había ocurrido con mi hermana 5 años atrás. Mis papás, a pesar del dolor que sintieron cuando discriminaron a mi hermana, accedieron a mi petición. Tuve que dar una prueba de admisión en la cual me fue pésimo y me advirtieron, antes y después de matricularme, que iba a ser un fracasado. Tras ocho años de esfuerzo, me gradué con promedio 6,5 y obtuve el mejor puntaje en una de las pruebas PSU de mi generación. “Siempre confiamos en ti”. A pesar de todo, me siento seguro al decir que me fui con una linda opinión del colegio, sobretodo de los funcionarios, quienes hoy me saludan con una sonrisa en la cara y me recuerdan el cariño que me entregaron.

Sin embargo, ya siendo un ex alumno, mi visión sobre las políticas y prácticas del colegio se derrumbó de nuevo, nublada por los constantes discursos del Director General en cada acto, conmemoración o discusión de pasillo sobre “educación de excelencia, valores y educación judaica”, donde “el instituto hebreo, nuestro colegio, es el principal centro educacional de la comunidad y, por lo tanto, todos los niños judíos que deseen entrar son aceptados”. Mismo discurso que encontramos en la declaración de valores, misión y visión del colegio. Una gran cortina que esconde una mentira que nadie quiere ni escuchar ni aceptar.

El año pasado, mi hermana más pequeña postuló al colegio. Era una decisión difícil, pues mi otra hermana quedaría sola en el colegio al que ambas pertenecen. No obstante, ella quería estar con sus amigas de la tnuá y recibir educación judía de manera académica. En primera instancia, fue rechazada pues en la prueba de admisión no arrojó buenos resultados, y como el colegio decidió que quiere estar en los primeros puestos del ranking PSU, ella no era sujeto de esas aspiraciones, igual como me dijeron equivocadamente a mí. Le dijeron a mis padres que si la apoyaban con ayuda externa, clases particulares y subía sus notas, al año siguiente podría entrar.

Y eso fue exactamente lo que mis papás hicieron. Le tomaron clases, psicopedagoga y subió sustancialmente sus notas. Sin embargo, al rendir la prueba de admisión al año siguiente, nuevamente la rechazaron. La respuesta de la dirección: si habría entrado en primero básico, este problema no existiría, pues estaría nivelada con sus compañeros y no sería una carga académica para el colegio. Lo vergonzoso es que ya conocía las razones por las cuales ninguno de nosotros entró en primero básico. ¿Acaso en el colegio hay sólo alumnos brillantes de puntajes nacionales y promedio sobre 6,5? ¿Son las notas lo más importante en la formación de personas íntegras?

Se pueden imaginar la indignación de mis padres, ambos ex alumnos. Mi padre, de la generación de madrijim fundadores de Tzeirei Ami, la tnuá del colegio. Mi madre, una constante colaboradora de las actividades comunitarias. Incluso mi abuela es ex alumna del colegio, lo que convertiría a mi hermana en tercera generación de alumnos. Hace unos meses, estaba yo en la sala del director recibiendo felicitaciones para después ser publicado en la Palabra Israelita como uno de los mejores puntajes en la PSU tras vencer el “fracaso académico”, ayudando a posicionar al colegio en los primeros puestos del ranking nacional.

En medio de la investigación que hicieron mis padres para encontrar más argumentos, descubrieron a por lo menos otras dos familias en una situación similar, y otras familias que debieron abandonar el colegio por problemas económicos, cuando el gran caballito de batalla para demostrar la inclusión en el colegio son las becas.

Nada importa hoy en el Hebreo más que las notas. Por eso hay plata para contratar profesores carísimos que preparan sólo a los alumnos de cuarto medio para la famosa PSU, que claramente es algo bueno, pero no hay plata para un sheliaj en un colegio judeosionista. Este año, en viaje de estudios, existe un proyecto para que los alumnos creen un emprendimiento, en vez de un trabajo de investigación sobre el pueblo judío en terreno, en el mismo Israel. Miembros de mi generación del majon le madrijim ofrecieron una capacitación impartida por el mismo director del majon, pero el colegio nunca entregó respuesta… ¿cuál es la actual visión educativa del vaad hajinuj?

Mis padres exigieron una respuesta al vaad hajinuj, la que se demoró en llegar pero llegó: el colegio no va a cambiar su postura. Tras extensas reuniones, la situación está inmóvil, pues no existe disposición por parte del colegio y su comisión educativa. ¿Cuáles son los desafíos del Instituto Hebreo? ¿Recibir y formar sólo alumnos de excelencia académica en desmedro de los valores y la cultura de nuestro pueblo?

Como ex alumno del Instituto Hebreo, no puedo ni voy a callar. Como guardián de mi hermana, precisamente siguiendo el lema del colegio, y con los valores que se han impartido en mi casa, no puedo quedarme de brazos cruzados. El colegio tiene que ser, hoy y siempre, para todos y cada uno de los judíos, teniendo como primera prioridad que nuestros jóvenes sean parte de nuestro pueblo, en sus enseñanzas y valores ancestrales, y eso la actual Dirección y el Vaad Hajinuj pareciera que con los años lo ha ido tristemente olvidando.

Anuncios

35 Respuestas a “Este no es mi Instituto Hebreo

  1. La supuesta “educación judía” del instituto hebreo nunca ha existido y jamás existirá
    Salí hace 8 años del colegio y las cosas eran iguales…
    La mayoría de los alumnos q salen hoy del hebreo están casi por completo asimilados.

    • Como sabes lo que estas diciendo?
      Que es eso de que “la mayoría de los alumnos que salen hoy del hebreo están casi por completo asimilados”. es por que no siguen una linea ortodoxa? por que por lo menos yo que acabo de salir del colegio, el 85% de la generación 2014 asiste sábado a sábado a un movimiento judío, A si que de asimilados, no hay nada.

  2. Súper de acuerdo contigo. También conozco historias donde la inclusión nunca fue tema. En mi época ya habían pocas horas de hebreo y tora. No se cuantas quedan hoy pero seguro que para todos los apoderados lo mas importante es lo académico y ya pasa a ser un dato que el colegio imparte educación y valores judios.

    • Las clases no son en hebreo. Mi hija no habla castellano y me han dicho que no la podran ayudar con el idioma ya que no todos los profesores hablan hebreo. Lastima

  3. Como ex alumno, soy un agradecido del Instituto Hebreo. Que es un colegio perfecto? Claramente no. Que todas sus políticas van en el mejor camino? Lamentablemente tampoco.
    Pero lo que me da realmente pena de las líneas tuyas, es que en vez de ser un agente de cambio, propositivo y proactivo; despotrincas un odio y críticas -que pueden ser bien fundamentadas- pero en realidad no haces nada por mejorar la realidad que quizás tanto te molesta.
    Esa es la diferencia entre la gente que “quiere un cambio” y la gente que “es agente de cambio”.
    Como ex alumno de ya varios años, nunca me he alejado del colegio. Aportando desde diversas áreas, tanto educativas como de formación de políticas de cambio.
    Ojalá, y de verdad espero que logres transformar todas tus energías de críticas (que finalmente terminan por desmoronar el trabajo de tanta gente que cree y lucha por una mejor formación de personas en un marco judeosionista), en cambios reales.
    Esa es la gente que realmente vale la pena…

    • Te felicito esa es la actitud…..alegar o cuestionar no es momento…hay que entregar para que esto cambie ….

      • no es el momento? y cuando lo es?
        el colegio que es de una supuesta “excelencia” academica esta numero 80 y tanto en el ranking de la PSU, los alumnos de 4 medio no estan preparados para entablar una conversacion en hebreo, ni si quiera los del “primer nivel”, y en cuanto a judaismo es una catastrofe. O estan asimilados, o no muestran interes por las raices nuestras. Y los pocos, que si muestran una identidad judia, es porque asi los han criado en casa o en los moviminetos juveniles como Maccabi o Tzeirei… Con los aranceles y matriculas que cobra, deberia ser mejor, por mucho.
        Hoy por hoy, es mejor opcion el Maimonides o el Santiago College.

  4. Estoy muy de acuerdo contigo, muchas palabras para hacerse ver grande pero en el momento de demostrarlo, se desmorona patéticamente.

    • Hola, como padre de una alumna del hebreo, ha sido recibido muy bien mi hija, y con beca e integración total, siendo que entro en 7º básico. Quiero comentar algo desde mi punto de vista. Primero no estudie en el hebreo lo hice en un colegio anglo, pero muy abierto a otras religiones, mi visión del hebreo cuando yo estaba en el colegio era que era muy cerrado y cuando se salia de 4º medio, a la mayoría le venia una aversión a juntarse con gente de la colonia. y también a la religión. Otro problema era las diferencias sociales muy marcadas que se hacían sentir. Por eso creo injusto calificar que el colegio a dejado espacio a la asimilación, yo creo que eso va por por otro lado, como las distancias de santiago y el medio en que uno se rodea, y eso no es responsabilidad del colegio si no de uno. Me atrevo a opinar ya que aunque no estudie en el hebreo, si me juntaba con algunos cursos de mi edad ( y fui a macabi, y a la shomer), ademas al igual que ayer hoy existen otros lugares para afianzar nuestra identidad, como Macabi, Bet el, etc

      • Déjame entender, o sea que para asegurar que alguien sea judío o tenga identidad judía debe ir a un movimiento juvenil sionista? No me parece necesario, y tampoco me parece que esa deba ser la única vía. Por cierto, lo judío ha existido por más tiempo que esos grupos.

      • ademas te cuento que en uno de los movimientos mas grandes de Chile, coincidentemente uno de los mas frecuentados entre alumnos del IH (y por lo tanto según tu debiera complementar la enseñanza judia del colegio) deja en segundo plano lo judio muy por debajo de lo sionista e Israel, incluso varios de sus integrantes se burlan de la gente de otros movimientos que activan con kippah y toman mas en serio lo religioso.

  5. Me parece una muy buena carta, y un llamado de atención que debiese ser considerado.
    Yo salí hace 5 años del colegio, fui también de los mejores puntajes PSU del colegio; es decir: “soy buen alumno”, sin embargo, si bien salí con conocimientos básicos de biología, física, matemáticas, historia y castellano; hoy en día creo que puedo decir con propiedad que se casi nada de hebreo, antes podía leer y escribir ALGO (y lento), pero ahora no puedo leer hebreo con puntitos en fluidez (y estudié 12 años en el colegio).
    A pesar de esto último, cuando salí siempre pensé: bueno, puede que no den la mejor educación, pero me siento orgulloso porque “nuestro colegio” NO tiene selección, no se te discrimina en el ingreso independiente de tu situación (sea socioeconómica u otras) y se te integra, es decir, mi discurso era: “nuestro colegio es integrativo, y aunque no sea el mejor colegio del mundo, es un colegio que integra y protege lo que cree”.
    Hoy en día debo decir que me da vergüenza como el colegio se ha ido convirtiendo en un colegio “exitista”, que lo único que busca es estar en el top 5 de colegios PSU y defender a israel (aunque sea indefendible, a veces). Casi todos los profesores con los que yo crecí y admiré durante mi pasada por enseñanza media, fueron despedidos porque no se correlacionaban con alumnos con puntajes altos, sin embargo, fueron personas que me enseñaron mucho más que eso: pero no se valoró. En estos años han valorado más el inglés que el idioma hebreo, y ahora en la universidad, cuando veo compañeros que salieron de la scuola italiana conversando un perfecto italiano, me da vergüenza que estudié 12 años y se decir: ani rotzé lalejet la sheirutim (yo quiero ir al baño).

    Si ya es un colegio distinto, acéptenlo, y no traten de imitar otros colegios: enseñen más hebreo, más cultura judía y, por favor, aceptemos a todo hermano que lo necesite. Si alegamos todo el tiempo porque otros nos discriminan, no nos discriminemos nosotros entre nosotros.

  6. David, no se que es para ti un cambio. Fui a direccion personalmente a hablar sobre el tema y no importo. En el vaad tampoco. Oara mi una columna donde expongo criticas y soluciones acerca de una sotuacion insostenible y vergonzosa es un agente de cambio, y para Veronica hoch no se donde leyo algun esbozo de resemtimiento

  7. No veo ningun aporte a este artículo, sólo resentimiento. Es importante saber que la exigencia del colegio no es para todos los niños, los niños con dificultades lo pasan mal y uno como padre debe velar que los niños no sufran por la sobre exigencia (partiendo que es un colegio trilingue). Hoy el colegio lo unico que hace es aconsejar y orientar a los padres. No es verdad que no aceptan niños de bajos recursos, sino que hay un mayor resguardo de a quienes le dan beca y me parece bien…no faltan los que se aprovechan. Como judios fomentemos la unión, no la desunión y resentimiento…que de eso sobra y es lo rodea a la colectividad judía en Chile y el mundo.

    • Y entonces para que tenemos colegio hebreo, si existe el santiago college, el grange o nido. Ahi hay altos niveles de exigencia y entran los q tienen dinero suficiente

  8. Felicitaciones a Jorge por plantear abiertamente , lo que se comenta en la calle comunitaria , por supuesto solapadamente , También soy ex alumna del colegio, y agradezco inmensamente la educación JUDEO SINISTA que recibí DE LOS SHILIJIM. prioridad en mi época del Vaad Hajinuj, no se entendía educación judía sin shlijim capaces con experiencia e historia personal , y tenían voz y voto en el Vaad, para integrar los planes educativos
    Lamentablemente el colegio no cuente con profesionales adecuadamente capacitados para ser INCLUSIVO , Y es NECESARIO , no debe quedar ningún niño judío fuera del sistema educacional judío, por diferencias o capacidades , de ningún tipo ni psicológicas, ni fisicas, ni económicas,.
    Es importarte la PSU, pero tambien rendir las pruebas de la MEJINA israeli , Toefl americano , por encima de todo prender a ser seres humanos íntegros, preocupados del bienestar del prójimo, solidarios con sus compañeros, respetuosos con sus compañeras amigos, profesores y auxiliares , Cuando en mi época fumar un cigarrillo en el baño era lo peor que un alumno del hebreo podía hacer , sabemos que por falta de vigilancia adecuada , inspectores u otros, ocurren cosas mas graves en las salas y pasillos . ESO DEBE PARAR , NUESTRO INSTITUTO HEBREO DEBE MODIFICAR SU ENFOQUE, “INCAR” EL DIENTE A LA EDUCACIÓN INTEGRAL , AMPLIA HUMANITARIA , RESPETUOSA , SOLIDARIA , JUDEO SIONISTA Y UNIVERSAL ,
    ASI COMO DESTACAMOS EN DEPORTES , DEBEMOS ASPIRAR A SER INCLUSIVOS , SENSIBLES,, DE ALTA MORALIDAD Y RESPETO HACIA SI MISMOS Y LOS DEMÁS .
    Aprovechemos los muchos profesionales judíos en áreas como psicología, educaciónal ,psicologia organizacional psiquiatría , sexologia, judaísmo e historia judía , psicopedagógos y otros , seguro en las listas de apoderados del mismo colegio existen prestigiosos profesionales en dichas areas.
    LAS VOCES DEBEN SER ESCUCHADAS PARA HACER CAMBIOS , ES BUENO EN LAS INSTITUCIONES INCORPORAR A PERSONAS CON OPINIONES DIFERENTES , CRÍTICOS DEL SISTEMA ESTABLECIDO PARA LOGRAR UN EQUILIBRO EN BENEFICIO DE LA EDUCACION INTEGRAL NUESTROS HIJOS Y NIETOS

    • POR que SE escribe EN mayúsculas JUNTO con MINUSCULAS?????? ESTAS “gritando” O quieres HACER más DIFICIL de LEER el COMENTARIO?????

  9. No me eduqué en el IH sino en un pequeño colegio de provincia pero eduqué a mis dos hijos en el IH e incluso participé como miembro del Vaad Hajinuj durante dos años. El principal problema del colegio es que NO HAY un proyecto educativo compartido. Hay padres a quienes lo que les interesa es que sus hijos puedan llegar a las universidades y carreras de elite. Para ellos el entrenamiento en la PSU todo el 4º medio es esencial. Hay padres a quienes lo que les interesa es la formación judía y se enojan incluso porque no se respeta el Shabat (actividades del Tzerei y deportivas). Hay padres (como el autor) que quieren un colegio inclusivo y otros que quieren un colegio selectivo (como el Grange, o el Santiago College). Hay padres que encuentran que la mensualidad es obscena y otros que incluso votan por subirla (relacionado con inclusión). Hace unos años se hizo una importante encuesta a los padres de la cual nunca se entregaron los resultados. Ese habría sido un buen punto de partida para ponerse de acuerdo.
    En mi opinión, la principal falencia del colegio es que es demasiado débil en promover los valores como la honradez (se roba entre los mismos estudiantes) la rectitud (se hace trampas con las pruebas), la solidaridad y sobre todo el respeto al prójimo.

  10. Si bien siempre hay oportunidades para mejorar, discrepo con la carta Tirar excremento con ventilador nunca ha sido muy constructivo. Como apoderado del IH mi experiencia es totalmente opuesta. Mis hijos no estuvieron en el colegio desde el principio. Al menos a uno de ellos no le fue bien en la prueba de admisión pero nada de eso fue tema. Se de al menos dos niños con sindrome de down que con diferente resultado esta/estuvo en el colegio.
    Respecto a la lista de personajes que deben conocer como Rabin, Golda, Maimonides etc acabo de hacer una encuesta entre mis niños y las respuestas fueron satisfactorias para las respectivas edades de mis hijos (juiu… me salvé).
    Respecto a judaismo: En mi opinión personal los valores judíos se enseñan en la casa.
    Me atrevo a decir con absoluta certeza que es irrelevante la profesión de los padres o el lugar donde viven. Al menos como política del colegio. Conozco un par de casos de becas que funcionan bien.
    Arreglar los problemas es fundamental pero este artículo no aporta nada para ello. Es una crítica ácida, basada en una mala experiencia personal. Habría que saber los detalles desde el otro lado,
    En resumen: a pesar de los problemas normales del IH, creo que el artículo esta MUY lejos de representar la realidad del colegio. Hay experiencias dentro del colegio que apuntan a todo lo contrario.
    Por mi lado estaría FELIZ si el colegio cambia en varios aspectos pero insisto en que la crítica debe ser constructiva.
    Shabat Shalom

  11. Todo es un negociado con influencias de poderes y manejos en privado prevaleciendo el como me veran como hacerse notar derramar su poder segun la posicion directiva que ocupen hacia abajo llegando a esos cargos por conveniencia y apellido. O mas aun por cuantas becas aportan al colegio, eso hay detras de nuestro colegio, Al Pacino queda corto.
    Existe la discriminacion claramente, bullyng, ciberbullyng, ciberacoso y llegando a realizar acciones de tan alta soberbia y sentimiento de poder de cometer infracciones a menores de edad y estando dentro del mismo colegio como tambien cometer delitos de distintas formas que quedan expuestos a juicios de caracter penal todo por ser mas y mas que el otro, gente vacia sin codigos de ningun tipo que solo buscan dańar a sus propios hermanos, esos son los alumnos graduados de este colegio maquina de creadores de idiotas solo orientados al que diran y el logro económico a como de lugar sin asco no resentimiento estafando y engańando descaradamente.
    Suerte a las nuevas generaciones

  12. Estoy de acuerdo 100% en la libertad de expresión, pero es un descriterio tener una pagina web que se llama eldiariojudio.com que constantemente critica a sus propia gente e instituciones, sobretodo en los tiempos de hoy con las redes sociales y el antisemitismo existente.
    Las criticas se hacen hacia adentro, no por vergüenza, si no, porque es lo que corresponde. La historia es cíclica, somos un pueblo que ha sido perseguido a través de los años y sabemos de forma muy clara por el año que recién paso que el antisemitismo sigue existiendo y con mucha fuerza en Chile.
    Los que escriben estos articulos abiertos en la red no aleguen si explota una bomba en una sinagoga u otra institución (ojala nunca ocurra, pero sucedió dos veces en Argentina que esta al lado), sabemos que locos sobran y son los primeros en tomar este tipo de artículos abiertos y viralizarlos en la web, fomentando el odio a los judíos.
    Nosotros debemos mostrarnos muy unidos hacia afuera como un solo cuerpo, hacia adentro si quieren se pelean y sacan los ojos, pero la ropa sucia se lava en casa y ese famosos dicho aplica mucho más para nosotros,

    • Estimado Felipe,

      Creo que está profundamente equivocado. Es justamente esa actitud de enclaustramiento la que fomenta el antijudaísmo (no me parece adecuado el término “antisemitismo”). Los judíos somos seres humanos corrientes, al igual que el resto, y mientras reneguemos de esta condición, el odio hacia nosotros perdurará.

  13. Si bien concuerdo con la problemática que planteas, no estoy de acuerdo con el causante de la problemática.
    El Hebreo hace ya muchos años que empezó con el decaimiento con el tema judaico y esto ha ido de la mano con el nivel de enseñanzas judaicas que han adquirido los alumnos desde sus respectivas casas, ¿cuantas personas siendo alumnos del hebreo, le dimos la relevancia necesaria a las clases de torah y hebreo?, muy pocos. A lo que voy es que la causa de este decaimiento del nivel judaico en el hebreo no es nada más que un efecto y reflejo de lo que nuestros padres nos han enseñado en casa.
    Esto no es una crítica a las generaciones anteriores, es un hecho que tenemos en nuestra comunidad, no podemos esperar que nuestros hijos les importe algo que a nosotros no es importante.
    Hoy en día tenemos una comunidad muy fragmentada en donde existen dos extremos él cuál una vendría siendo la ortodoxia y el reformismo y estas dos cada vez son mas grande, y esto por que los que estaban entremedio de estos extremos han ido inclinándose a uno de los dos extremos, por ende vamos a terminar teniendo un colegio religioso como es el maimonides, el cual es un excelente colegio, y por otro lado nuestro hebreo que lo único de hebreo que va a tener va a ser el nombre.
    Ojalá podamos hacer algo al respecto ya que creo que nuestra generación va hacer la encargada de cambiar el rumbo del hebreo sea cual sea el rumbo.
    saludos.

    • Entonces le podemos cambiar el nombre a colegio europeo, o colegio germano-eslavo 🙂 por la mayoría de los apellidos de los alumnos. Asi como lo describen parece un colegio ABC1 más del barrio, en particular de esos ligados a “colonias” que tampoco conservan mucho de su origen gracias al arribismo de los apoderados con poder económico que al final son los que mueven influencias en los colegios particulares. Me pregunto si el problema de Jorge y otros fue una politica que se tomó o simplemente se adaptaron a la competencia para no seguir perdiendo clientes (es sabido que pasaba, lo que consta en múltiples ediciones de La Palabra Israelita).

  14. Estimado,

    Totalmente de acuerdo.
    Soy ex alumno y a mis hijos no los dejaron entrar, por una razòn particular que no comparto y que no es para escribirla acá. Han cambiado las visiones y valores del Vaad Hajinuj.
    Lamentable,
    Claudio

  15. Que heavy como tantos se espantan con una critica a la comunidad, ellos olvidan parte de la esencia del judio que es discutir, analizar, opinar, toda opinion es valida, porfavor no fue al mercurio a escribir, es el diario judio… Me parece excelente el articulo, y nos alerta de una realidad mas que preocupante: la poca inclusividad de la comunidad…

  16. Como muchos aquí, opino que no es solo un asunto del colegio, si no multicultural de los tiempos actuales, en que los padres y familia dejan mucho peso de educación sobre los colegios y poco sobre el ámbito del hogar, en donde quizás las nuevas generaciones son asimiladas o menos interesadas por que así las dejamos crecer, no les quisimos forzar el judaísmo, ni que se sintieran distintos en otros colegios.

    No quisimos reafirmar nuestra identidad antes, no pidamos que ellos la reafirmen solos.

  17. Estimados, no me parece que las criticas que se dan bajo un nombre, sin colocar un apellido, he leído algunas con nombre y apellido, tanto a favor como en contra, eso es valentía y seriedad, los que no se identifican absolutamente y hacen criticas arteras, que no son dignas de fiar, vale decir si son verdad o seguir a la masa; eso no es serio, como su comentario no es serio.
    Bien por Jorge Testa, con valentía expresó su punto de vista; no estoy en absoluto de acuerdo sobre ciertos aspectos de su carta y conclusiones.
    Lamento mucho lo que te pasó, si corresponde te pido las disculpas por mi como perteneciente a una comunidad judía educativa.
    Yo también estudié en el colegio, tuve una formación que me ha permitido mantener mis valores éticos y de principios.

  18. Creo que están las instancias de participación para cambiar las cosas, Vaad, Centro de Padres, etc. Creo que hay que seguir este camino institucional, participando o postulándose a la dirigencia, en lugar de lanzar críticas abiertamente. El colegio es de la comunidad, es para nuestros hijos y hay que cuidarlo.

    Personalmente creo que hoy existe una exacerbación sobre el rendimiento académico y enfoque al resultado (Simce, PSU, etc), este es un mal de la sociedad chilena y no sólo del IH, pero no es excusa. Se nos olvida formar seres humanos integrales y diversos, porque son aquellos los que realmente son exitosos en la vida.

    En todo caso me parece valiosa la discusión. Lo importante es que el colegio sea capaz de acoger a todos los niños de la comunidad, y las distintas visiones y expectativas de los papás con la educación de sus hijos. La misión no es fácil.

    Paulo, ex IH
    2 niños en IH
    1 niño en Maimonides School

  19. Estoy de acuerdo con ciertos temas de expuso Jorge en su carta y lo felicito. En mi caso particular soy ex alumna del colegio y tengo actualmente a mis dos hijos en el Gan. Estoy muy triste y preocupada por lo que está pasando en el colegio en los últimos años. Me preocupa la sobre exigencia que tienen los niños desde tan chicos y pretender enseñar temas que no corresponden a la edad, están apurando los procesos que implica estresar a los niños en vez de que jueguen. El primer septenio en el ser humano es primordial en vez de que los niños puedan jugar y desarrollar otras habilidades, se les exige aprendisajes no adecuados para su madurez y eso no puede ser! Yo elegí el hebreo sólo por Educación Judía no por excelencia académica. Las metodologías utilizadas actualmente son erróneas y en vez de potenciar las habilidades de los niños, en varios casos pasa totalmente lo contrario. Espero de verdad que esto cambie y ser escuchada! Para evitar tener que sacar a los niños del colegio.

    Saludos,
    Beatriz Szenfeld

  20. Interesante debate. Primero no creo que Jorge en su carta esté “tirando excremento con ventilador” ni que lo haga por “puro resentimiento”. Es una opinión basada en una vivencia personal que yo considero respetable y valiosa.
    Tampoco creo en que no se puedan hacer críticas a instituciones de la comunidad porque eso, supuestamente, nos debilitaría como judíos. El estar abiertos a la crítica y a la diversidad de opiniones solo puede perfeccionar y robustecer a las instituciones.
    Personalmente tengo una opinión bastante crítica del colegio a pesar que rescato también cosas positivas. Una de las cosas que en mi opinión son bastante impresentables es que al cabo de 12 años la mayoría de los egresados no sean capaces de hablar Hebreo con fluidez. El lenguaje es la base de la cultura, es el punto de partida.
    La formación sionista y el conocimiento del Estado de Israel y su forma de gobierno deja harto que desear también. Afortunadamente ello es suplementado muy bien por los movimientos, especialmente el Tzerei y otras actividades extracurriculares.
    En cuanto al punto específico que reclama Jorge, durante años escuché a directores y autoridades referirse extensamente a que el colegio adoptó la llamada “horaá mutemet” (educación para la diversidad) pero nunca observé nada que indicase que se hubiera llevado a la práctica en el aula. Los profesores, al contrario, suelen apuntar al “mínimo común denominador” y no tienen herramientas para manejar la diversidad en los niños.
    Para ser justos, en mi opinión, muchos de los problemas tienen que ver con un sistema educacional elitista más orientado a producir resultados PSU que a educar a personas del cual el IH no está ajeno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s