El terrorismo de Hamas y el nuevo Califato

por DENISE VAINSTEIN, Programa Jóvenes Morim, Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Meyer.

Todos los días, escuchamos, vemos y leemos cosas que parecen ser ciertas, pero que la gran mayoría de las veces están siendo tergiversadas. Hay gente que opta por seguir investigando por varios medios distintos antes de formar su opinión, pero casi toda la gente se cree todo lo que le dicen en el primer título que encuentran. ¿Están siendo ingenuos, bobos o flojos? ¿Lo son o eligen serlo?

La mayoría de los medios, ya sean argentinos, chilenos, mexicanos, europeos o prácticamente de cualquier lugar del mundo, transmiten cosas como “diez muertos y cuarenta heridos en ataques israelíes en un hospital”, o “Israel reanudó el bombardeo en Gaza: ya hay 1053 pobres palestinos muertos”. Para toda la gente que decide no investigar y “tragarse” todo lo que lee, ve o escucha, Israel mata, Israel ocupa territorio, Hamas es inocente y Palestina tiene que ser libre. ¿No es esto acaso una construcción arbitraria de la realidad? ¿No responde esto a intereses de grupos de poder más allá de nuestra comprensión? ¿No están los medios de comunicación dominados por dichos grupos? ¿Por qué estos grupos pretenden demonizar Israel y angelizar a los palestinos? ¿Qué hay detrás de todo esto?

Quiero aclarar que no estoy a favor de la guerra, pero hay casos, como estos, en los cuales no se puede tratar de otra forma que no sea la violencia, porque lamentablemente, estamos ante un grupo terrorista que no sabe negociar, sólo bombardear o destruir. Llevamos varias décadas en las cuales la dirigencia israelí no ha tenido una contraparte válida para llegar a la mesa de negociación, y aún así, el “sentido común” tiene el descaro y la desfachatez de culpar a Israel como responsable del conflicto palestino-israelí y de las condiciones de vida de la población palestina. ¿Es Israel responsable de la calidad de vida de los palestinos, o los palestinos son víctimas de la corrupción, el despilfarro y la falta de voluntad de sus propios líderes?

Es curioso. ¿Qué harían ustedes si sus propios vecinos les estuvieran invadiendo la casa? ¿Acaso no se defenderían? Entonces, ¿por qué si Israel se defiende a sí mismo, es visto con malos ojos ante el mundo entero? Si esto estuviera pasando en Argentina, ¿nos gustaría no poder defendernos, ya que si lo hacemos somos los malos del planeta?

Hace poco salió una entrevista en el canal CNN en la cual entrevistaban a Mosab Hassan Yousef, hijo de un fundador de Hamas y autor del libro “Hijos de Hamas”, en la cual contaba cómo fue para él crecer dentro de la dinastía de Hamas: “En las mezquitas, Hamas nos enseñaba que sin derramar sangre inocente en nombre de la ideología, no seríamos capaces de construir un Estado Islámico, nos preparaban desde los 5 años de edad”, y afirmó: “Hamas no busca coexistencia o compromisos, Hamas busca conquistar y derrotar. Y por cierto, Israel, la destrucción del Estado de Israel, no es el último deseo de Hamas. El último objetivo de Hamas es construir un Califato islámico, eso quiere decir, un Estado Islámico en vez de todas las demás civilizaciones”. Las fuentes hablan por sí mismas.

Si hay más muertos del lado palestino que del lado israelí es porque mientras Israel invierte en seguridad para sus habitantes, Hamas se dedica a educar para la muerte, se dedica a no dejar escapar a sus ciudadanos cuando Israel avisa que va a atacar. Mientras Israel tiene un respeto por la vida de todo ser humano, tan alto, que avisa cuándo y dónde va a atacar, dando tiempo a los civiles para refugiarse, es Hamas quien no deja huir a sus ciudadanos como si fueran esclavos y sus vidas les pertenecieran. Mientras Israel manda materiales para que se puedan construir casas, hospitales y escuelas, Hamas utiliza esos materiales para construir túneles para poder atacar mejor a Israel. Mientras Israel construye refugios, Hamas se refugia detrás de sus ciudadanos.

Dejemos de creer todo lo que vemos, escuchamos o leemos. Estemos un poco más informados a la hora de formular una opinión, y dejemos de mover la rueda de la ignorancia. Sobran en el mundo peones controlados por mentes y fuerzas superiores, seamos seres pensantes por nosotros mismos y dejemos de construir una realidad donde siempre estemos buscando culpables y chivos expiatorios para sentirnos mejor con nosotros mismos. Cuando apunto con el dedo a alguien, recordemos que otros 4 dedos me están apuntando a mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s