El poder del empoderamiento de la voz

por URIEL BUK, Cantante profesional, Docente de canto.

 

La voz es el único instrumento que el hombre no construyó, “lo investigó”. Desde hace siglos, ella ha logrado empoderar a las personas. Las antiguas tribus oraban cantando, y hoy lo seguimos haciendo, desde las religiones hasta todos los demás ámbitos de nuestra vida. ¿Qué cambia en nosotros cuando incluimos el canto en nuestras vidas?

La voz es una vía de expresión única, inigualable y sanadora. No está separada del cuerpo. No solo está dentro, sino que además depende del bienestar del cuerpo entero. Se canta con todo el cuerpo, no son sólo las cuerdas vocales las encargadas de hacerlo. Cantar con técnica es saber lo que se está haciendo, es entender el mecanismo que nuestro instrumento (el cuerpo) está realizando. ¿Existe algo más empoderante y rico que entender nuestro propio cuerpo?

Comencé a estudiar canto a los 3 años, a través del juego. A los 7 inicié mi formación profesional en el Coro de Niños del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Continué en el Teatro Cervantes. Y mientras fui creciendo, decidí que quería hacer del canto la dedicación de mi vida, para mí y para los demás. En mi camino de formación de ya 20 años, tuve prestigiosos Maestros como Julia Inés Manzitti, Marcelo Velasco Vidal, Mirta Arrúa Lichi, Santiago Sirur, Graciela De Gyldenfeldt, y conocí muchos compañeros con los que he compartido esta hermosa profesión.

Soy maestro de canto hace más de cinco años, y tengo muchísimos alumnos que concurren a la clase con un objetivo terapéutico placentero: para ellos, la clase cumple la función de una sesión de terapia, con un regalo extra: la técnica vocal. Y así es, el canto es curativo, el canto es una forma de focalizar “problemas”; poder analizarlos y resolverlos. El canto es un arte que nos permite escaparnos de nuestra realidad por unos instantes, para ingresar a otro mundo y luego regresar modificados; y eso, es mágico.

El cantar es sanador. La voz y la emoción trabajan en conjunto. No sólo porque es necesario que te pasen cosas al cantar para que éstas le sean transmitidas al oyente, sino porque según cómo estás, va a estar tu voz. No vas a cantar igual un día feliz que en un mal día. Tu mente no está igual, tu cuerpo tampoco, tu voz tampoco.

¿Cualquiera puede cantar? Sí. Así como nadie nace sabiendo manejar un auto, nadie nace sabiendo cómo cantar con técnica. Eso es algo que se adquiere con estudio. Algunos -como en todo- nacen con más habilidad natural, pero todos debemos incorporar y aplicar la técnica vocal. Todos con su voz, su “identidad vocal”, pueden cantar con técnica si lo desean. Sólo tienen que ir por ello y experimentar los beneficios que trae para nuestras vidas.

Cantar estimula la producción de endorfinas, mejora la postura y aumenta el sistema inmunológico. Mejora el ánimo, estimula a nivel físico, psicológico y social. Ayuda a desarrollar nuestro potencial creativo y compartirlo con los demás.

En esta época de epidemia, donde la consigna es quedarnos en casa, no podemos permitirnos abandonar nuestros sueños y objetivos. En el mayor momento de cambio de los últimos años, la música se adapta. Te invito a que el canto llegue a tu casa.

Cuando las palabras no alcanzan a expresar lo que sentimos, sólo queda cantar. La melodía le agrega al texto un significado extra. Bienestar, placer, autoestima, satisfacción y gratificación. Permíteme ser tu profesor de canto y vivir algo nuevo en tu vida. Más información al +54 9 11 6453-7600. Clases virtuales para cualquier parte del mundo.

 

Foto: Eugenia Oviedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s