sociedad

La completa Subjetividad en relación a los Fines y Medios cuando hablamos de Justicia

por DAVID GROSSMAN, Est. Ciencia Política, U. del Desarrollo.

¿Cuántas injusticias se han llevado a cabo en nombre de lo que algunos en su momento consideraron justo? ¿Acciones justas? Juzgue usted mismo.

Analicemos el conflicto estudiantil. El fin que se quiere conseguir es una reforma a la educación a nivel nacional a través de un petitorio bastante amplio que se rige por cuatro líneas fundamentales: la eliminación del lucro en la educación; que la educación municipal pase nuevamente a manos del Estado; que la educación sea gratuita; y que se nacionalicen los minerales obtenidos en el subsuelo chileno para poder costear la educación. ¿Son estos fines justos? Si bien estos fines suenan a “justicia social”, no por eso hay que dar por sentado que sean justos.

¿Son justos los medios utilizados para convertir tal anhelo en realidad? ¿Es justo que cientos de miles de estudiantes se movilicen por las principales calles de nuestro país, perdiendo clases, causando destrozos a su paso que a fin de cuentas son millonarias pérdidas para las municipalidades? ¿Son justos los otros tipos de protesta como los bailes masivos organizados afuera de la Moneda y la tan reconocida maratón denominada “1800 horas por la educación”? Ciertamente se han dado varios tipos de expresión que han sido utilizados tanto por estudiantes como por afiliados de la CUT para manifestar su descontento con la actual situación. Cierto es también que en respuesta a las múltiples técnicas de expresión hay variadas respuestas ciudadanas. Algunos habitantes de este país e incluso de otros se han manifestado a favor y otros en contra de estas exposiciones, pero lo más interesante es que hay una gran cantidad de personas que opinan a favor del petitorio y no piensan de la misma forma con respecto a las manifestaciones.

¿Es justa la reacción del gobierno? ¿Se piensa en justicia cuando vemos el actuar de carabineros? ¿Será justo que el municipio de Santiago en conjunto con el gobierno central prohíba marchas en la Alameda? ¿Es justo que la actual oposición exprese su apoyo al movimiento estudiantil? ¿Encontrará la oposición que esta vez es más justo que cuando les tocó a ellos la “revolución de los pingüinos” el 2006? El movimiento estudiantil busca objetivos que ellos consideran justos, utilizando medios que algunos creen justos y generando reacciones en ambos lados de la política.

Continuemos revisando más acontecimientos: las incursiones militares de Estados Unidos en países como Irak. Dejando un poco de lado las teorías que hablan sobre adquisición de petróleo y dominación mundial, los comunicados de la potencia occidental manifiestan un fin que para muchos concuerda con lo considerado dentro del margen de la justicia: eliminar las tiranías y ayudar al establecimiento de regímenes democráticos alrededor del mundo. ¿Es justo que un ejército foráneo se interponga en un gobierno para derrocar a un líder que consideran ilegítimo? ¿Es justo que un país actué bajo la bandera de la “seguridad y el orden internacional y la integridad física” de los habitantes de otro país?

Teóricos abocados a las relaciones internacionales han concordado que rara vez las democracias luchan entre sí. Si Estados Unidos pretende propagar la “democracia” alrededor del mundo, ¿pretende también la paz mundial?

Luego de plantear las preguntas anteriores, juzgue usted: ¿Son justos los medios que se utilizan para llegar al fin? ¿Es justo que soldados estadounidenses maten tanto soldados como civiles de otras naciones y pueblos en su afán de “liberarlos”? Luego del derrocamiento del antiguo régimen en Irak, ¿Es justo que se instale un gobierno totalmente armado por los estadounidenses para construir una nueva institucionalidad?

El concepto de justicia no se puede comprimir, no se puede resumir ni identificar de manera completamente objetiva, al contrario, la justicia es totalmente subjetiva y es por eso que nunca vamos a estar de acuerdo en qué fines y qué medios son justos o no.

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. eliminar el lucro EN LA EDUCACION, falso. el gobierno entrega subvenciones a todas las universidad del consejo de rectores, mas a unos que a otros.

    lo que se quiere eliminar es que se saque a los holdings de decanos y mesas directivas de las universidades del consejo de rectores ya que estan LUCRANDO con subvencion estatal tras una organizacion «sin fines de lucro». es como un colegio particular suvencionado, pero en un escenario donde se prohibe.. pq se dice eliminar el lucro? pq eliminar las subvenciones es contra producente, y tratar de q las licitaciones de las universidades no se las lleven las empresas de los mismos licitadores es igual de imposible q eliminar el lobby.

    saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *