Vergüenza Nacional: La política chilena castrada tras la Dictadura y el despertar del animal político en la sociedad.

por ANDRES ARAOS, Est. de Ingeniería Civil, U. de Chile.

El conflicto educacional es hoy en día el tema de moda en la sociedad chilena. Es imposible abrir un periódico y ver las noticias sin que algo referente al tema llene algún espacio. En mi opinion, lo relevante del conflicto no está solo en haber puesto un tema tan relevante para el desarrollo del país sobre la mesa, ni haberlo propuesto como un tema transversal. La importancia de este hecho radica en haber despertado el animal político que los chilenos llevamos dentro por naturaleza, ese que fue callado por diez y siete años de dictadura a punta de fusil, y la evaluación que se hace no es menor: nuestro sistema político y sus participantes son simplemente una vergüenza.

Hay muchas razones para avergonzarnos de nuestra clase política. Se puede decir que no trabajan, que se fijan su propio sueldo o que no quieren hacer cambios. La intransigencia de la derecha y la falta de acción de la izquierda concertacionista hacen pensar de que tenemos zombies en el poder. Pero además de esto hay un hecho que me llamó mucho la atención en los últimos días, ver al partido comunista en una lucha de poder. Desde el fin de la dictadura se ha visto un PC crítico y luchador, con Gladys Marín como gran emblema de los 90’, pero las palabras de su actual presidente, Guillermo Teillier, me hicieron ver que algo había cambiado. Teillier no solo defendió a muerte a Camila Vallejo, que en esto poco tiene que ver, sino que además trató de deslegitimar la elección democrática de Creando Izquierda en la Fech. Esto no solo constituye una vergüenza, sino que además deja al desnudo la gran ambición de los partidos chilenos, conseguir poder. Los partidos políticos deberían ser organizaciones que busquen representar a las personas a través de ideas, y su principal objetivo no debería ser la adquisición de poder, sino la consecución de cambios en el país. Al criticar a Creando Izquierda, un partido universitario de la misma corriente. El PC demuestra que no hay excepciones para nuestra clase política, y refuerza la tesis de que la crisis política es más profunda de lo que se cree.

Esto me lleva a intentar explicar que ocurrió en Chile. En nuestro país existe un fenómeno heredado de la dictadura que ha permeado el escenario político chileno y lo ha convertido en vergonzoso. Para gobernar, la Concertación se vio obligada a ceder en muchos terrenos frente a la derecha. Con una constitución como la de 1980, de carácter fuertemente gremialista, había que adaptarse, y eso no es criticable debido al tenso ambiente del momento político del país. El tema era que ésto debía ser visto como una herramienta política que permitiera avanzar, un proceso hacia el cambio. Lo que verdaderamente ocurrió fue una “derechización” de la izquierda chilena en todos sus niveles. Basta recordar un poco el gobierno de uno de los emblemas de la izquierda, Ricardo Lagos, para darse cuenta que su gobierno no sólo fue uno de los más inconsecuentes y corruptos que hemos tenido, sino que además de eso tuvo más matices de derecha que de su supuesto color. Sus últimas declaraciones sobre educación no hacen más que confirmarlo y dejar en claro que ha sido uno de los peores presidentes que hemos tenido, y a pesar de eso uno de los más aplaudidos por mucho tiempo (otra vergüenza).

Ahora, ¿Por qué existen la derecha y la izquierda? Porque las sociedades son heterogéneas, porque existen distintos intereses, y la existencia de ambos permite que todas las ideas tengan representación. El problema ocurre cuando esto se saca de balance y se inclina para un lado u otro en forma desmedida. En Rusia ocurrió que la izquierda se impuso por sobre la derecha y culminó en la recordada URSS. En Chile ocurre la contrario pero en un nivel menor, y es que cuando un tipo en la calle te dice “la Concertación y la Alianza son lo mismo” no está tan lejos de la verdad, el problema es que más que nada hacia el lado derecha de la balanza. Lo que hace falta aquí es que encontremos un nuevo balance, con nuevos actores y con la renovación de los antiguos. Para que se avance en Chile no sólo hace falta que nazcan nuevos partidos, sino que además se necesita que ocurra un nuevo fenómeno: la “izquierdización” de la derecha.

La dictadura en Chile dejó muchas secuelas, como el fenómeno antes analizado, pero sin duda el más relevante en la actualidad es la radicalización de la derecha chilena. Por un lado tenemos a la UDI, partido que cumple su rol como gremialista, pero por otro lado está Renovación Nacional. Este partido, supuestamente de centro derecha, no está cumpliendo su rol en el balance político actual del país, ya que como la otra cara de la derecha, debería ser quien representara a los sectores más moderados de dicho sector, actuando como árbitro, mostrando matices menos conservadores. ¿Pero qué ocurre? Diez y siete años de dictadura de derecha, sumado a la impunidad de Pinochet, le dieron legitimidad a los extremos, dejando como líderes a los sobrevivientes de este período. Carlos Larraín representa en carne y hueso la radicalización de la derecha, siendo tal vez el político de dicho sector con ideas y actitudes más retrogradas y conservadoras, y eso que ni me voy a dignar a hablar del alcalde Labbé.

Otra gran consecuencia de la dictadura es el sistema binominal, sistema creado supuestamente para lograr estabilidad política, pero que más que nada logra un estancado “empate” que nos lleva a lo más vergonzoso de nuestra democracia, que lograr consensos en el manejo de poder está por sobre el bien de país. Los estudiantes lo han dicho y muchos se están sumando: la política de negociaciones a base de consenso, más que estabilidad, le está haciendo un daño tremendo al país, debido a lo desequilibrado que se encuentra nuestro mundo político.

Actualmente vemos un escenario un poco más optimista. Como dije antes, el animal político que llevamos dentro está despertando, y es solo cuestión de tiempo para ver cambios reales en el país, pero no hay que olvidar que son procesos. Las actuales divisiones en la RN auguran un futuro no lejano en donde en la derecha efectivamente podría nacer un nuevo referente de carácter más liberal, basta ver las diferencias entre Carlos Larraín y Lily Pérez. Por otro lado, la victoria de Creando Izquierda en la Fech, que podría parecer poco, es un referente más de lo que se viene, un partido de izquierda desligado completamente de la Concertación y del PC, y que a diferencia del PRO, no se sustenta en una sola figura, como es el caso de Marco Enríquez-Ominami. Es así como se empieza un proceso que espero termine con la vergüenza que me da nuestra clase política, y que de una vez por todas nos guíe hacia un país más justo y digno para todos sin hacer diferencias, ya que para hacer cambios, más que neuronas, hacen falta buenas intensiones, y eso es lo más ausente de nuestros políticos.

Anuncios

Una respuesta a “Vergüenza Nacional: La política chilena castrada tras la Dictadura y el despertar del animal político en la sociedad.

  1. No me queda nada más primo que felicitarte por tus palabras y además, decir que no puede haber una democracia sin partidos, pues aun así como hay concertación y gente de izquierda que representan un gran porcentaje del pensamiento político chileno, aun existen por lo menos un 35% de chilenos con pensamientos de derecha. Por otro lado, sólo me queda expresarme como dice don Nicanor Parra:

    LOS SIETE CHANCHITOS
    (Himno Oficial del Movimiento Ecológico)
    1) Industrial y poeta capitalista
    naturalmente:

    CHANCHO CON CHALECO

    2) Agricultor sin inquietud ecológica
    qué duda cabe:
    CHANCHO CON CHALECO

    3) Ingeniero
    …………….. se ríe de la ecología
    prototipo del
    ….. CHANCHO CON CHALECO

    4) Comunista marxista leninista
    maoísta castrista jochiminista
    pinochetista
    refractario a la información ecológica
    lo siento mucho:
    ….. CHANCHO CON CHALECO

    5) Sacerdote que fuma como murciélago
    sin la menor consideración x el prójimo
    que me perdone Su Santidad:
    IMPERDONABLE
    ….. CHANCHO CON CHALECO

    6) Profesor y conferenciante
    excritor
    …………. para mal de sus pecados
    autoexcluido del Frente Ecológico
    no tiene vuelta:
    ……. CHANCHO CON CHALECO

    7) AUTORIDAD CIVIL 0 MILITAR
    indiferente a la realidad ecológica
    debe ser desenmascarada públicamente
    mono de nieve
    …….. CHANCHO CON CHALECO
    nauseabundo chancho con chaleco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s