Parashat Shlaj Lejá: Autoconfianza, Fuerza y Unión.

por MARCELO VAINSENCHER, Est. Diseño Gráfico, U. Ort, Uruguay.

 

BS’D

Durante estos días leímos la parashá “Shlaj lejá”, una de las más interesantes debido a los acontecimientos y las enseñanzas que relata.

“Moshe envía doce espías a la Tierra de Canáan. Estos vuelven cuarenta días después, cargando un enorme racimo de uvas, una granada y un higo, para reportar sobre una exuberante y bondadosa tierra. Pero diez de los espías advierten que los habitantes de la tierra son gigantes y guerreros “más poderosos que nosotros”; sólo Caleb y Iehoshúa insisten en que la tierra puede ser conquistada, como Di-s indicó. La gente llora diciendo que prefieren volver a Egipto. Di-s decreta que la entrada de Israel a la Tierra debe ser demorada por cuarenta años, tiempo durante el cual la generación entera fallecerá en el desierto.” [1]

Los espías informan a Moshé y al pueblo lo que vieron con lujo de detalles: las características de la tierra, las de los habitantes, tal cual les fue encomendado por Moshé, aunque luego dieron su opinión acerca de lo mal que se sintieron ellos mismos: “…éramos como insectos ante nuestros ojos, y así también éramos ante sus ojos.” (Bamidbar: 1, 14)

Los espías primero se vieron a sí mismos como insectos (en relación a los gigantes) y por lo que los gigantes también los vieron a ellos como insectos. Podemos aprender de esto que la “imagen” o el valor que las personas piensan de nosotros, es consecuencia de lo que nosotros transmitimos hacia ellas: si uno se ve a sí mismo como una persona débil e insegura es muy probable que las personas a su alrededor lo vean de esa manera. También ocurre lo opuesto: si nos vemos como personas seguras y confiadas, los demás también nos verán de esa manera.

En este episodio también aprendemos que cuando se nos presenta un problema, un desafío o un conflicto en cualquier área de la vida, además de evaluar que tan grande o grave es, nos subestimamos de tal manera que terminamos convenciéndonos a nosotros mismos que nunca lo lograremos resolver.

Volviendo a la parashá, vemos que no todos los espías opinan de la misma manera: Caleb y Iehoshua dan su visión, más motivadora y optimista, para enfrentar el desafío de conquistar la tierra. Caleb dijo: “Ciertamente subiremos y conquistaremos, pues sin dudas podemos hacerlo” (cap.1, ver.30). Claramente un mensaje de motivación para el pueblo, basado en la confianza y en la fuerza de la unión grupal, dos valores que deberíamos tener siempre en cuenta para resolver nuestros problemas y desafíos como pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s