Histórica y unánime votación de Diputados para rebajarse el sueldo

por NICO RIETHMÜLLER, Sociólogo, U. Chile. Est. Estudios Judaicos, Seminario Rabínico Latinoamericano.

En una insólita votación ocurrida hace sólo unos minutos atrás, la Cámara de Diputados de Chile, en total unanimidad, ha votado a favor de la petición formulada por la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, en orden a refundir la determinación de la dieta parlamentaria y remuneraciones de altos funcionarios y autoridades. 

La sesión estuvo fuertemente marcada por la citación al Ministro del Interior Andrés Chadwick, el cual recibió interpelaciones constantes a renunciar a su cargo, acusándolo como responsable principal de haber llegado a la desastrosa situación de caos actual, donde una protesta estudiantil de menores de edad iniciada la semana pasada lleva hoy 18 muertos a lo largo del país, entre ellos jóvenes estudiantes, y miles de personas detenidas y violaciones a los Derechos Humanos registradas. Pero no sólo se interpeló su incapacidad de gobernar, de escuchar, de llevar la crisis y constantemente empeorarla, sino además de declararse incompetente a continuar el proceso de reconstrucción nacional. 

La rebaja del sueldo de los altos funcionarios públicos es un símbolo claro, pero apenas un paso mínimo para reparar no sólo un modelo injusto impuesto en tiempos de dictadura, sino además una tergiversación del modelo de Estado que diseñaron sus creadores. Erasmo de Rotterdam escribió, hace ya 500 años atrás, “aquél que recibe la misión de gobernar los pueblos ha de ocuparse de los negocios públicos y no de los privados, y no ha de pensar en otra cosa que en la utilidad pública”. 

Ser político no puede ser sinónimo de enriquecerse, es una contradicción misma con la noción del Estado. Si la política la condujeran personas con real vocación política, con amor por la cosa pública, por la sociedad, el Estado, el Parlamento y los partidos políticos gozarían del respeto y la confianza de la sociedad, pero la clase política en Chile se ha suicidado de gula, ahogados en comerse su misma avaricia y ambición. 

Sólo el renacer de un nuevo pacto social podrá legitimar nuevamente a los políticos de nuestro país, un país donde no habrá lugar alguno para la impunidad de nadie. Sólo así seremos ciudadanos orgullosos de nuestros gobernantes.

 

Foto: Aton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s