Depresión

El mismo sistema que crea nuevas necesidades que deben ser consumidas para su satisfacción y que define lo que queremos consumir y lo que no, junto a prácticamente el total de nuestros comportamientos, es también el que crea nuestras experiencias de frustración.

Estar deprimido conlleva una serie de comportamientos definidos con una carga negativa. Lo aspiracional es estar siempre felices, con una vida social extenuante, o ser un espíritu emprendedor y activista. Pero aun así, es una enfermedad cada vez más cotidiana y común entre las personas.

La categorización y definición de ciertas actitudes y comportamientos como  enfermedades, hace necesario el establecimiento de tratamientos “necesarios” para curar a los enfermos y abre un nuevo mercado de consumo de drogas legales, una enorme industria de ganancias a costa de la salud de las personas.

Pero no solo las personas la sufren, sino que también las sociedades y las épocas, la economía y la cultura, la historia. El pesimismo y nihilismo de la edad posmoderna es un sentimiento global gracias a la misma globalización.

Si depresión es un estado de no hacer, el único remedio es el cambio radical.

 

Nico Riethmüller

Director – El Diario Judío

Anuncios

5 Respuestas a “Depresión

  1. Estoy en total desacuerdo con tu opinión, mas aun: me aterra lo que son sus conclusiones lógicas. Si es el estado, sociedad o sistema el causante de la infelicidad o falta de sentido, lo que se colige es que es este el responsable de procurar la felicidad y el sentido de la vida para todos nosotros.
    Mal olor tiene tu opinión, huele a “hombre nuevo”, a ingeniería social, a hospital psiquiátrico para los que se nieguen a ser felices….
    Debe haber otra solución a este puzzle, no la que planteas…..

    • Estimado Luis, el concepto de sistema es muchísimo más amplio y complejo que el de estado, lo que hace una diferencia significativa para comprender la Editorial, y no tratarlos como equivalentes. El estado en general es un mero títere del sistema actual, salvo unas pocas excepciones.
      Ojalá para el Estado fuera obligación procurar cosas más mínimas como necesidades básicas de salud, educación, vivienda, trabajo. La felicidad y sentido son conceptos subjetivos, pero las frustraciones sí provienen de un sistema con índices altísimos de competitividad, vanidad, liderazgo, consumo y todo tipo de presiones.
      La única solución que planteamos es la crítica y el cambio.

      • mal para un sociologo…”el estado es un titere del sistema actual…”, los estados son expresiones tangibles de un sistema, entre otras manifestaciones como la cultura y valores…, reflejando de paso las correlaciones de las fuerzas políticas y sociales (no siempre coincidentes), no quiero ser latero con precisiones, pero es a partir del abuso de conceptos y frases hechas, también de simplificaciones peligrosas, que poco a poco se va creando el ambiente para cosas atroces a partir de lo que se construye simbólocamente como lo “normal”.

  2. Estimado Luis, lo que se expone en este articulo, son algunas de las razones que llevan a la depresion, tanto en la escala individual como colectiva. Claramente vivimos en una epoca en donde priman conceptos como la proactividad, competitividad y emprendimiento, que se reflejan de manera equivocada creo yo en los estatutos laborales y que pasan a trasladarse al cotidiano y por tanto, a hacerse parte de tu vida. Creo que el trabajo siempre es digno y el hecho mismo de trabajar trae el rgullo de la felicidad, pero por otro lado, es precisamente el Estado, quien regula esta sobrecarga laboral y esta vision desequilibrada de lo que se entiende en una distorcionada relacion trabajo= felicidad, la cual tiene criterios de ejecucion tecnocráticos, pero que tiende a la explotación abusiva. Si el Estado bajo estos principios no causa depresión por lo que expongo, creo que quien no la padece, padece de conformismo.
    Por lo demás, afirmar ” que el estado es un títere del sistema actual” afirma la poca libertad con la que un Estado puede o tiene la capacidad de actuar frente a un sistema tan capitalista que no permite ningún cambio en su estratificacion de origen, como en “otra solucion al puzzle”.

    • Muy interesante este artículo de Nico Riethmüller, director de: eldiariojudío.com y los comentarios provocados. Realmente la Depresión es un mal que causa infelicidad a los que la sufren y a los que lo rodean, las causas son infinitas y existen elementos que aprovechan esta circunstancia para sus propios provechos, políticos, medicos, farmaceuticos, etc. El susodicho artículo, hace incapie en que el Estado (administración politica) es el culpable de la existencia de la depresión individual y/o colectiva. La solución de traer la felicidad a los ciudadanos depende de intereses políticos, económicos, educativos, solución de problemas generales de falta de empleo, hambre y miseria y sanidad. Muchos son los regimenes corruptos que aprovechan las anomalías para sus beneficios personales. La solución deriva de un plan mundial que luche para solucionar estos graves problemas y salvar ante nada las poblaciones más afectadas, como las de Africa. Los paises gordos han de despertarse, antes que sea tarde. FELIZ ES ANTETODO EL QUE ESTA VIVO!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s