Israel, grandes avances en temáticas LGBTI

por HOD Chile, Judíos por la Diversidad.  

 

“El apartheid sexual es un sistema legal de discriminación impuesto por regímenes patriarcales y teocráticos, quienes vulneran los derechos humanos de la diversidad sexual, bajo excusas y lineamientos dogmáticos. Según un artículo en Le Monde Diplomatique {1}, alrededor de 78 países en su mayoría regímenes islámicos, castigan con latigazos, cárcel y hasta con pena de muerte las relaciones entre personas del mismo sexo, datos que concuerdan con los proporcionados por ILGA y otras entidades” {2}.

Hace algunas semanas, un activista por la diversidad escribió un artículo titulado “Pinkwashing” sobre el supuesto “lavado de imagen de Israel” {3}. El autor señala en él que Israel busca distraer la atención del mundo, a través de estrategias estatales y planificadas, para integrar a las organizaciones LGBTI con el fin de mostrar el rostro más humano y amable de Israel y así encubrir el genocidio y “apartheid racial”.

En este contexto, este artículo busca contrarrestar análisis poco fundamentados que el activista hizo sobre las organizaciones LGBTI en Israel, haciendo mención de la nefasta situación en la que viven decenas de gays y mujeres bajo el Hámas y la OLP.

Israel no es un “paraíso” idílico de las libertades civiles para la comunidad LGBTI, como irónicamente sostuvo el activista en su artículo. El Estado de Israel, como cualquier país, ha tenido que enfrentar desafíos importantes para satisfacer a sus ciudadanos. Sin embargo, esta joven democracia, despenalizó las relaciones homosexuales en 1988 {4}, pocos años después que las grandes potencias mundiales y los países occidentales lo comenzaran a hacer. La edad de consentimiento sexual se redujo de 18 a 16 años, tanto para gays como para heterosexuales, en la nueva Ley de la Igualdad, precedente para todos los logros posteriores.

Si fuera cierto que Israel lava su imagen en temáticas LGBTI, fácilmente lo pudo hacer a finales de la década de los 80´s y principios de los 90´s bajo un lobby “gay friendly”. Sobre todo, porque durante estos años, se registraron importantes logros para las organizaciones gays de Israel: en 1992, el parlamento israelí prohíbe la discriminación por orientación sexual en los lugares de trabajo. En 1993, la Knesset {5} estableció un subcomité especial para resguardar los derechos civiles y ciudadanos de la población gay.

Durante ese año, mientras Yithak Rabin era primer ministro, se abolió la discriminación al interior de las FDI {6}, dando lugar a una incorporación plena de ciudadanos gays en todas las áreas del ejército. En 1994, la Corte Suprema reconoció los beneficios compensatorios de parejas homosexuales en el sector privado, los cuales fueron extendidos a la esfera pública en 1997, otorgando derechos a bonificaciones y seguros sociales al resto de la población gay israelí. Tales derechos se mantienen en vigencia hasta el día de hoy.

La televisión israelí se abrió al debate público sobre la homosexualidad durante 1997 y se prohibieron las expresiones homofóbicas en los medios de comunicación. Logro adjudicado a la Asociación para los Derechos Civiles de Israel. A partir del 2002, las parejas homosexuales pueden ser padres adoptivos gracias a una sentencia de la Corte Suprema.

Por último, en 2006 los matrimonios gays oficializados en el exterior son reconocidos por el Estado de Israel y las familias homo parentales pueden acceder a todos los beneficios fiscales {7}.

Las organizaciones judías de la diversidad nos dedicamos a hacer públicos los avances de un estado que ha progresado significativamente en derechos civiles para la población LGBTI. Nos encargamos de “esclarecer” {8} a través de charlas, talleres y conferencias, los avances que una pequeña democracia en Medio Oriente llevó a cabo en 67 años de haber sido creada, progreso que en países con más de 200 años de vida independiente aún no se han podido concretar.

Estos son los resultados del sionismo de Herzl, un pensamiento político que ha sido capaz de construir un hogar nacional judío, sin exclusiones ni diferencias, promotor de libertades y consensos: una tierra en donde los judíos nos sentimos plenos y emancipados. Este sionismo ha propuesto la concesión de tierras en aras de convivir en paz junto a sus vecinos, pero todo el tiempo, las respuestas han sido negativas y, más aún, amenazantes con consignas como: ¡los echaremos al mar!, el estado tiene los días contados {9}.

Es paradójico leer en el artículo “Pinkwashing” que, por una parte, “Israel esté expulsando a los palestinos de la región, perpetrando sistemáticos genocidios raciales como los relacionados al nazismo”, y, por otro lado, acoge en su interior a alrededor de 1 millón de árabes con derechos ciudadanos {10}, quienes según encuestas y entrevistas, no se unirían a un futuro Estado Palestino en la región, menos, abandonarían los privilegios de vivir en un país plurinacional y multiétnico {11}.

La misma situación no es igual para los ciudadanos árabes de pueblos aledaños a Israel, donde las viejas prácticas medievales y patriarcales conducen la vida de cada individuo y le someten abruptamente a normas morales, estéticas y religiosas, que en muchos casos son impuestas, bajo amenazas persuasivas de muerte, encarcelamiento o torturas, produciéndose un apartheid de carácter sexual y discriminatorio.

Según organizaciones de derechos humanos {12}, las persecuciones por parte de fundamentalistas a la población civil se incrementaron durante los últimos años, desde que el grupo islamista Hamás lanzara una ofensiva contra lo que denomina: “delitos de moral”, instaurando policías guardianes del decoro, siguiendo el ejemplo de Irán. El deseo de Hamás es imponer el uso del velo islámico en la mujer, que no fume en público, que no vista pantalones y no salga a la calle sin la compañía de un hombre, y que no practique deportes. Con respecto a los homosexuales, propone la imposición de castigos marciales {12}.

El Observatorio Amal señala en sus informes que alrededor de medio millar de homosexuales palestinos vive su identidad en secreto y asiste a encuentros clandestinos, o bien deben pedir asilo en Israel por miedo a ser asesinados por Hamás {13}. Las retrógradas legislaciones, que datan de 1936 condenan cualquier tipo de relación afectiva entre personas del mismo sexo, con penas que van desde 10 años de cárcel a más. El otro gran peligro de ser visibles está en la respuesta violenta por parte de la propia familia, quienes bajo la consigna del “honor”, toman la justicia en sus manos y asesinan a los jóvenes sorprendidos en relaciones “antinaturales”, y a las mujeres por mantener relaciones “pre-matrimoniales”, rechazar una propuesta matrimonial o haberse divorciado.

Es una hipocresía enarbolar la bandera por los derechos de la diversidad sexual, y a la vez apoyar los planteamientos homofóbicos de líderes que no aceptan normas de vida alternativos, con todas las libertades que eso implica.  Queda claro al leer detenidamente las declaraciones del co-fundador de Hamás, Mahmoud Zahar, quien señaló en 2011: “Ustedes en Occidente no viven como seres humanos. Ni siquiera viven como animales. Ustedes aceptan la homosexualidad. Y ahora nos critican?” {14}.

 

Fuentes:

1 Gabriel Girard, “Homosexualidad: de la pena de muerte al matrimonio legal”, Le Monde Diplomatique.2012, Consulta: 11-01-2014 http://www.lemondediplomatique.cl/Derechos-de-la-diversidad-sexual.html

2 ILGA, “Homofobia de estado”, International, Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association, 2010, Consulta: 11-01-2014 http://educatolerancia.com/pdf/ILGA-Homofobia_de_Estado_2010.pdf

3 Francisco Castillo, “Pinkwashing  y el lavado de imagen de Israel”, El Quinto Poder. Fundación Democracia y Desarrollo. Consulta: 15-02-2014 http://www.elquintopoder.cl/politica/pinkwashing-y-el-lavado-de-imagen-de-israel/

4 ILGA, “Legislations”, International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association, 2009, Israel. Consulta: 13-02-2014 http://ilga.org/ilga/es/countries/ISRAEL/Law

5 Parlamento israelí.

6 Fuerzas de Defensa de Israel.

7 Gay Tel Aviv. “Gay Rigths In Israel”, Gaytlvguide, 2000, Consulta: 13-02-2014http://www.gaytlvguide.com/start-here/gay-rights-in-israel

8 Hasbará del hebreo “esclarecer”.

9 Frases utilizadas por Gustavo Daniel Perednik en un debate televisivo sobre conflicto árabe – israelí: https://www.youtube.com/watch?v=upP9_NOUMz0

10 Anajnu, “La población árabe de Israel”, Portal Judío de Chile, 2007, Portal Judío, Recuperado: 14-02-2014 http://www.anajnu.cl/arabesenisrael2.htm

11 Israel Moskowitz, “Árabes israelíes: No queremos ser parte del estado palestino”, Por Israel. 2007. Consultado: 14-02-2014 http://porisrael.org/2014/01/09/arabes-israelies-queremos-ser-parte-del-estado-palestino/

12 Organizaciones con informes sobre la situación de homosexuales en Medio Oriente: ILGA Internacional, Amnistía Internacional, Amal observadores en países islámicos, Palestinian Centre For Human Rights.

13 Colegas, “Hámas persigue a los homosexuales en Gaza”, International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association, 2010, ILGA., Consulta: 15-02-2014 http://ilga.org/ilga/es/article/mxwBArd1Bk

14 Amal, “Apoya a los gays palestinos que solicitan asilo en Israel”, Observatorio de Derechos Humanos, 2012, Recuperado: 15-02-2014 http://www.amalhumanrights.org/amal-apoya-a-los-gays-palestinos-que-solicitan-asilo-en-israel/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s