Museo Interactivo Judío ante destitución de Ministro de Cultura

por ICMEMO Chile, International Committee of Memorial Museums in Remembrance of the Victims of the Public Crimes. Comité dirigido por Museo Interactivo Judío y Parque para la Paz Villa Grimaldi.

 

La destitución de Mauricio Rojas de su cargo como Ministro de Cultura, las Artes y el Patrimonio, a partir de sus controvertidas declaraciones acerca del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, nos permite, como capítulo chileno del Comité Internacional de Museos de Memoria en Recuerdo de las Víctimas de Crímenes Públicos, ICMEMO, una reflexión acerca del rol de los museos en términos de abordaje de un pasado de atrocidades y la relación entre institucionalidad en materia de cultura y sociedad civil.

Sobre este último aspecto, por un lado, nos parece destacable la reacción ciudadana frente a las palabras de Rojas. El rechazo fue transversal e inmediato, por parte, no sólo del Museo de la Memoria, sino que desde distintos sitios de memoria y actores sociales del campo de las culturas y las artes. El malestar sobre las críticas del ex Ministro son una positiva señal del consenso social que debe sustentar la cultura de derechos humanos, en especial, en lo concerniente a no tolerar el negacionismo y los cuestionamientos acerca de la veracidad de los hechos expuestos en el Museo de la Memoria.

Acerca de las críticas al Museo de la Memoria, en específico, como Comité consideramos que los dichos del ex Ministro representan una afrenta contra el rol de los museos como agentes de reinterpretación y educación histórica. Los museos congregados en ICMEMO Chile, entre los que se incluye al Museo de la Memoria, además del Museo Interactivo Judío y el Parque por la Paz Villa Grimaldi, son instituciones que se comprometen no sólo a recuperar y poner en valor la memoria de las víctimas de crímenes de Estado, o cometidos con el consentimiento de la sociedad, o en nombre de motivos ideológicos, sino que, además, a promover una perspectiva histórica que establezca, a través de la educación, fuertes vínculos con el presente. En ese sentido, cuestionar los contenidos o la forma de transmisión de un espacio museal como el Museo de la Memoria, constituye un acto de desconocimiento sobre el valor incondicional de los derechos humanos y una provocación política que no contribuye al diálogo democrático.

ICMEMO Chile, en base a su preocupación por el respeto y la promoción de instancias de conmemoración de las víctimas de violaciones a los derechos humanos, considera necesario rescatar el fondo de esta situación: ¿en qué medida el “Nunca más” está garantizado?

Al margen de la discusión político-partidista relativa a la destitución de Rojas, nos parece relevante reiterar el necesario entendimiento de la memoria histórica como un derecho que fortalece la democracia y potencia nuestra identidad como una sociedad que condena política, social y culturalmente la violación a los derechos humanos que significó la dictadura militar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s